Castigan a Martha Chávez

Pleno del Parlamento sancionó a congresista fujimorista con 120 días de suspensión, por haber interrumpido a gritos desaforados el mensaje inaugural del mandatario Ollanta Humala.

| 03 agosto 2011 12:08 AM | Política | 2.2k Lecturas
Castigan a Martha Chávez
(1) Congresista fujimontesinista fue suspendida del Congreso por 120 días. (2) Vicepresidenta habla claro.

Más datos

Según una última encuesta de la empresa Imasen, difundida el 31 de julio, el 68.5 por ciento de la población urbana del país rechaza el comportamiento de los legisladores fujimoristas durante la juramentación del presidente Ollanta Humala.

DETALLE

El director ejecutivo de Aprodeh, Francisco Soberón, sostuvo que las diversas bancadas del Congreso y la sociedad civil deben permanecer vigilantes ante deplorables actitudes antidemocráticas y autoritarias, como la de la parlamentaria fujimorista Martha Chávez, que pretendió deslucir el acto de juramento del presidente Ollanta Humala.
2271

La congresista fujimorista Martha Chávez fue sancionada ayer por decisión mayoritaria y plural del Congreso en sesión cerrada, que no es lo mismo que reservada o secreta, por 120 días, por haber causado desorden en el Parlamento durante el mensaje inaugural del presidente Ollanta Humala del pasado 28 de julio, informó el legislador Fernando Andrade.

Andrade precisó que la sesión de anoche no fue reservada porque los hechos que trataron en el pleno eran públicos.

Chávez estuvo en el pleno del Congreso y en un momento quiso condicionar su pedido de disculpas a fin de evitar la sanción pero los congresistas siguieron adelante con su determinación de imponer la sanción que los peruanos piden mayoritariamente.

Fuentes del Parlamento dijeron a este matutino que Chávez decía estar dispuesta a pedir disculpas al pleno, pero exigía que el presidente Ollanta Humala diga que se allana a la Constitución del 93.

Sin embargo, Chávez después de que fue sancionada indicó que no se retracta de su actitud en el Congreso porque, dijo, ella solo defendió la Constitución del 93. Sostuvo que en el pleno iba a excusarse por lo prolongado de su reclamo, pero que no la dejaron.

VELÁSQUEZ Y LEÓN CON CHÁVEZ
A la sesión cerrada asistieron 117 congresistas de los cuales 72 de casi todas las bancadas votaron a favor del castigo; 35 votaron en contra y 10 se abstuvieron. La legisladora fujimorista Cecilia Chacón informó que 33 fujimoristas acudieron al pleno y votaron cerradamente contra la sanción.

A los fujimoristas, indicó, se sumaron dos apristas que la legisladora no quiso identificar. Sin embargo, el congresista Alejandro Aguinaga refirió que fueron Luciana León y Javier Velásquez.

El vocero fujimorista Rolando Reátegui sostuvo que la sanción a Chávez fue arbitraria, por lo cual su bancada recurrirá a las instancias necesarias para defenderla. Agradeció a la bancada de la Alianza por el Gran Cambio porque, dijo, ésta pidió que la sanción fuera solo 60 días. Sin embargo, no se opuso al castigo aprobado.

La propuesta de sancionar a la mencionada parlamentaria fue planteada por los integrantes de la Mesa Directiva del Congreso que consideraron que Chávez empañó la imagen del país y del Parlamento al interrumpir en forma grosera y descomedida el mensaje del presidente Humala a la Nación.

El vocero de Gana Perú, Fredy Otárola adelantó que la medida fue propuesta por los voceros de cuatro bancadas ante el Consejo Directivo debido al escándalo que armó Chávez en el hemiciclo durante la juramentación del presidente.

QUISIERON VICTIMIZARSE
Antes de la sesión cerrada, en un desesperado intento por blindar a Martha Chávez, una de sus figuras más representativas, el fujimorismo no tuvo mejor salida que intentar victimizarse, para lo cual sus voceros acusaron al resto de bancadas congresales y, en especial, a la oficialista y al toledismo, de buscar acallarlos y disminuirlos para repartirse las comisiones parlamentarias a su antojo y preparar una serie de medidas contra de la estabilidad del país.

Es más, en su afán por justificar el condenable comportamiento protagonizado por Chávez el pasado 28 de julio, los fujimoristas afirmaron que una sanción pondría en riesgo la democracia y la libertad de expresión en el país.

El vocero de la bancada fujimorista, Rolando Reátegui, encabezó la conferencia de prensa, junto a los legisladores Cecilia Chacón, Julio Gagó, Leyla Chihuán, Carlos Espadaro, entre otros.

Llamó la atención que la congresista Luz Salgado no formara parte del grupo, pues permaneció sentada como una espectadora más. Aunque no pudo dejar de afirmar al final del evento que ella será “la próxima víctima”.

Reátegui se ufanó en afirmar que las otras bancadas, Gana Perú, Alianza Parlamentaria, Solidaridad Nacional y Alianza por el Gran Cambio solo perseguían “bajarle la llanta” a su agrupación porque es supuestamente la única que lucha por el estado de derecho.

“En una sesión reservada se quiere ajusticiar a Martha Chávez”, argumentó siempre con la intención de minimizar el comportamiento desmesurado de la referida legisladora.

Otro de los argumentos esgrimidos en defensa de la polémica parlamentaria fue que no se respetó el debido proceso para optarse por una sanción en su contra, pues según el legislador Espadaro el presidente del Congreso, Daniel Abugattás, debió primero llamarle la atención y, si ella insistía reconvenirla y, finalmente, pedirle que abandone el hemiciclo. Para ello mencionó el artículo 61 del Reglamento Interno del Congreso.

Espadaro aseguró que, en todo caso, la actitud de Chávez debió ser evaluada por la Comisión de Ética del Congreso y no por el pleno. A coro los fujimoristas advirtieron que acudirían al Poder Judicial de concretarse la suspensión.

El guión de defensa usado por el fujimorismo fue rápidamente desbaratado por los parlamentarios Luis Iberico (Alianza por el Gran Cambio) y Rosa Mavila (Gana Perú), quienes aclararon que el citado artículo está referido a actos irregulares ocurridos en sesiones ordinarias y no para sesiones solemnes como fue el caso. Además, agregaron que era ilógico pedir la intervención de la Comisión de Ética cuando la misma aún no está instalada.

GOLPISTAS DEFENSORES DE LA DEMOCRACIA
La legisladora de Gana Perú Marisol Espinoza sostuvo que resulta irónico que “unos golpistas”, ahora pretendan presentarse como defensores de la democracia, mientras el segundo vicepresidente, Omar Chehade, de forma enfática, precisó que “es falso” que se busque acallar a los fujimoristas.

A su vez, el congresista Javier Diez Canseco les respondió irónicamente “ahora dirán que Hugo Chávez está detrás” antes de recordar que Martha Chávez además instó a las Fuerzas Armadas a dar un golpe de Estado al flamante gobierno de Ollanta Humala.


Vilma Escalante
Redacción

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD