Cerco en recta final

La maquinaria de demolición mediática de la prensa conservadora, por encargo de la clase política y los poderes económicos y financieros, contra el presidente Ollanta Humala, su administración y colaboradores que defendieron el programa original de gobierno ofrecido a sus electores y el pueblo peruano, no se va a detener hasta lograr su total copamiento o su salida violenta del poder.

| 14 marzo 2012 12:03 AM | Política | 4.8k Lecturas
Cerco en recta final
La campaña apunta directamente al presidente Ollanta Humala.
Medios conservadores y poderes fácticos están dejando solo al mandatario para cumplir sus objetivos procontinuidad.

Más datos

Contra progresismo

El analista Santiago Pedraglio refirió igualmente que existe cierta intencionalidad de la derecha y de sus medios de comunicación afines, por criticar cualquier atisbo de progresismo en la gestión presidencial. “Por supuesto que sí hay cierta intencionalidad de la derecha mediática contra Humala. Pero no todo el tiempo pasa lo mismo”, anotó.
4836

Así lo señalaron a LA PRIMERA los analistas políticos, Eduardo Toche y Sinesio López, quienes especificaron que el cerco contra Humala ha ido estrechándose cada vez más, luego de iniciarse con los ataques constantes y sostenidos contra los ministros progresistas del gabinete de concertación nacional que dirigió Salomón Lerner, las arremetidas con los asesores de izquierda, para terminar con la embestida contra el presidente del Legislativo, Daniel Abugattás.

Estimaron que este cargamontón de acciones concertadas no se detendrá con el ataque a Abugattás, puesto que el objetivo final de esta oscura trama estaría destinado a las más altas esferas del poder.

El analista político Eduardo Toche indicó que los medios conservadores y los poderes económicos han dirigido todas sus baterías en procura del debilitamiento del poder presidencial, con el desembozado propósito de cooptarlo totalmente, pues, anotó, ya había iniciado este proceso, al designarle a Luis Miguel Castilla y Julio Velarde, como ministro de Economía y presidente del Banco Central de Reserva (BCR), respectivamente.

“Evidentemente, hay una campaña coordinada. No tiene sentido y no es dable ver a un conjunto de medios de comunicación planteando las mismas informaciones y el mismo enfoque (contra todo lo que signifique el menor atisbo de progresismo en la administración de Ollanta Humala)”, subrayó.

Toche ilustró también que la ofensiva de cooptación y aislamiento de cierto sector político se intensifica precisamente cuando los conflictos sociales y medioambientales en el interior del país vuelven a resurgir.

“Es una campaña empeñada y sostenida por los poderes económicos y mediáticos conservadores, en la que estos analizan la posibilidad de hasta dónde pueden llegar para debilitar lo máximo posible al presidente, a fin de forzarlo a aceptar todos sus condicionamientos y postulados neoliberales, en lo económico; y ultraconservadores, en lo político”, remarcó.

En síntesis, refirió que lo que busca la derecha es cercar definitivamente al jefe de Estado y determinar los rumbos políticos que adopte su administración gubernamental.

COPAMIENTO EMPEZÓ CON CASTILLA
Por su parte, Sinesio López recordó que la derecha económica obtuvo su “primer gran objetivo” cuando Ollanta Humala invitó a Luis Miguel Castilla y Julio Velarde a participar en el gobierno. “Velarde en el Banco Central de Reserva (BCR) y Castilla, en el Ministerio de Economía (MEF), es ya un enorme avance de la derecha. Y, con esta decisión, Ollanta consideró que dejaba de ser ‘chavista’ para pasar a ser el estadista”, apuntó.

Explicó también que cuando se organiza el gobierno, de inmediato el ala izquierda del gabinete disgusta a la derecha, especialmente la política y mediática. “E inician una campaña de demolición contra ésta y, otra vez, Ollanta cede para desalojar del poder al gabinete Lerner y extender el poder de Castilla, con lo que la derecha hace otro avance”, detalló.

López sostuvo que, no obstante este gran segundo avance en el copamiento del poder, la derecha política y mediática no pudo acceder directamente a éste, por lo que, alertó, en esta tercera etapa ya se han trazado este propósito, con lo que completarían el cerco absoluto a Ollanta Humala.

“No sé si en esta tercera fase del copamiento, Ollanta va a ceder terreno. Pero si la derecha política y mediática logra entrar en el gobierno nacional, entonces dejará de tener las dudas que aún expresa hacia el presidente. Principalmente, sobre la posibilidad aún remota que dé marcha atrás (en su orientación proconservadora)”, puntualizó.

El analista advirtió que si esta derecha política-mediática completase el cerco y logra ingresar al gobierno y controlar totalmente el Estado, entonces quedarán despejadas las últimas dudas sobre el presidente. “Y, a partir de allí, Ollanta será definitivamente para ellos, un buen gobernante. Y haga lo que haga será cubierto, a la vez que desaparecerá el peligro del díscolo de su hermano Antauro, porque todo quedará controlado por la derecha”, enfatizó.

Del mismo parecer fue el exdiputado, Edmundo Murrugarra, quien alertó que el blanco directo de esta vasta ofensiva derechista contra la concepción del programa de inclusión social con crecimiento económico del actual gobierno es el propio presidente, Ollanta Humala.

ALGUNOS CASOS CLAVES
El tema del viaje de Alexis Humala a Rusia fue explotado al máximo hasta que el presidente Ollanta dijera que Castilla iba a ser ministro de Economía y Velarde, presidente de BCR.

El escándalo protagonizado por Omar Chehade fue aprovechado por todos los medios conservadores hasta alejarlo completamente del mandatario.

A Ricardo Soberón lo desprestigiaron sin base alguna a tal punto que tuvo que renunciar de manera forzada para dejar la jefatura de Devida.

Aída García Naranjo fue estigmatizada de manera exagerada aprovechando malamente un baile con el “Puma” Carranza.

Intentaron mancillar la honra de Marisol Espinoza inventando el caso del tomógrafo.

Continúan los ataques virulentos y sin fundamentos contra el presidente ejecutivo de EsSalud, Álvaro Vidal.

El exasesor Carlos Tapia fue prácticamente expulsado del entorno presidencial luego de una campaña mediática.

Inventaron un viaje a Cuba de Daniel Abugattás para enlodarlo y anularlo políticamente porque no pudieron doblegarlo con la conjura contra el programa de los gestores.

Aprovechamiento desmedido del tema Antauro es ahora el tema central de todos los medios conservadores. El objetivo es aniquilar la imagen presidencial.


Javier Soto
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD