César San Martín: "Sentencia de Alberto Fujimori es irrevisable"

El expresidente del Poder Judicial César San Martín, quien presidió el tribunal que condenó a 25 años de cárcel al exdictador Alberto Fujimori, ratificó que esa sentencia es irrevisable. Sobre el caso de la matanza de El Frontón, perpetrada en el primer gobierno de Alan García, dijo que si la Corte Interamericana de Derechos Humanos resuelve la revisión de lo actuado por la justicia peruana, tendrá que hacerse, y aclaró que el tema está en manos del Ministerio Público.

| 12 marzo 2014 01:03 PM | Política | 1.4k Lecturas
César San Martín: "Sentencia de Alberto Fujimori es irrevisable"
Sentencia a Fujimori es irrevisable
1454

Aseveró también que solo a Carlos Ramos Heredia le corresponde valorar si es prudente su eventual postulación a la titularidad del Ministerio Público.

—¿Por qué considera que la condena a Fujimori no puede ser revisada?

—Un argumento que ha expresado la defensa públicamente se refiere a que la condena sería por delito lesa humanidad (que no fue mencionado en la resolución judicial chilena de extradición). Y afirma que, en consecuencia, hemos violado el principio de congruencia extradicional. Ese argumento es jurídicamente incorrecto y fácticamente falso. Baste leer la parte dispositiva de la sentencia. Y allí existe una absoluta congruencia entre lo que es el título de imputación, es decir, la acusación; y el título condenatorio, o sea, los delitos objeto de condena. Y estos son tres: homicidio calificado, lesiones graves y secuestro agravado.

—La Sala que juzgó a Fujimori y usted han advertido que cualquier revisión del fallo por supuesta incongruencia con la extradición sería ilegal y prevaricadora. ¿Si Javier Villa Stein lo hiciese, estaría incurriendo en este delito?

—No quiero referirme a ninguna persona. Si vamos a hablar de la acción de revisión de la sentencia, requiere dos grandes motivos: hechos o prueba nueva y hechos falsos con prueba que califique que estos son falsos. En el presente caso se dice públicamente, por la defensa, que son la supuesta incongruencia o vulneración del principio extradicional, que no existe. Y que la sentencia habría sido prefabricada, sobre la base de unos correos electrónicos en los que quien habla se comunica con peruanos que estudian en España. Y aquí he llegado a una conclusión razonable: si un juez anula o rescinde una sentencia y absuelve sobre la base de motivos legales no contemplados en la ley, pues incurre en un ilícito. Eso no significa amenaza, ni nada, sino la explicación de lo que significa la revisión y sus consecuencias legales.

—¿Cuál es el objetivo principal de los detractores de la sentencia a Alberto Fujimori?

—Bueno, es bastante claro. Aquí hay un objetivo de carácter político. Han fracasado todas sus iniciativas, incluso en el indulto final. Y ahora, a través de una interpretación absolutamente heterodoxa e ilegal de las causales y motivos de revisión, intentan revivir o mantener siempre presente la posibilidad de una libertad de quien está condenado.

—¿Cree que las maniobras de los defensores del condenado Fujimori logren su excarcelación?

—Si es que se invocan esos motivos, a partir de lo que se conoce, en estricto derecho, no.

—¿Usted sigue creyendo que el abogado de Fujimori, William Castillo, actúa con cierta ignorancia?

—Lo que he hecho es una calificación, a partir de conductas objetivamente expresadas. Ha sido una calificación fuerte pero creo que cuando se desconocen los rudimentos básicos de la revisión y cuando por eso se me ataca personalmente, y se me queja, creo que tengo el derecho de decir lo que académicamente corresponde. Lo que hay que reconocer y tomar en claro es que todos tienen el derecho a la tutela y a presentar las acciones que estimen pertinentes. Pero de ninguna manera tienen derecho a denostar, lesionar el honor de las personas e invocar razones que no corresponden a la verdad. Contra eso he protestado. Pero ahí queda el tema.

—¿Percibe usted alguna vinculación entre William Castillo y Vladimiro Montesinos?

—No le podría decir, pero yo sugiero, nada más, que lea la resolución que lo destituye del Poder Judicial, pero allí en ninguna parte, también lo digo, se habla del señor Montesinos. Yo no puedo, con la severidad que da mi cargo, hacer una afirmación, en ese sentido.

Sentencia a Fujimori es irrevisable

Fujimori fue condenado por homicidio calificado, lesiones graves y secuestro agravado.

SOBRE RAMOS HEREDIA

—¿Hay algún impedimento legal o ético para que Carlos Ramos Heredia pueda participar en la elección para el nuevo Fiscal de la Nación?

—Este es un tema de carácter general que involucra a la organización y autonomía del Ministerio Público. Y se ha dicho, por todos los juristas que han sido consultados, que legalmente no existe el menor impedimento para que el doctor pueda postular y, en su día, fuese elegido como Fiscal de la Nación. La pregunta es por un tema más amplio y complejo: la ética. Si es ético o no. Y eso tiene sus fisuras.

—En todo caso, ¿el parentesco lejano de Ramos Heredia con la primera dama Nadine Heredia podría constituirse en un problema para el Fiscal Supremo?

—Siempre es un tema a tratar. Pero ello no hace de su postulación una cuestión antiética. Habrá que hacer otro tipo de valoraciones, que a mí no me corresponden, para determinar si sería prudente o saludable para el Ministerio Público. Y eso le corresponde valorarlo al doctor Ramos Heredia. Pero tampoco se puede negar lo que la ley no le impide.

ALAN GARCÍA

—¿No causa daño a la administración de justicia que el Ministerio Público, y el resto del sistema jurisdiccional, traten con aparente benevolencia a Alan García?

—Esa pregunta tiene una afirmación: que el trato es benevolente. Hasta donde llega mi información se trata de una acción de amparo, entiendo que la interpuso cuestionando algunas decisiones o las actuaciones de la comisión parlamentaria que lo investigó.

—Le señalo benevolencia hacia García por los antecedentes relativos a la prescripción de sus delitos y el caso de la matanza de El Frontón, entre otros…

—En lo que se refiere a la prescripción no se trata de crímenes de lesa humanidad. Y si está prescrito, pues está prescrito. Ese es un tema decidido. Nadie puede ir contra un caso que ya está prescrito, porque el poder punitivo del Estado tiene límites. En cuanto al tema de El Frontón eso está pendiente en la sede judicial, aunque entiendo que la Fiscalía no ha decidido abstenerse de acción penal contra él. Pero la última palabra la va a tener la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Si la Corte Interamericana dice que hay que seguir investigando y que se haga contra el que fue jefe de Estado, cosa muy difícil y muy compleja, pues tendrá que hacerse. Pero ese un tema del Ministerio Público, no del Poder Judicial. Si se considera que esa investigación es insuficiente, insatisfactoria, mezquina o falta de rigor, para eso están las vías legales y acudir a la Corte Interamericana para establecer si lo que ha hecho el Estado peruano, a través de su Ministerio Público, es correcto o incorrecto.

CASO GAGÓ

—¿Qué opina usted sobre el caso Gagó? El exprocurador anticorrupción Julio Arbizu estima que este parlamentario habría cometido el delito de colusión, penado hasta con 15 años de cárcel.

—En ese caso digo, con el cuidado que debo tener, porque puede judicializarse y podría eventualmente estar en mis manos, que hasta ahora está investigándose en el Ministerio Público. Esperemos. El tiempo nos permite decir que hay muchas cosas que van ir decantándose y pueden ir explicándose. Pero hay que tener prudencia. Como juez me corresponde silencio y prudencia ante el caso. Él tiene el derecho a la presunción de inocencia, pero también los órganos jurisdiccionales tienen la potestad de investigar cuando consideren que un hecho y una conducta, es presuntamente delictiva.

LA PARADA

—¿La Municipalidad de Lima ha incurrido en alguna irregularidad en la clausura del exmercado mayorista de La Parada?

—El Poder Judicial en un hábeas corpus, en primera instancia, ha sostenido que no. Saben ustedes muy bien que la municipalidad tiene un “poder de policía”, en un concepto amplio del derecho administrativo. Y si, dentro de sus líneas políticas de cumplimiento, y siguiendo los trámites propios del derecho municipal, decide clausurar, pues está en su derecho. Y si alguien quiere cuestionar ello, que vaya a la vía judicial. Lo que acá está pasando es que el imperium que la ley reconoce al Municipio de Lima está siendo ejecutado por ella. Gracias a Dios, sin sangre, sin violencia y con firmeza.

—¿Cómo hacer que las sentencias del Poder Judicial sobre parlamentarios en ejercicio, como el caso de Cecilia Chacón, sean cumplidas efectivamente, sin la interferencia o protección del propio Parlamento u otros poderes del Estado?

—Más allá de nombres, nuestro sistema constitucional, de reconocimiento de la autonomía del Poder Judicial y la independencia de jueces, tiene como premisa de que los mandatos judiciales deben ser cumplidos. En el caso que usted menciona (el de Cecilia Chacón), se da una circunstancia muy específica: la diferencia de aplicación de los dos Códigos de Ejecución Penal (el anterior y el que está entrando en vigencia) para la aplicación de la sanción inhabilitadora. Ante esta pluralidad de normas… cuando se trate de figuras homólogas y de una misma situación, se aplica la norma más favorable. En consecuencia, mientras no esté firme la decisión no puede ejecutarse y está en suspenso la inhabilitación. Pero ninguna autoridad puede desobedecer una decisión judicial firme.

NADINE HEREDIA

—¿La ley le permite a la primera dama Nadine Heredia postular a la presidencia de la República en las elecciones del 2016?

—Esa es una decisión que, en su día, tendrán que resolver los órganos electorales y tal vez los órganos que administran justicia constitucional. En principio, digo, hay una ley que expresamente lo prohíbe. Y esa ley, o debe derogarse o debe inaplicarse, en el caso concreto. Es un motivo de honda discusión que, creo, más que un problema de orden jurídico, que lo es, es un tema de indudables ribetes políticos, y de vigencia y fortalecimiento de nuestro sistema institucional.

No pidan una justicia del siglo XXI con un presupuesto del siglo XIX

PJ NECESITA UN PRESUPUESTO MÁS ADECUADO

No pidan una justicia del siglo XXI con un presupuesto del siglo XIX

—¿La Corte Suprema ganará el pulso al Ejecutivo y al ministro Luis Castilla, en el tema del presupuesto del Poder Judicial?

—Siempre es un tema de tensión constante, histórica y permanente entre el Ejecutivo que maneja la caja fiscal, y el Poder Judicial que, en ejercicio de su autonomía, y para cumplir con sus fines constitucionales, siempre exige un presupuesto debidamente sustentado. Y en los debates siempre este presupuesto es disminuido, y eso afecta nuestro quehacer para satisfacer las exigencias ciudadanas. ¿Ganaremos esta jornada?, pues no lo sé. Pero que los jueces supremos estamos unidos a nuestro presidente del Poder Judicial para lograr que nuestro presupuesto sea lo razonable para cumplir con nuestras metas, sí.

—¿Pero, por qué persiste el portafolio de Economía y Finanzas en no atender sus demandas presupuestales?

—Nos molesta a los jueces cuando se nos exige que vayamos a cien (kilómetros) por hora, pero nuestro motor solamente puede ir a 20 por hora. No pidan una justicia del siglo XXI con un presupuesto del siglo XIX. Es claro.

—¿La Corte Suprema cumplirá su advertencia de enjuiciar a Luis Castilla por lo que ha sido considerado como un empecinamiento de éste en incumplir la Constitución, respecto a este asunto?

—Fíjese. No vamos a entrar en este nivel tan duro de anunciar acciones penales. Pero sí creo yo que estamos en la obligación, con nuestros jueces y la ciudadanía, de actuar con firmeza y, sobre todo, con sabiduría, para convencer a quienes tienen el poder de la caja fiscal de la necesidad de lograr mayores recursos. Y seguiremos exigiéndolo hasta que finalmente se cambie la Constitución y nos den un monto fijo determinado, para evitar este tipo de discusiones constantes. Por eso, pedimos sensibilidad. Y nosotros nos comprometemos, como siempre lo hemos hecho, a impartir una justicia más rápida y predecible. Es nuestra responsabilidad.

Javier Soto


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital