Captura de sospechosos dejan demasiadas dudas

Agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (Dirincri) detuvieron ayer a cinco sospechosos de haber participado en el atentado que sufrió la fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, el último sábado, en Jesús María. Si bien uno habría sido identificado por el custodio que repelió el ataque, las características del resto no necesariamente coinciden con la descripción de los atacantes, de acuerdo a las versiones iniciales del suceso, que descartan la participación de un adolescente de 14 años de edad, cuya detención parece insólita.

Por Diario La Primera | 05 febrero 2009 |  1.8k 
Captura de sospechosos dejan demasiadas dudas
(1) El detenido César Flores es conducido por la Policía. Los detenidos fueron llevados al médico legista. (2) Premier habla sobre ataque.
Los detenidos no coincidirían con el identifac elaborado por la Policía. Uno de los capturados es un menor de apenas 14 años.

Más datos

DETALLE

Trascendió que el chofer de la fiscal Echaíz, Walter Lentz, pasó de contratado a planilla como premio a su valerosa acción pero el suboficial Manuel Silva Silva, hasta la fecha, no ha sido distinguido con ningún honor y menos propuesto para un ascenso por acción distinguida.

En el momento que agentes de la Dirincri allanaban las viviendas de los detenidos en Villa El Salvador, el jefe de esa dependencia, general PNP Eusebio Félix Murga, presentaba a una banda de robacarros, a unas cuadras del lugar.
1838  

Por otro lado, las detenciones también resultan extrañas porque el seguimiento al supuesto cabecilla Michael Ricardo Portales Escobar, de 25 años de edad, a quien se le sindica como la persona que encañonó al chofer de la fiscal, Walter Lentz, y que luego se batió a tiros con el suboficial Manuel Silva, consistió en filmarlo y hacerle fotos en las inmediaciones de su vivienda ubicada en el sector 1, grupo 25, manzana “C”, lote 1, de Villa El Salvador.

Agentes encubiertos de todas las unidades operativas y de inteligencia, pasaron y repasaron en diversas oportunidades por el lado de este sujeto que se paseaba a vista de todos, a pesar que su identifac fue publicado en todos los medios de comunicación, escritos y televisivos, el último martes, como la imagen del cabecilla del atentado contra la fiscal de la Nación.

Incluso resulta absurdo que Portales se haya dado el lujo de tomarse unas cervezas con los demás sospechosos en la vivienda de sus padres, donde fue apresado junto con William Ríos Quiñónez y César Flores Escobar, según las versiones recogidas por LA PRIMERA de los familiares y vecinos de los detenidos.

Es más, lo que debió ser una redada impecable debido a la trascendencia del caso y al material logístico empleado, incluyó el apresamiento de Antonio A. N., de 14 años, quien según su desesperada madre, Esther Nina Quispe, sólo pasaba por la casa de Portales con una gaseosa en la mano que acababa de comprar. Desafortunadamente, su elevada estatura confundió a la policía, que lo arrestó y lo condujo a los calabozos de la Dirincri junto con los demás detenidos.

La abogada de los sospechosos, Rosenda Barreda, afirmó que los capturados son inocentes y que sufrieron maltratos físicos de la policía (golpes con armas y arena en la boca) y exigió que fueran conducidos al Instituto de Medicina Legal para los exámenes correspondientes. Luego los detenidos fueron regresados a la Dirincri.

El ministro del Interior, Remigio Hernani, y la fiscal Echaíz llegaron al lugar para enterarse de los hechos ocurridos al mediodía.

Posteriormente, el interrogatorio empezó a cargo del titular de la 29º Fiscalía Provincial Penal de Lima, Miguel Espinoza Velásquez, quien lleva el caso desde el día del ataque.

Mientras tanto, en la Fiscalía se mantiene la hipótesis de Echaíz, quien señala que “esto no ha sido un simple asalto”; sostienen que aún en el supuesto que uno de los detenidos fuera el del identifac, eso no descarta que haya sido enviado o contratado por terceras personas interesadas en amedrentarla y advertirle que se encuentra en la mira de los principales cabecillas de los casos que viene investigando como es la interceptación telefónica, por ejemplo, lo que habría obligado al mismísimo presidente Alan García a redoblar su seguridad.

Efectivamente, esta hipótesis no ha sido descartada por Hernani, quien en un intermedio del Consejo de Ministros planteó entre las posibilidades que la fiscal haya sido objeto de un intento de asesinato, una acción de amedrentamiento o un intento de robo.

Sin embargo, lo que resulta más inverosímil es que la Policía haya regresado a las inmediaciones del lugar (Villa El Salvador), en busca de “nuevas pruebas” y “armamento”.

En el momento que esto se realizaba, LA PRIMERA intentó hablar nuevamente con los vecinos y familiares de los detenidos pero sólo uno de ellos se animó a denunciar que la Policía los había llamado para advertirles que no hablen más con la prensa pues las cosas se podían complicar para los intervenidos.

Espero no sean de la Marina
El premier Yehude Simon expresó ayer su deseo de que el ataque contra la fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, no haya sido ejecutado por elementos de la Marina vinculados a la mafia dedicada al espionaje telefónico, y agregó que la hipótesis del intento de asalto manejada por la Policía está totalmente alejada a cualquier pensamiento normal.

“Dios quiera que no sea lo que todos sospechamos, Dios quiera que sea un delincuente que trató de robar el carro, lo cual es lejano a cualquier pensamiento normal; sin embargo existe esa posibilidad”, dijo.

Lina Godoy
Redacción

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario