Candidato Beteta fue un alumno mediocre

Todo se sabe. Entre 1986 y 1992, Edmundo Pablo Beteta Obreros cursó estudios de economía en la Facultad de Ciencias Sociales de la Pontificia Universidad Católica del Perú, llevando un total de 28 cursos, de los cuales aprobó nueve con la nota 11 y cinco con la nota 12. Es decir que la mitad de las asignaturas (principalmente las de economía y matemáticas) las pasó raspando. Y sólo logró rendimientos satisfactorios (entre 15 y 18) en los cursos con menor valor en créditos: Instituciones Económicas, Quechua, Economía Pública, Ecología y Sociedad, Seminario 1 y 3.

| 12 marzo 2009 12:03 AM | Política |2.8k Lecturas
Candidato Beteta fue un alumno mediocre
Con ese certificado, ¿recomendaría a este ex alumno para contralor de la República?
Su promedio ponderado en la Universidad Católica era de doce.
2899  

Este dato que deberá ser tomado en cuenta por la comisión evaluadora que preside el congresista Edgard Reymundo, coloca al supuestamente brillante candidato a la Contraloría, en un nivel académico cercano al ministro Chang, que tuvo que emigrar de la citada universidad por sus malas calificaciones. ¿No preguntó el presidente García por el detalle del rendimiento universitario del candidato que sacó de un sombrero, después de mecer a los partidos pidiéndoles propuestas?, ¿no sabía su compañero de carpeta, el ministro Luis Carranza que el postulante no había sido exactamente bueno durante su trayectoria académica?

Después del sonado caso Suárez uno se debe preguntar inevitablemente si el problema radica en que este gobierno es realmente incapaz de seleccionar bien a los altos funcionarios, o la política es directamente buscarse personas con diversas vulnerabilidades que les resten autonomía y fortaleza para las tareas de control y fiscalización.

Raúl Wiener
Unidad de Investigación

Loading...


En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.

Deje un comentario