Busca democratizar justicia

La principal ventaja del nuevo Código Procesal Penal, en aplicación desde el 2004, es la rapidez y oportunidad de la resolución de los procesos judiciales, lo cual es fundamental en el proceso de democratización de la justicia en el país, subrayó a LA PRIMERA, el director del consorcio Justicia Viva, Carlos Rivera.

 

| 18 octubre 2011 12:10 AM | Política | 961 Lecturas
Busca democratizar justicia
Nuevo código debe aplicarse ya en todo el país.
NUEVO CÓDIGO PROCESAL PENAL. Es la reforma institucional más importante en materia penal desde inicios de la República, indican.
961

“A partir ahora, los peruanos ya no sufriremos con tediosos juicios que duraban desde un quinquenio hasta décadas, sino que la idea es que estos serán concluidos en mucho menor tiempo”, precisó.

El experto especificó que estos acortamientos de los plazos han sido plenamente confirmados por los informes respectivos de la Comisión de Implementación del nuevo Código Procesal Penal.

LA BUENAS RAZONES
Rivera consideró que son múltiples las razones por las cuales la nueva codificación penal ha contribuido a lograr que los procesos judiciales sean mucho más expeditivos. “El primero es que la investigación preliminar ahora sí la va a conducir, de verdad, el Ministerio Público. También que las investigaciones de los delitos van a tener un plazo determinado y no van a ser casi eternas”, puntualizó.

Igualmente, refirió que la Fiscalía de la Nación debe establecer una especie de “plan estratégico” de investigación para todos los hechos delictivos, lo cual, indicó, “exige al Ministerio Público un elemento de eficacia en este tema”.

De igual modo, especificó que otra de las grandes ventajas del Código radica en que la tramitación de los procesos judiciales es ahora estrictamente oral. “Lo cual quiere decir que, en los hechos, desaparece el expediente judicial, tal como lo conocemos. Es decir, de un voluminoso documento de miles de páginas, en los que la mayoría de ellos son notificaciones o papeles que no sirven para nada”, apuntó.

Tras especificar que la aplicación del nuevo Código Procesal Penal es parte de un proceso que comenzó hace aproximadamente cuatro años, el jurista explicó que ya está funcionando en algo más del 50% del territorio nacional.

“La primera Corte en la que se aplicó fue la de Huaura, y es un proceso cuyo desarrollo podría catalogarse que se está realizando a la peruana”, anotó en referencia a la decisión de aplicar el Código de manera progresiva.

SIGUIENDO OTRAS EXPERIENCIAS
Rivera dijo que se buscó emular la experiencia chilena en la reforma procesal penal peruana. “Es decir, yendo de los distritos judiciales más pequeños, hasta culminar, en su fase final, con el más grande de todos; el de Lima. Esta estrategia tendía a ir resolviendo los problemas de las pequeñas cortes, hasta llegar al de la capital, que se constituye en la prueba de fuego de todo proceso de reforma institucional de un sistema jurisdiccional”, puntualizó.

Pero el jurista recordó al Estado que para la correcta aplicación de este Código se requiere de los recursos financieros pertinentes, y un esfuerzo institucional coordinado, así como de un proceso de capacitación de todos los estamentos de justicia peruana.

“Y ese concepto de coordinación y ese proceso de capacitación, así como los requerimientos presupuestales no necesariamente han sido bien cubiertos, porque en el gobierno de García hubo un recurso político que jugaba contra la reforma”, remarcó.

No obstante estas dificultades, Rivera resaltó el hecho que la reforma judicial esté avanzando “y que, dentro de aproximadamente dos años, se desarrolle en la Corte Superior de Lima, la fase final de la aplicación del Código Procesal Penal”.


Javier Soto
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD