Base militar causa polémica

El especialista en temas de narcotráfico y seguridad del Transnational Institute de Holanda, Ricardo Soberón, calificó ayer de desmedidas las reacciones de los miembros del Ejecutivo ante las declaraciones irónicas del presidente de Bolivia, Evo Morales, en el sentido de que a él le gustaría hacer una investigación sobre la posible existencia de una base militar estadounidense en el país, así como una comisión investigadora del Congreso peruano fue a indagar sobre las Casas del Alba.

Por Diario La Primera | 17 feb 2009 |    
Base militar causa polémica
Michael McKinley.
Reacción de oficialismo ante declaraciones de Evo Morales es desmedida, dice especialista.

Soberón dijo que el tema de la existencia de la base militar de los Estados Unidos es un punto que incomoda al gobierno y por eso se explica la reacción desmedida de varios sectores del oficialismo. “Además, no necesariamente, Evo pudo referirse a las instalaciones, logística y estructura de una base tipo Manta (Ecuador) sino a que el Perú haya aceptado diversas modalidades de presencia, cooperación, intercambio y ejercicios entre las fuerzas militares estadounidenses y la peruana, en el caso específico de la Marina. Es decir, a la flexibilidad y casi abdicación de la soberanía nacional”, señaló.

Por su parte, el embajador de Estados Unidos en Lima, Michael McKinley, negó la existencia de alguna base militar norteamericana en el país, así como la supuesta intención de tenerla. “No hay bases militares norteamericanas y no hay ninguna intención de tenerlas en el país”, indicó.

El presidente de la Comisión de Defensa Nacional del Congreso, el legislador aprista Edgar Núñez, dijo que el mandatario boliviano Evo Morales demuestra tener un “escaso conocimiento” de la realidad peruana y además está mal informado cuando habla de la posible existencia de una base militar norteamericana en el Perú.

“Está mal informado y no conoce al Perú. Lo que hay en el Perú y en el mundo actual es una cooperación de varios países, porque el tema de la defensa nacional, la corrupción, el terrorismo y el narcotráfico no es responsabilidad de una sola nación; por el contrario, es un tema que atañe a todos los países”.

A su vez, el ministro de Defensa, Ántero Flores-Aráoz, calificó como un hecho sin importancia ni trascendencia las declaraciones del mandatario boliviano y pidió echar “agua fría” al asunto de las supuestas bases militares norteamericanas.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.