Chuponearon a la fiscal de la Nación

Todo indica que la fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, también fue víctima de una interceptación telefónica planificada con el único objetivo de amedrentarla debido a la investigación que viene realizando actualmente sobre este caso y que ha llevado a la cárcel no sólo a marinos en retiro, sino también en actividad.

| 02 febrero 2009 12:02 AM | Política | 866 Lecturas
Chuponearon a la fiscal de la Nación
(1) El desplazamiento de la fiscal fue monitoreado por la mafia que la siguió para amedrentarla. (2)El suboficial Manuel Silva Silva se excusó de dar declaraciones.
Ese día Gladys Echaíz no usó vehículo oficial, tampoco llevó escolta, pero atacantes igual dieron con ella en peluquería.

Más datos

DETALLE

El suboficial Manuel Silva tiene 22 años de servicio en la PNP y hace siete años trabaja con la fiscal Echaíz. Es jefe del grupo No 1 de la escolta que está a cargo del comandante PNP Jesús Rojas. Ha recibido numerosos cursos de Protección de Dignatarios al estilo israelí y americano. Es casado y padre de tres hijos.
866

Efectivamente, los tres sujetos que la interceptaron tenían porte militar y actuaban como verdaderos “comandos israelíes”, exactamente el entrenamiento que siempre ha seguido la Marina. Pero eso no es todo. El seguimiento de su vehículo ha sido descartado debido a la experiencia de su jefe de seguridad, en ese momento, el suboficial 1º PNP, Manuel Silva Silva, especialista en protección de dignatarios al estilo israelí y americano y porque, asegura, según fuentes de la Dirincri que ningún vehículo la siguió en todo el camino a menos que haya sido en otra modalidad.

Es más, si la hubieran querido asesinar, lo hubieran hecho apenas salía de la peluquería y no lo hicieron y si le hubieran querido robar su vehículo, los tres sujetos los hubieran interceptado para obligarlos a bajar del vehículo, pero no. Este grupo esperó que Echaíz salga de su casa, en La Molina, con sólo dos miembros de su escolta, el suboficial Silva y su chofer Walter Lentz Callirgos, a bordo de una camioneta que no era oficial, Hyundai azul, modelo Tucson, como lo hacía algunas veces por voluntad propia y posiblemente para despistar.

Según fuentes policiales, este seguimiento, vía interceptación telefónica, se habría hecho minuto a minuto, y terminó cuando la comitiva fiscal llega a la peluquería (4:45 p.m.) que sólo su seguridad sabe y vía su RPM avisa a sus superiores que ‘Jefe estoy en el sitio. ‘Estrella’ (Echaíz) ha venido a cortarse el cabello’. Los sujetos armados se enteran y llegan hasta la cuadra 6 de a la Av. De la Policía, donde finalmente la esperan hasta que salga (7:45 p.m.) y teniendo en cuenta además que estaban a sólo una cuadra de la puerta de emergencia del Hospital de la Policía y el Hospital Militar.

LA PRIMERA tuvo acceso a la manifestación policial del suboficial Silva hecha en la División de Homicidios de la Dirincri de la cual rescatamos lo siguiente: confirma que estos sujetos actuaban como marinos. Que Silva hizo una inspección rápida de la zona y que sólo vio una vehículo estacionado a unos 30 metros del lugar, que la fiscal subió al asiento que está detrás del copiloto donde luego se sentó Silva y que en el momento que retroceden, este sujeto, tipo comando israelí, encañonó al chofer mientras que dos vehículos, una camioneta Suzuki azul, modelo 4x2, con lunas polarizadas y otra, Station Wagon, de color blanco, les cerraron el paso.

Silva, quien tenía su pistola HKP7, de 9 mm en la mano y rastrillada, apuntó al rostro de su atacante y disparó tres veces, pero este se agachó raudamente dejando la duda si lo hirió. Todo fue rápido. El vehículo de Echaíz salió en sentido contrario. La fiscal se tiró al piso mientras que Silva respondía a los disparos que salían de los dos vehículos, que luego huyeron hacia la avenida Gregorio Escobedo.

Callirgos, en tanto, lograba ingresar al hospital policial por la puerta principal de la avenida Brasil, es decir a sólo tres cuadras del lugar del atentado.

Consultado por el comandante PNP, Espinoza Rojas, de la Dirincri, si podía describir al atacante, Silva dijo era un tipo de 26 años, aproximadamente, tez trigueña, pelo ensortijado y corto. Ojos pardos o negros. De porte militar y que vestía un polo azul con cuello. Los otros dos sujetos de “contención” también tenían porte militar.

Efectivamente, peritos de la Dirincri informaron que el carro de la fiscal tiene entre 10 y 12 impactos de bala, pero que ninguna atravesó totalmente la carrocería, la fiscal Echaíz se encontraba en el piso, detrás del piloto.

Trascendió que esa misma noche, el ministro del Interior, Remigio Hernani, llamó al suboficial Silva para felicitarlo por su reacción rápida y precisa.

En tanto, el presidente Alan García se reunió ayer (8 a.m.) con Hernani, el director general de la PNP, Mauro Remicio, y los jefes de la Dirincri, Dircote, Dirandro, Seguridad del Estado, entre otros.


Lina Godoy
Redacción

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD