Chilenos insisten con Declaración de Santiago

El equipo jurídico de Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya insistió hoy en darle un supuesto carácter de tratado de límites marítimos a la Declaración de Santiago de 1952, para justificar la existencia de una "frontera marítima" con el Perú.

| 06 diciembre 2012 11:12 AM | Política | 1.1k Lecturas
Chilenos insisten con Declaración de Santiago 1140

“Esta declaración es y siempre ha sido un tratado, tal como lo define la Convención de Viena sobre la ley de los tratados”, aseveró Alberto van Klaveren, agente chileno ante ese tribunal, quien dio inicio a las exposiciones. Añadió que el inicio de esa supuesta “frontera marítima” por una línea paralela, se fijó desde el llamado Hito 1 que se encuentra tierra adentro, pero no hizo mención al Punto Concordia que se ubica en el sector donde la tierra se une con el mar.

Van Klaveren también cuestionó que el Perú pida a la Corte el reconocimiento de derechos soberanos exclusivos sobre el “triángulo exterior”, zona marítima que va más allá, dijo, de las 200 millas de Chile en el norte, y que este país llama “altamar”.

Aseguró, al respecto, que la Declaración de Santiago -suscrita por Perú, Chile y Ecuador para proteger su recurso marítimo- estableció la frontera marítima de manera completa y exhaustiva y no quedan áreas por delimitar ni reclamos por resolver.

“Este caso es acerca de interpretación y aplicación de tratados existentes: no hay espacios marítimos que requieran delimitación. Aquí se le pide a esta Corte que mantenga el principio de pacta sunt servanda (lo pactado obliga) y la estabilidad de una frontera marítima previamente establecida”, expresó ante los magistrados de La Haya.

Los alegatos del agente chileno buscan contradecir los argumentos del equipo jurídico peruano que durante las dos primeras audiencias en La Haya señaló que la Declaración de Santiago carece de naturaleza limítrofe, pues su objetivo fue para la protección del recurso marino. En esa oportunidad, la defensa peruana advirtió que Chile cambió el Hito 1 por el Punto Concordia como inicio de la frontera terrestre y para proyectar la supuesta “frontera marítima”.

Durante su alocución en el tribunal internacional, Van Klaveren argumentó, además, que cuando se completó la ejecución del Tratado de 1929, Perú aceptó que no existían más temas pendientes que resolver con Chile. Sin embargo, cabe mencionar que el citado tratado se refiere solo a límites terrestres y no marítimos.

En otro momento, destacó que Chile lleva sus relaciones con Perú basándose en los principios de buena fe, del respeto mutuo, y respeto de los acuerdos internacionales.

“Y hemos delimitado nuestra frontera marítima en 1952 por conducto de un tratado trilateral entre Chile, Ecuador y Perú, llamado la Declaración de la Zona Marítima o la Declaración de Santiago, en la que los tres estados fijan sus derechos en respecto a la zona marítima de 200 millas”, subrayó.

De igual manera, indicó que en 1954 los tres países acordaron otro convenio complementario, y luego, en 1968 y 1969 acordaron la construcción de torres de alineamiento que materializaban el paralelo de latitud que constituía la “frontera marítima”.

Finalmente, criticó que Perú no haya objetado durante 60 años la inexistencia de un tratado de límite marítimo, al considerar que “la insatisfacción sobre una frontera no representa un argumento suficiente” para llevar adelante un contencioso en La Haya.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD