Buscar a un hijo

Para don Felipe Bazán Caballero, seguir los rastros de su hijo Felipe Bazán Soles, el mayor de la policía desaparecido hace 51 días (sin que hasta la fecha se sepa qué ha sido de su suerte), se ha convertido en la búsqueda de una aguja en el inmenso pajar, que es la selva.

| 26 julio 2009 12:07 AM | Política |690 Lecturas
Buscar a un hijo
(1) “Policías muertos han sido víctimas de la negligencia”, dice el padre. (2) Cabanillas señalada.
El padre del mayor de la policía desaparecido en Bagua sigue en su lucha. “Mi hijo y sus hombres fueron enviados al matadero…”, insiste.

Más datos

DETALLE

“Prácticamente estoy yo buscando a mi hijo solo contra el mundo, hasta estos momentos. Felizmente, este sábado la cosa cambió, porque el ofrecimiento que hizo el general Miguel Hidalgo, director de la policía, lo ha hecho al país; y por la dignidad de la misma institución, se ha comprometido traer a mi hijo vivo o muerto”. “El general Hidalgo me dijo: ‘Además del país me comprometo con la familia’, y ese va ser nuestro objetivo: encontrarlo”, así que en  eso estamos; mi hijo no merece que lo olvide su propia institución a la que sirvió lealmente por muchos años”.
690  

Su destino trágico, sin embargo, parece haber estado escrito: cinco días antes de su desaparición, llegó a Cajabamba. Estuvo los días miércoles, jueves, viernes, sábado y el domingo retornó a Lima, porque tenía que presentarse, el día martes, ante sus superiores, porque había sido cambiado al VRAE.

Se ofreció de voluntario para ir a la “Curva del Diablo”. Pensaba ir a Bagua, regresar el viernes e ir el sábado al VRAE, sin saber lo que el destino le aguardaba. Su padre sospecha que su hijo se encuentra secuestrado por los nativos, porque su cadáver no ha sido hallado.

El día 5 de junio desapareció en la parte alta de la “Curva del Diablo”, lugar al que fue enviado como comisionado. En esa zona sus compañeros fueron tomados como rehenes y murieron ocho, uno logró escapar y el mayor prácticamente se hizo humo.

A las 8 y 30, del mismo día, la fiscal y la gente que estuvo encargada del levantamiento de los cadáveres, así como personal de la Dinoes, confirmaron que el cuerpo del mayor Felipe Bazán no se encontraba entre los restos.

Reinician búsqueda
El lunes último el padre del mayor desaparecido, Felipe Bazán, se reunió con Octavio Espinoza, ministro del Interior, y Miguel Hidalgo, director de la Policía Nacional. Ambos le ofrecieron todo el apoyo necesario “para la búsqueda y ubicación de mi hijo”.

Es así como ayer, felizmente, 30 efectivos de la policía fueron designados para que, junto a miembros de las Fuerzas Armadas, reinicien la búsqueda. Ese escuadrón de rescate va a alojarse en “El Milagro”.

Es un personal de diversas especialidades. Llevan canes, equipos de radio, movilidad y todo lo necesario para dedicarse exclusivamente a la búsqueda. El sábado, don Felipe partió a Cajabamba -“para recoger unas cosas en mi tierra”- y esperar que se instale el personal en Bagua Chica, en el cuartel “El Milagro”.

“Guardaré una distancia prudencial, porque mi presencia puede incomodar. Lo importante es que va a haber apoyo del Ejército, según lo han conversado el ministro Octavio Salazar, el general Hidalgo y el general EP Silva, que está a cargo de “El Milagro”, para coordinar las acciones de búsqueda. El papá del mayor estuvo 34 días en la zona. “Empecé a buscarlo en Jaén, Chamaya, Bellavista; hemos ido a Siempre Viva, la “Curva del Diablo”, Bagua Grande, Bagua Chica; igualmente a la parte de sierra, Yurimaguas, la comunidad nativa de Aimaza, y no nos han dado razón de nada”, dice compungido.

“Hemos pegado afiches en todas las ciudades donde hemos estado. Ha sido un trabajo intenso, sin poder dormir a veces noches. Como padre uno vive la angustia de no saber nada, yo deseo encontrar a mi hijo vivo o muerto; nosotros ya estamos preparados para encontrarlo en cualquiera de la circunstancias; lo que necesitamos es un cuerpo, para poder enterrarlo cristianamente, si ese fuera el caso, como se merece mi hijo, para poder irlo a visitar”, dice don Felipe respirando resignadamente.

“Ha habido negligencia”
“En el caso de la desaparición de mi hijo, no quiero opinar nada. Pero sí quiero decir que los policías muertos han sido víctimas de la negligencia. Las investigaciones determinarán quién o quiénes son los culpables, porque ha habido una incapacidad de estrategia y táctica, porque han expuesto al personal a una muerte segura”, dice Felipe Bazán decepcionado.

“No ha habido un servicio de inteligencia que advierta de lo que podía suceder. Porque se trataba de los nativos más guerreros y sanguinarios. Los efectivos se deben haber enfrentado a unos cinco mil, por lo menos, y se sabía que estaban en posición, en la “Curva del Diablo”, más de 40 días”, dijo.

“No ha habido un estudio de inteligencia que advierta toda esa situación. Entre los nativos había licenciados del Ejército y hasta combatientes del Cenepa. Ha sido, pues, un grupo fuerte, preparado, dispuesto a cualquier cosa”, sostiene.

“Además, no llegaron al operativo a la hora indicada, porque el día 4 el helicóptero iba a trasladar a mi hijo al cerro para que inspeccione, verifique y reconozca la zona donde se iba a posicionar”, precisó.

“En otras palabras, mi hijo ha ido a ciegas con sus efectivos, porque el día anterior el helicóptero desapareció. Tengo la impresión de que mi hijo y sus hombres han sido emboscados a las 6 y 30 de la mañana; uno escapa, porque se encontraba en la parte baja de cerro, a los demás los matan con lanza; todos tienen picaduras en la cabeza y en diferentes partes del cuerpo, como muestran las fotos, y mi hijo desaparece hasta la fecha, es algo raro”, remarca.

“Si el helicóptero sobrevuela a las 6 de la mañana, como estaba previsto, no mataban a esos efectivos”, lamenta.

“A Felipe lo olvidaron”
“Sobre Mercedes Cabanillas, ex ministra del Interior, no tengo palabras para expresarme sobre su personalidad y su cargo, porque nunca, hasta la fecha, me llamó telefónicamente para darme un sentido pésame, nada, como si el que ha desaparecido fuese un animalito cualquiera”, dijo un apesadumbrado y decepcionado Felipe Bazán. En cuanto a la Dinoes, dijo que “automáticamente a los tres días de los hechos, hablé con el general PNP Mogruza, quien me dio el sentido pésame, me dijo que lo sentía bastante, que la policía corre riesgos, que esta vez le ha tocado a Felipe… Pero si le hago una promesa, me dijo: ‘yo no me voy de acá, don Felipe, sin encontrarlo vivo o muerto’, al día siguiente ese general desapareció con todos sus efectivos de Bagua, hasta la fecha…”.

“Yo sé los riesgos que se corren, pero aún así no se puede abandonar a una persona que ha desaparecido. Yo he ido a Chiclayo para recoger y enterrar a mi hijo, eso es todo… Pero en menos de tres días no aparecía el cadáver; por ello opté por viajar a la ciudad de Bagua, a averiguar cómo eran los hechos en realidad”.

“Quince días después enviaron nuevos efectivos de la Dinoes, pero apenas me retiré replegaron al personal a Lima, así que imagínese… La búsqueda, pues, quedó abandonada por la Dinoes desde hace diez días”.

Félix Grijalba Sato
Redacción

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.

Deje un comentario