Buscan justicia

Deudos de la época de la violencia llegan a Lima y reclaman que Estado cumpla con resarcirlos y denuncian que procesos en la Fiscalía son archivados. Piden que Alan los reciba.

| 12 agosto 2009 12:08 AM | Política | 706 Lecturas
Buscan justicia

Más datos

Marcha Nacional

La dirigenta de Conavip señaló que las delegaciones de las 14 regiones afectadas buscarán también reunirse con el premier Javier Velásquez, el ministro de Justicia, Aurelio Pastor; la Fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, y la defensora del Pueblo, Beatriz Merino, para exponerles sus demandas.  Adelantó que si el gobierno no recibe a los familiares y las autoridades no se comprometen a solucionar sus pedidos, reorganizarán sus bases para realizar una Gran Marcha a Nivel Nacional. “Saldremos a las calles para exponer la indiferencia, el olvido y exclusión por parte del Estado Peruano hacia las víctimas de la violencia política”, advirtieron.
706

Poco valieron para el Estado los testimonios desgarradores de huérfanos y viudas de las miles de víctimas de la violencia sufrida entre 1980 y 2000; la historia, 28 años después del inicio de las acciones senderistas, en Chuschi (Ayacucho), no ha cambiado. Hoy llegan a Lima delegaciones de los familiares para denunciar que los procesos en el Ministerio Público contra los autores de los asesinatos están siendo archivados y reclamar la reactivación del Registro Único de Víctimas (RUV) que es prerrequisito para ser resarcidos por el Estado.

Las delegaciones de las 14 regiones afectadas por la guerra interna, agrupadas en la Coordinadora Nacional de Organizaciones de Víctimas de la Violencia Política (Conavip), quieren hablar con el presidente Alan García y recordarle el olvido al que han sido sometidos por el Estado.

La secretaria de organización de Conavip, Doris Caqui, dijo que ésta no es la primera vez que la Coordinadora solicita audiencia con el jefe del Estado, sin haber sido atendida, pero mantiene la esperanza que los reciba por una cuestión de humanidad y se comprometa a encaminar las recomendaciones fijadas por las Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR).

“Hasta ahora no se avanzado nada en lo absoluto en cuanto a las reparaciones y el tema de justicia que son dos temas pendientes sobre los que el Estado no asume ningún compromiso para resarcir a las victimas de la guerra interna”, subrayó.

Por ello, los familiares plantearán al presidente que el Estado proceda a entregar reparaciones económicas individuales y que los fondos para las mismas sean incluidos en el presupuesto nacional, pues de lo contrario nunca alcanzarán justicia.

Deuda del Estado
“El Estado tiene una deuda muy grande con nosotros porque nos quedamos sin nada, salimos de nuestros lugares con la ropa puesta y por ello debe garantizar que se inicien estas reparaciones y se judicialicen los casos porque, en vez de avanzar, los pocos casos que han llegado al Ministerio Público están siendo archivados aduciendo carga procesal y ausencia de pruebas, a pesar que las hay y contundentes”, puntualizó.

Caqui fustigó el hecho de que quienes violaron los derechos humanos, asesinando y desapareciendo a dirigentes, estudiantes y campesinos, tengan abogados defensores pagados por el Estado y no los tengan los familiares. “El Estado debe financiar abogados defensores también para las víctimas”, exigió.

Alertó que si no se hace algo pronto, todo lo avanzado por la Comisión de la Verdad corre el riesgo de quedar en nada, pues en la actualidad, por falta de voluntad política del Estado, el RUV ha quedado paralizado por falta de presupuesto. “Entonces cuándo se va a alcanzar la reparación y cuándo la justicia. Hay más de 30 mil registrados y con esas víctimas se puede empezar las reparaciones. Lo que sucede es que esto es parte de una estrategia para no hacernos justicia”.

Alan debe pedir perdón
Caqui añadió que García debe ser el más interesado en recibir a los familiares de las víctimas, porque durante su gobierno se desangró el país. “Debería abrirnos las puertas y realizar las reparaciones ya”, dijo.

“Nada le cuesta pedir disculpas, pedir perdón públicamente a las víctimas de la violencia política. Nuestros seres fueron desaparecidos bajo la etiqueta de terroristas sin serlo. Nosotros nos hemos convertido en personas señaladas por la sociedad y sus disculpas públicas servirán para limpiar ese estigma”, dijo con voz quebrada.

Marco Cáceres
Redacción

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD