Aun sin Conga el Perú seguirá siendo atractivo

El expremier Salomón Lerner insiste en que es el momento de hacer reajustes en las carteras ministeriales y, tácitamente, sugiere que los ministros de Economía, Miguel Castilla, de Energía y Minas, Jorge Merino, y la de Inclusión Social, Carolina Trivelli, deberían renunciar porque no han cumplido las tareas que les ha dado el Presidente. Responde también al premier Valdés.

| 10 julio 2012 12:07 AM | Política | 4.4k Lecturas
Aun sin Conga el Perú seguirá siendo atractivo
Salomón Lerner habla claro.
Expremier Salomón Lerner pide fin de estado de emergencia.

Más datos

—¿Quiere volver a ser Premier?

—(Risas). Yo creo que una vez en su vida uno ya ha tenido esa oportunidad, creo que hay que dar oportunidad a otros peruanos, somos 30 millones.
4466

—¿Cómo califica la culminación de la primera reunión del diálogo para la solución del conflicto Conga, que tuvo como facilitadores a los sacerdotes Miguel Cabrejos y Gastón Garatea?
—Es un buen inicio el paso dado del Ejecutivo de aceptar un diálogo con dos importantes miembros de la Iglesia como facilitadores y esta reunión les ha servido a ellos para informarse y poder conocer en detalle los puntos de vista de los dirigentes cajamarquinos.

—Sin embargo, los principales dirigentes de Hualgayoc (Bambamarca) y Celendín han reiterado que Conga es inviable.
—Creo que así como han sido escuchados ellos, ahora que escuchen también los argumentos que hay de quienes consideran que la viabilidad del proyecto Conga sí es importante para el desarrollo de la región y para el beneficio del país. Luego se debe contrarrestar ambos puntos de vista y poder tomar los acuerdos.

—Usted ha dicho que solo se debe conversar con autoridades elegidas, pero no con representantes de frentes de defensa...
—Yo no he dicho que Wilfredo Saavedra no deba estar en ningún diálogo, yo creo que hay que escuchar a todos. Saavedra participó en las reuniones que tuve en Cajamarca. Eso es parte de la democracia. Hay otros que sí tienen temor de escuchar los desacuerdos de otras personas, esos no son verdaderos demócratas. Lo que yo digo es que quienes fueron elegidos democráticamente deben llevar las conclusiones finales.

—¿A qué podría conducir este diálogo, cuando hay dos posiciones radicales: que se acepte Conga con las condiciones puestas por el Ejecutivo o que el proyecto sea rechazado?
—Hay quienes rechazan la actividad minera en Cajamarca, región que ha vivido los últimos 50 años de la minería y también hay una gran mayoría que viven de la agricultura, que son los que piden que el agua no sea contaminada y eso es lo que el gobierno debe garantizar, una nueva minería responsable. Hay que recomponer puentes rotos debido a la historia por el tema del agua y porque no ha habido desarrollo sustentable. Hay que recuperar la confianza.

—¿Por la tardía reacción para reiniciar el diálogo en Cajamarca podría perderse un importante proyecto minero?
—Sí, hay siete meses que se han perdido y hay que recuperar el tiempo, conversar, hacer los esfuerzos necesarios.

—¿Yanacocha debe paralizar sus obras de construcción de reservorios?
—La construcción de los reservorios no afecta lo fundamental de los reclamos que son las lagunas. Si no iría Conga, esos reservorios ayudarían a la agricultura. No hay ninguna pérdida.

—Pero que lo haga Newmont es diferente para los cajamarquinos.
—Eso es parte del diálogo, hay que conversarlo, ponerse de acuerdo.

—El premier Óscar Valdés le ha pedido a usted hacer una autocrítica antes de criticarlo. ¿Qué le responde?
—Lo que dice es que no hubo autocrítica en mi gestión, es probable, porque él no asistía a los debates políticos que teníamos en el gabinete anterior. Era una persona que más le gustaba estar en la parte práctica-operativa que en las discusiones políticas. Se ha reconocido que hubo errores, falta de cohesión con algunos ministros, debió hacerse las cosas con mayor rapidez. La memoria a él no le está respondiendo en lo que se hizo en esos momentos; él estaba en el Ministerio del Interior, más para cumplir órdenes que para el debate político.

—¿Cómo califica del uno al diez la labor de Valdés como Premier?
—Es muy difícil, preferiría abstenerme de dar un comentario.

—Valdés ha dicho que el país no está preparado para tener un gobierno técnico. ¿Qué opina de esa frase?
—Cada uno tiene una forma de ver el país. Los que hemos trabajado en el proyecto de Ollanta Humala vemos en el país una realidad y otros ven otra realidad diferente, otro país. Nosotros sí consideramos que el país debe aprovechar todas sus potencialidades y recursos y para eso necesitamos los técnicos, la inversión y la tecnología. Esas expresiones de que el Perú no está maduro, no sé de dónde ha sacado ese análisis, pero yo sí creo que el Perú sí puede dar el gran salto.

—La salida del gabinete de Valdés, que ha sido descartado como interlocutor válido por los dirigentes cajamarquinos, ¿puede ayudar a recuperar la confianza de la población cajamarquina?
—Por un análisis más amplio de lo que ha pasado en los últimos meses, y para que el país se enrumbe con mayor rapidez y confianza a este crecimiento con inclusión social, es un momento importante para dar una evaluación y un reajuste de las personas que hoy día dirigen distintas carteras del gabinete. No quiero personalizar, pero en general el Ejecutivo tiene que demostrar mayor flexibilidad al diálogo.

—¿Qué otros ministros deben salir del gabinete?
—No quiero personalizar. Cuando uno tiene un encargo, una tarea de parte del Presidente y no tiene la capacidad de llevar adelante, entonces debe retirarse. En este gabinete hay personas que tienen que ser conscientes y dar un paso al costado, ellos deben darse cuenta. Lo que digo es que hay una serie de políticas y hay que evaluar sus resultados. La primera política es si se están cumpliendo las promesas de la inclusión social, me refiero a los programas que maneja el Ministerio de la Inclusión Social. Otro es el aspecto económico, un país con superávit y pobreza tiene que hacer un esfuerzo por cambiar ese superávit, eso es gastar un 1.8 del producto bruto interno, esos son cientos de proyectos e infraestructura. No podemos seguir actuando con el mismo molde de otros años. El Ministerio de Economía tiene que saber gastar; si su labor antes era ahorrar, la inversión pública debe dinamizarse teniendo en cuenta la crisis externa. El tema del gasoducto del sur, manejado por el Ministerio de Energía y Minas, eso es una promesa que se refiere al cambio de matriz energética. Asimismo, obras infraestructura, carreteras, el contrato con Telefónica.

—¿Se debe levantar ya el estado de emergencia en Cajamarca?
—Yo creo que sí, ayudaría a que los peruanos estemos más tranquilos, más serenos, pero siempre y cuando existan las condiciones.

—¿Si Conga no va, sería afectado seriamente el desarrollo del país?
—Hemos tenido tropezones en el desarrollo minero, Cerro Quillish, Majes, y el Perú no ha parado, sigue siendo una atracción minera, porque hay una rentabilidad muy importante, atractiva, así Conga no resulte. Hay otros proyectos mineros que están en camino y también el tema del gasoducto.

—¿Ollanta Humala ha cambiado de discurso que ha tenido como candidato presidencial sobre el tema minero?
—Hay personas, líderes políticos, que confunden los discursos de la campaña con lo que es gobernar el país. Cuando uno está en campaña, expresa sus ideas propias, de su programa propio, pero cuando llega al gobierno con 32% de la votación en primera vuelta, debe ir modificándolas, como lo ha hecho el presidente Humala con la hoja de ruta.


SOBRE EL PERFIL DEL NUEVO PREMIER
Tiene que ser un hombre dialogante

—¿Cuál es el perfil que debe tener el próximo premier?
—Capacidad negociadora, de diálogo, conocimiento político de las fuerzas que se mueven, un hombre amplio, permisivo a la hoja de ruta y de la gran transformación y que entienda que el desarrollo debe darse al nivel descentralista. Un demócrata a carta cabal.

—¿Se habla del ministro del Ambiente, Jaime Pulgar-Vidal, como el próximo premier?
—Un ministro bastante activo, ha estado trabajando en Espinar, especialista en temas ambientales, y es, por tanto, una persona que me inspira bastante confianza, pero esa es una decisión del Presidente.

—Hay un rumor de que Castañeda podría ser el próximo premier.
—Sería muy extraño, porque no es parte de este proyecto. Solidaridad Nacional tiene un proyecto diferente a la hoja de ruta. Sería una cosa sumamente sorpresiva que una persona que ha tenido una posición política diferente vaya a tomar las riendas del Ejecutivo. No estoy negando esa posibilidad, pero me sorprendería muchísimo.


Henry Campos
Redacción

Loading...


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD