Casi nada incrimina a sospechosos presos

La captura de los supuestos autores del ataque a la fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, continúa generando dudas. Si bien la Policía ha deslizado la versión que se trataría de delincuentes que asaltan bajo la modalidad de “raqueteo” (siguen a sus víctimas en auto y les arranchan carteras, billeteras y en algunos casos roban carros), los casquillos de bala encontrados en la camioneta de Echaíz provienen de armas utilizadas por militares o pistoleros profesionales y no corresponderían a las municiones encontradas al principal sospechoso Michael Ricardo Portales Escobar (25), alias “Loco Michael”.

| 06 febrero 2009 12:02 AM | Política | 952 Lecturas
Casi nada incrimina a sospechosos presos
Fiscal de la Nación luego de recibir un homenaje en la Molina.
Policía sigue con las investigaciones y crecen las dudas sobre la captura.
952

Según el parte policial que reporta las capturas realizadas por el Departamento 1, equipo 5 de la División de Robos de la Dirincri, el ‘Loco Michael’, al momento de la captura, cerca de su vivienda, tenía una pistola con cacerina con cinco balas calibre 38 y 15 municiones que pertenecerían a un fusil G3 de largo alcance. Que no se parecen a las de un arma Parabellum usada en el ataque.

El documento policial señala que el “Loco Michael” fue el único detenido con armas, pues a los demás sólo les encontraron PBC y marihuana. Portales llevaba 3 “quetes” de PBC y 3 de marihuana, William Ríos Quiñónez (30) 3 envoltorios de PBC y dos de marihuana y César Flores Escobar (27) 4 “quetes” de PBC y dos de marihuana.

La Policía
Como el identifac no coincide con el detenido, a pesar que a éste lo arreglaron y peinaron para que se parezca al sujeto que el suboficial Silva describió en su primera manifestación, es decir, un hombre con porte y actitud militar, trigueño y con cabello corto ensortijado, la fiscal duda de que el detenido sea realmente su atacante porque para ella “no ha sido un simple asalto”.

Es más, el comandante de la Policía, Jesús Rojas, de la División de Homicidios de la Dirincri, que inicialmente llevó el caso, también advirtió que “hay algo que no cuadra” en estas detenciones pues recién están buscando los antecedentes, lo que llevaría a pensar que la policía ha seguido las pistas equivocadas con el único afán de cumplir con un pedido expreso del ministro del Interior, Remigio Hernani, quien incluso habría dado un plazo de tres días para las investigaciones.

Al cierre de esta edición, se supo que agentes de la Dirincri se aprestaban a allanar un inmueble en Santiago de Surco donde el detenido Portales Escobar vive con su pareja y también una vivienda en Huaral, debido a que los sospechosos aseguran que el día del atentado a Echaíz estuvieron allÑ

La abogada de los sospechosos, Rosenda Barrera, permaneció con ellos hasta la medianoche insistiendo en que hay un intento de cubrir el escándalo del ataque a una autoridad tan importante como la fiscal de la Nación, quien no se desplazaba en un auto blindado como lo exige su cargo, debido a los casos que lleva adelante personalmente: interceptación telefónica y narcotráfico.

Fuentes de Seguridad del Estado informaron que desde el martes aumentó a 15 el número de custodios de la fiscal Echaíz con la llegada de un capitán (antes eran 14), mientras sus hijos cuentan con seis miembros de seguridad a su disposición y el único que no quiere ser resguardado es su esposo Flavio Núñez Izaga.

“Espero que la Policía me llame”
La fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, sostuvo anoche que espera que la Policía la cite cuanto antes para que identifique a los detenidos el jueves en Villa El Salvador y aclare si son o no los que la atacaron la noche del pasado sábado.

Echaíz reiteró que su convicción es que la agresión que sufrió no fue un robo ni un asalto como cree un sector de la Policía; con lo que dio a entender de que ella piensa que se trató de un atentado contra su vida.

“Yo espero que la Policía me cite como la ley manda para que yo misma pueda reconocer entre los detenidos a una de las personas que me atacó, porque yo tengo su rostro en la memoria”, indicó la fiscal.

“La Policía tiene su versión y yo la mía”, declaró ante la insistencia de un sector de la Policía en sostener que se trató de un robo.

Cuando la prensa le preguntó si está satisfecha por la detención de uno de sus posibles agresores dijo: “Espero que se llegue a la verdad”. “No puedo identificar al presunto autor por las publicaciones en los diarios locales, ni por la televisión”, respondió.

Familia denuncia maltrato
Esther Nina Quispe denunció que agentes de la Dirincri dañaron psicológicamente a su hijo Antonio A. N., de 15 años de edad, pues en el momento de la intervención de la casa de “Loco Michael”, ubicada en Villa El Salvador, lo sorprendieron, lo agarraron de los cabellos, lo patearon y hasta lo amenazaron con un fusil amenazándolo constantemente.

“Lo llevaron a la Dirincri, lo tuvieron solo en un calabozo hasta las 4 de la tarde y lo soltaron a las 11 de la noche. Ahora no quiere ni salir a comprar el pan porque tiene la idea que todos lo miran y que creen que es un malhechor y eso no es cierto”, dijo a LA PRIMERA la madre del menor que cursa el tercer año de secundaria.

Lina Godoy
Redacción

Loading...


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD