Chile al borde de un ata que de nervios

Especialistas en temas internacionales afirmaron ayer que, luego de la impecable sustentación de los alegatos peruanos en La Haya, los chilenos están nerviosos porque su fundamentación ante el tribunal es frágil y tienen todas las de perder.

| 05 diciembre 2012 12:12 AM | Política | 1.5k Lecturas
Chile al borde de un ata que de nervios
Presidente Piñera sabe que no tienen la razón.
Luego de contundentes alegatos peruanos que desnudan la frágil defensa de chilenos.
1516

El analista Juan Velit indicó que la clase política chilena está expresando nerviosismo ante la solidez de los argumentos del equipo jurídico del Perú ante La Haya. “Hay un diputado chileno que ha desatado una serie de calificativos contra el agente Allan Wagner, porque la posición peruana es sólida”, dijo.

Velit se refirió así al diputado chileno Alberto Cardemil, quien dijo que “la exposición de Allan Wagner ha sido bastante ‘fome’ (aburrida), muy burocrática y con un inglés bastante deficiente ante la Corte, pero diciendo barbaridades, con una gran cara de palo”.

El excanciller Luis Gonzales Posada dijo que Chile no tiene argumentos sólidos para fundamentar que los convenios pesqueros de 1952 y 1954 tienen las características de los tratados marítimos de límites.

“Chile ha construido una ficción al sostener que los convenios pesqueros son tratados marítimos de límites. Un tratado de límites tiene que ser preciso, taxativo, puntual, concreto al señalar las coordenadas geográficas, debe tener la autorización de ambos estados”, remarcó.

Sostuvo que Chile ha construido un “tratado de límites” con el Perú sobre la base de acuerdos pesqueros que suscribieron estos dos países con Ecuador, para proteger sus mares de las grandes empresas dedicadas a la depredación de las ballenas.

“No hay tratados marítimos, como Chile plantea. El hecho concreto es que Chile no reconoce el principio de la equidad al proponer la línea del paralelo, tal como lo establecen las leyes del derecho internacional”.

El internacionalista Farid Kahhat afirmó que el equipo jurídico peruano puso en evidencia la debilidad de la posición chilena sobre la supuesta existencia de un “límite marítimo”.

Advirtió que Chile insiste en considerar la Declaración de Santiago de 1952 como un tratado de límites y, ante la evidencia presentada de que ese documento no tiene esa naturaleza, ha incluido otros documentos como parte de un presunto acuerdo fronterizo. Agregó que los documentos chilenos no especifican coordenadas, mapas consensuados, ni mucho menos fueron inscritos de manera bilateral ante las Naciones Unidas como acuerdos de límites. “Si Chile arma ese rompecabezas, le faltarían piezas”, subrayó Kahhat.

“Tampoco ha mostrado documentos oficiales que establezcan el paralelo como el límite marítimo, ni cartas de navegación o mapas señalando la frontera. Lo ha hecho recién a partir de 1989, después de que Lima planteó negociar el tema a través del embajador Juan Miguel Bákula”, declaró.

CHILENOS NERVIOSOS
El agente chileno, Alberto van Klaveren, intentó restarle peso a los argumentos presentados por Perú en el segundo día de los alegatos en La Haya, al asegurar que “nada de lo que hemos escuchado cambia la realidad” de los actuales límites marítimos entre Perú y Chile.

Sostuvo que “los argumentos peruanos son conocidos” e “incluso se pueden consultar”. “Cada uno de los puntos que ha planteado Perú esta mañana tiene respuesta, y esa respuesta la vamos a entregar, como corresponde, ante el tribunal a partir del jueves en la tarde”.

El diputado Jorge Tarud acusó al abogado Alan Vaughan Lowe de intentar destruir el “tratado” (convenio pesquero) del 52. “Intenta señalar que se estableció una decisión marítima y no limítrofe en ese tratado. Sin embargo, dentro de esa decisión, están claramente marcados los límites y lo que intentan ahora es destruir la posición chilena, avalada por los tratados”, dijo.

A su turno, el diputado chileno Iván Moreira afirmó que “esta es la segunda parte de un intento sostenido de Perú de tratar de no reconocer los tratados vigentes y de privar a Chile de los derechos que tenemos sobre los territorios marítimos y terrestres que demandan”.

“Ellos (Perú) desconocen la verdad jurídica, los tratados, el derecho internacional que siempre hemos respetado como país, el ejercicio de la soberanía, pero sus argumentos se van a ir derrumbando porque están erigidos sobre arenas movedizas”, indicó.



LAS EXPOSICIONES
Alan Vaughan Lowe, Michael Wood, Tullio Treves y Rodman Bundy sustentaron la posición peruana en la mañana. En la tarde (hora de La Haya) retomaron los alegatos Rodman Bundy y Alain Pellet, quien fue el encargado de cerrar la exposición del Perú ante La Haya. Chile expondrá los días jueves y viernes.



Alan Vaughan Lowe: Declaración del 52 no es tratado ni es de límites
El abogado británico Alan Vaughan Lowe reafirmó que la Declaración de Santiago o convenio pesquero de 1952 no menciona el establecimiento de límites marítimos. “La Declaración de Santiago no fue concebida como tratado, ni aún menos como tratado de delimitación marítima, trataba de los derechos de los recursos marítimos”, dijo.

“¿Cómo puede explicar la ausencia de (siquiera) una oración en las actas, en la que los estados participantes indiquen que se estaban delimitando las fronteras marítimas? No se puede creer que si las partes pensaban que habían resuelto las delimitaciones marítimas no hubieran dejado un indicio en el acta de la Conferencia de Santiago”, remarcó.

Sostuvo que Chile no ha podido probar la existencia de la suscripción de un tratado de límites en la Declaración de 1952. “Un país no acepta un acuerdo de límites inadvertidamente. Chile tiene que demostrar la existencia del límite. No ha podido probar esto”, reiteró.

Lowe indicó que Chile presenta “piezas de un rompecabezas que vienen de distintos rompecabezas y que por lo tanto responden a temas distintos de naturaleza práctica. No existe ningún acuerdo de límites y Chile no puede demostrar lo que no existe”, enfatizó.

Michael Wood: Informe chileno nos da la razón
El asesor británico Michael Wood citó un informe jurídico encargado por la Cancillería de Chile en 1964 sobre la declaración tripartita (con Ecuador) de 1952 que Chile invoca como definitorio del límite marítimo con Perú, que reconoce que ese documento no constituye un acuerdo de límites.

Señaló que en el “Dictamen Jurídico Bazán”, el asesor jurídico chileno “señalaba que en el punto 4 en la Declaración de Santiago no existe un pacto expreso para determinar las fronteras laterales de los mares territoriales respectivos”, apuntó.

Además, refirió, el documento chileno indica que el artículo 1 del acuerdo de 1954 “no supone un pacto en virtud del cual las partes hubieran establecido una frontera marítima y que no ha podido determinar cuándo y de qué manera se llegó a dicho acuerdo”.

Incluso se anexó un croquis de tres posibles líneas alternativas para fijar la frontera: el paralelo, la línea media y la perpendicular, añadió.

Wood sostuvo que Chile trata de construir un límite que a todas luces no existe. “La posición de Chile es absolutamente incierta, nada está claro, todo son impresiones, todo son dudas, si se mira bajo la lupa queda claro. Una frontera internacional no se puede basar en unas arenas movedizas de esta naturaleza”, subrayó.

“En ningún momento los mapas oficiales de Perú, antes o después de la resolución, anteriores o posteriores, presentan una frontera que siga la línea del paralelo, cosa que sería de esperarse de ser correcta la interpretación de Chile”, expresó.

Precisó que el convenio pesquero denominado Zona Especial Fronteriza Marítima de 1954, en el que se ampara Chile para sostener la existencia de un límite marítimo, fue un arreglo provisional conforme al derecho internacional.

Rodman Bundy: Chile imprimió mapas con frontera inexistente
El letrado norteamericano Rodman Bundy manifestó que Chile imprimió mapas que consignaban una frontera marítima inexistente con el Perú para depositarlas en las Naciones Unidas, pese a que no firmó un tratado de límites con el Perú.

Dijo que entre 1952 y 1992 Chile no emitió mapa alguno en el que pretendiera representar una frontera marítima con el Perú. “En todas sus cartas náuticas de los 70 y 80 Chile omite cualquier mención a un límite marítimo con el Perú. Chile no consideraba que existiera una frontera. Recién a mediados de los 90 Chile inicia la impresión de mapas en los que consigna una frontera marítima”, indicó.

Añadió que recién en el 2000 Chile depositó esos mapas que consignaban un límite marítimo con el Perú en las Naciones Unidas. “El Perú presentó una protesta. Chile sabía que no había una frontera y desde el memorando del embajador Juan Miguel Bákula, de 1986, conocía la posición del Perú en torno a la inexistencia de dicha frontera”, enfatizó.

El jurista refirió que la frontera marítima entre el Perú y Ecuador establecida en mayo de 2011 ofrece un resultado equitativo, “lo que no sucede con el paralelo que sostiene Chile como frontera marítima con base a la Declaración de Santiago de 1952 que no es, ni establece, en realidad, una frontera marítima”.

En la tarde, Bundy demostró con sólidos argumentos jurídicos que el punto de inicio del límite marítimo debe ser el Punto Concordia, donde termina la frontera terrestre conforme al Tratado de Lima de 1929 y los trabajos de la Comisión Mixta Demarcatoria de 1930, y no el hito 1, como pretende Chile y que está ubicado tierra adentro.

Tullio Treves: Estados reconocieron que no hay tratados
El jurista italiano Tullio Treves indicó en su exposición oral que Chile no rechazó el 23 de mayo de 1986 los planteamientos del embajador peruano Juan Miguel Bákula de la necesidad de establecer una frontera marítima con el Perú.

Precisó que Chile respondió en un comunicado de prensa que estudiaría la cuestión en su debido tiempo. “El 4 de noviembre de 2004 ambos países reconocieron que la delimitación era un tema jurídico respecto del cual ambos países tenían posiciones diferentes”, dijo.

“La importancia que daba el Perú al tema de la delimitación marítima sobre la base del principio de equidad generó la convicción de que era momento oportuno para plantear a Chile una negociación para establecer una frontera marítima”, remarcó.

Añadió que el Memorando Bákula es una primera propuesta de una negociación para el establecimiento de un acuerdo de delimitación marítima. “No plantea la renegociación de un acuerdo previo sobre límites marítimos, puesto que este último no existía, ni existe”, indicó.

Alain Pellet: Principio del derecho es la equidad
El abogado francés Alain Pellet sostuvo que Chile pretende privar al Perú de una parte de sus 200 millas con un tratado que no existe y recordó que el principio fundamental de la delimitación marítima es lograr una solución equitativa.

“La posición de Chile priva al Perú de su proyección hasta las 200 millas y además es manifiestamente inequitativa en el área de superposición. Esta línea privaría al Perú de aproximadamente 67,000 kilómetros cuadrados, y, más aún, desconoce los derechos soberanos del Perú en relación al llamado “triángulo externo” (28,356 kilómetros cuadrados)”, dijo.

Pellet sostuvo que la posición de Chile se opone al derecho internacional “sobre la base de la existencia de un tratado de límites que no puede exhibir, porque simplemente no hay tal acuerdo”.

“La posición de Chile amputa amplios espacios marítimos que corresponde al Perú. Chile no solo pretende que se le adjudique toda el área del solapamiento, sino que refuta el derecho del Perú a 28,000 kilómetros que están fuera de las 200 millas (de Chile) y a menos de 200 millas marinas del Perú”, recalcó.


Llamil Vásquez
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD