Aurelio Pastor fue condenado e inhabilitado

El ex procurador anticorrupción Julio Arbizu y el abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), Carlos Rivera, coincidieron en expresar su convencimiento de que el exministro de Justicia aprista Aurelio Pastor ya está condenado por tráfico de influencias y dicha sentencia será ratificada por la Corte Suprema del Poder Judicial.

| 10 octubre 2014 03:10 PM | Política | 1.4k Lecturas
Aurelio Pastor fue condenado e inhabilitado
Aurelio Pastor fue condenado e inhabilitado

Más datos

Juez sentenció a Aurelio Pastor a 4 años y seis meses de prisión efectiva por tráfico de influencias. Pena se ejecutará cuando sea consentida en segunda instancia. Abogados Julio Arbizu y Carlos Rivera sostienen que sentencia será ratificada.
1495

El magistrado del Primer Juzgado Unipersonal de la Corte Superior de Lima, Jorge Barreto, sentenció ayer a 4 años y seis meses de prisión efectiva al exministro aprista Aurelio Pastor, cuya ejecución se suspende hasta la fecha en la que quede consentido o verificado el presente dictamen por la sala de apelaciones.

Pastor fue condenado por el delito contra la administración pública en la modalidad de tráfico de influencias. La sentencia prohíbe también al sentenciado salir o variar su residencia sin previa autorización del juzgado judicial e impide su salida del país, y declara fundada en parte la reparación civil solicitada por el procurador y fijó al sentenciado el pago de 100 mil nuevos soles a favor del Estado.

Pastor está obligado a concurrir a la mesa de partes del subsistema anticorrupción todos los viernes con el fin de informar sobre sus actividades y registrar su firma en un cuaderno de control. Asimismo, está impedido de obtener mandato, cargo o empleo de carácter público durante 4 años y seis meses.

El Ministerio Público acusó al también excongresista de haber simulado influencias ante el Jurado Nacional de Elecciones y la Corte Suprema para favorecer a la alcaldesa de Tocache, Corina de la Cruz, en dos procesos que se le seguía en ambas instancias. La defensa del acusado interpuso recurso de apelación y se reservó el derecho a fundamentarlo.

ES UN CORRUPTO

Arbizu dijo que “el Poder Judicial ya ha establecido que Pastor es un corrupto, que es un condenado por delito de corrupción. En este caso, repito, lo que ha dicho la sala es ‘este señor ya está condenado’ y solo queda esperar la ratificación de este fallo por la Corte Suprema, para que sea efectivamente encarcelado”.

Recordó que cuando ejerció el cargo de procurador anticorrupción fue él quien inició una investigación a Pastor por el presunto delito de tráfico de influencias y lamentó que “el nuevo Código Procesal Penal permita la suspensión de la pena a un imputado hasta la resolución definitiva de la segunda instancia”.

Añadió que el juez Jorge Barreto pudo ser más severo con Pastor, pues “tomó la decisión de suspender la pena de prisión efectiva de manera inmediata hasta que sea ratificada en segunda instancia, a pesar de que la sentencia es efectiva”.

Explicó que dicha sentencia efectiva no inmediata “es un asunto de interpretación del nuevo Código Procesal Penal y creo que es posible asumir que no hay posibilidad de suspender la pena, cuando esta pena es taxativamente efectiva”. “Yo creo que aplicar una pena efectiva (prisión inmediata) hubiera sido una mejor señal en la lucha contra la impunidad”, recalcó.

PELIGRO DE FUGA

Arbizu advirtió que “hay peligro de que Pastor se escape del Perú en estos momentos”. “Por eso mismo, creo que es una equivocación concederle la suspensión de la pena. Yo creo que se ha debido ser más severos, se ha debido cumplir con la pena efectiva como dice la sentencia”, reiteró.

De otro lado, explicó que una condena efectiva es diferente a una prisión preventiva, porque esta medida es ordenada por el juez cuando todavía no hay una condena, al referirse al caso del alcalde de la Municipalidad Provincial de Chiclayo, Roberto Torres, quien afronta una prisión preventiva pese a que todavía no ha sido condenado.

PRISIÓN EFECTIVA

El abogado Carlos Rivera dijo que “según las nuevas disposiciones del nuevo Código Procesal Penal, Pastor está siendo juzgado con estas nuevas reglas del sistema anticorrupción, esa es una nueva regla de este nuevo código”. “Ahora, yo estoy convencido que este tribunal va a confirmar la sentencia y en ese momento Pastor va a tener que pasar a prisión efectiva”, destacó.

El nuevo Código Procesal Penal es un esquema extremadamente garantista, en el que los rigores y los requerimientos o las limitaciones contra su libertad, solamente se va a hacer cuando hay una medida judicial de manera confirmada, es decir un imputado solo va a cumplir prisión efectiva si es que hay un mandato judicial ratificado por un tribunal superior en el caso que el acusado ha apelado”, aseveró.

Agregó que “en este caso, Pastor ha apelado y por lo tanto se abre este procedimiento de apelación que se va a desarrollar en un plazo de tres o cuatro semanas en la sala penal de apelaciones”.

Roberto Contreras/Llamil Vásquez

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital