Benavides despoja a los trabajadores

Fiebre inmobiliaria, que se ha apoderado de las autoridades, amenaza extenderse a otras propiedades que, siendo de terceros, podrían terminar incluidas en el paquete general.

Por Diario La Primera | 21 set 2008 |    
Benavides despoja a los trabajadores
Ministro Benavides se apropió de local de los trabajadores del sector agrario.

En junio de 1981 el Ministerio de Agricultura constituye el Fondo para el Mantenimiento Ampliación e Implementación del Centro Recreacional La Molina del Sector Agrario (Foceresa), que asumió la administración de un amplio terreno del distrito de La Molina que había sido cedido a los trabajadores del sector para un centro de esparcimiento familiar.

El fondo fue alimentado con el aporte mensual del 0.2% de las remuneraciones de todos los trabajadores y se constituyó en una propiedad compartida del ministerio y los trabajadores, cuya finalidad exclusiva era la recreación. El terreno cedido, de 78 mil 25 metros cuadrados, está ubicado entre las avenidas La Fontana y La Universidad y en el momento de la transferencia carecía de las instalaciones actuales: dos piscinas, jardines, juegos, auditorios, sala de baile, etc., construidos con los aportes de los trabajadores.

Esta podría ser una historia feliz de armonía entre la autoridad y los trabajadores, pero se convirtió en otra cosa cuando, a raíz del terremoto del 15 de agosto del 2007, el local de la avenida Salaverry que compartían los ministerios de Trabajo y Agricultura, fue seriamente afectado y tuvo que ser desocupado. Había que ir a algún sitio y al ministro Benavides le pareció que la mejor ubicación era el centro recreacional de La Molina, un local inscrito en el registro de propiedades del ministerio, aunque su uso estaba asignado a fines recreativos y su administración a una junta especial con la participación de los trabajadores.

Poca cosa. El ministro tenía una inesperada aliada en el Comité Directivo del Focersa, la actual presidenta Carmen Lucy Salardi Bramont, que puso a disposición del ministerio la sede de La Molina, y solicitó que los descuentos por planilla fueran suspendidos. El ministro Benavides ordenó la mudanza y se dirigió a la Superintendencia de Bienes Nacionales para cambiar el uso del local para que quede registrado como nueva sede central del Ministerio de Agriculatura.

Obviamente los afiliados al Foceresa, incluidos otros miembros del Consejo Directivo, han rechazado la actitud de la señora Salardi y del ministro Benavides. Consideran que hubo un banquete y fue suplantada la voluntad de los trabajadores. Y sus preocupaciones van más allá, porque en medio de la ola de ventas de locales ministeriales, lo que podría estar planeando el gobierno es vender a precio de ganga un ambiente recreacional equipado, de alto valor, a cualquier club privado. Poner en valor que ahora le llaman delito.

El local pertenece al personal
El ministro ha vulnerado el principio de que los beneficios otorgados a los trabajadores no pueden ser eliminados o revertidos. La concesión de un terreno y el reconocimiento de un local como espacio de reunión familiar, constituye un beneficio laboral, como puede ser las vacaciones o la CTS, que una vez establecidos no pueden ser retirados a simple voluntad. Asimismo, ha desconocido el aporte de los trabajadores a través de descuentos en las instalaciones del centro recreacional, y con todo desparpajo se apropió de lo que no es suyo.

Los bienes y cuentas del Foceresa son propiedad de terceros y no del ministerio que los ha tomado sólo por tener de su lado a la señora Salardi.

Los antecedentes de la funcionaria no son nada positivos. El 7 de enero de 1987, la señora Carmen Salardi Bramont fue destituida del cargo de Directora General de Administración del Ministerio de Economía y Finanzas por “no haber cautelado con el debido celo y diligencia los recursos económicos que la entidad le encargó…” (Resolución No. 002-87-EF/43.40), ocasionando un perjuicio de 218 millones de soles de la época. El dato oficial evidencia que se trata de una persona que ha recibido una inmerecida confianza de parte del ministro Benavides.

Raúl Wiener
Unidad de Investigación


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.