Así sembraba pruebas el general de García

La injusta carcelería que sufre desde hace cuatro años el empresario Rolando Eugenio Velasco Heysen, falsamente acusado de delito de narcotráfico, podría llegar a su fin en estos días cuando la Sala Penal Nacional revise las nuevas pruebas presentadas por su defensa.

| 22 setiembre 2011 12:09 AM | Política | 5k Lecturas
Así sembraba pruebas el general de García
General PNP Miguel Hidalgo.
A punto de descubrirse falsa acusación de narcotráfico contra empresario Velasco Heysen que lleva cuatro años preso. General Miguel Hidalgo involucrado.

Más datos

VEHÍCULO SOSPECHOSO

Si el día 20 el camión es un vehículo sospechoso abandonado, que no merece sino una identificación de rutina, ¿cómo es que un día después se llena de cocaína para ser avistado por los sabuesos de la Dirandro?, ¿no es esto acaso una evidencia abrumadora de la forma como el general Miguel Hidalgo, el amigo favorito de Alan García, manejaba sus famosos “destapes” sobre el narcotráfico desviando a la opinión pública con capturas fraudulentas que lo hacían aparecer como el buen policía que no era?
5073

Esas evidencias demuestran que es falso que el camión de Velasco con un supuesto embarque de droga supuestamente fue detectado el 21 de octubre de 2007 por la Policía Antidrogas, en un grifo en la ruta de salida de la ciudad de Piura hacia Catacaos, versión policial que es la base de la acusación.

Las pruebas, indican los abogados, evidencian que, en realidad, el camión habría sido intervenido un día antes en una zona céntrica de la ciudad, por la Dirección de Investigación de Robo de Vehículos.

Esto obra en la boleta de identificación número 013-07, del 20 de octubre que indica que se trata de un camión Volvo volquete; color blanco, gris rojo; de placa de rodaje WO 9039. La boleta no consigna la existencia de droga en las llamadas caletas (compartimentos del vehículo) y establece que no registraba requisitoria por algún delito.

HASTA LA EMBAJADA
El caso Velasco es notable porque el entonces jefe de la Dirandro, general Miguel Hidalgo, uno de los favoritos del presidente Alan García, lo puso en conocimiento de las autoridades de la Embajada de Estados Unidos.

Esa embajada consideró por ello al empresario peruano como un prototipo de las actividades ilegales que se desarrollan a través del puerto de Paita, lo que aparece consignado en uno de los wikileaks en el que la sola mención de su nombre sirve para comprometer a los generales Edwin Donayre y Paul Da Silva.

De acuerdo a las supuestas investigaciones, Velasco Heysen habría sido seguido durante varios meses, descubriéndosele una empresa dedicada a la exportación por la cual saldría la ilegal mercadería y un manejo de las recepciones y agasajos en la Cámara de la Pesca de Piura donde se arreglaban los contactos.

Estas conclusiones han sido avaladas por el fiscal de la causa, Juan Bautista Mendoza, que a su vez era monitoreado por Jorge Chávez Cotrina, de la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada, que se tomó el caso como algo personal.

El hecho es que la supuesta empresa exportadora de productos hidrobiológicos que se menciona en el juicio con la denominación “Cosmos”, y que serviría de fachada a los envíos, nunca existió y el señor Velasco nunca realizó exportaciones porque su giro de negocio era el abastecimiento de pota al mercado interno.

¿LAS PRUEBAS?
En el expediente del caso figuran como pruebas conversaciones para formar a futuro la tal empresa exportadora y visitas a Catacaos para iniciar tratativas para arrendar un inmueble donde se procesaría la pota y se le acondicionaría la droga para su salida al exterior.

La pregunta del empresario y sus abogados es: ¿cómo podía haber un movimiento de droga de gran magnitud en un camión que se movía libremente por las carreteras desde el Vrae a Piura, con destino a una empresa que no solo no existía sino que recién estaría viendo la posibilidad de tener un local?.

CASO HAYDUK
Fuentes judiciales y policiales indican que durante el pasado gobierno hubo una práctica malsana de hacer “destapes” para disimular las verdaderas rutas de la droga y la impunidad de los cárteles.

Recientemente, cuando estaba por leerse la sentencia al único de los “olluquitos” (Walter Martínez) que seguía en el juicio por el despacho de droga desde el puerto de Chimbote, se cortó la energía y la sala judicial quedó a oscuras. Al día siguiente cuando la energía estaba restablecida, se informó del retiro de los cargos al acusado y nadie resultó condenado.

Pero a Velasco Heysen, sin que nadie haya visto la droga; sin que se explique cómo llegó la cocaína por carretera del Vrae a Piura sin ser descubierta, sin empresa exportadora; sin conexiones entre supuestos cómplices (dueño y chofer del camión; vendedor del vehículo y acusado); etc., lo mantienen en la cárcel, aparentemente para que el mito de Hidalgo perseguidor de narcos no termine de hundirse.


Raúl Wiener
Unidad de Investigación

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD