Aseguran que fujiaprismo impiden que se haga justicia por esterilizaciones forzadas

Representantes de organizaciones de Derechos Humanos y de Mujeres denunciaron que tanto el fujimorismo como el aprismo se oponen a sancionar a los responsables de esterilizaciones forzadas a más de diez mil mujeres andinas, de las que murieron al menos 18, durante el gobierno del reo Alberto Fujimori.

| 08 febrero 2015 07:02 PM | Política | 1k Lecturas
Aseguran que fujiaprismo impiden que se haga justicia por esterilizaciones forzadas
Aseguran que fujiaprismo impiden que se haga justicia por esterilizaciones forzadas

Más datos

Organizaciones de Derechos Humanos dicen que fujimorismo y aprismo impiden se haga justicia a más de diez mil madres andinas. Se estima que fueron 300 mil las mujeres esterilizadas.
1062

Señalaron que los dos partidos están coludidos para impedir se sancione ejemplarmente a los autores de esos hechos violatorios de los Derechos Humanos.

Precisaron que el fujimorismo fue el autor y ejecutor de esa política contra las mujeres indígenas y humildes del ande y el Apra impidió durante su gobierno que se ejerza justicia y más bien frenó los avances logrados durante el gobierno de Toledo.

Responsables de diversas instituciones exigieron a la Fiscalía de la Nación que no se dilate más los procesos contra los responsables de estos crímenes.

Hace 18 años que se inició proceso penal, pero lamentablemente fueron excluidos de este delito culposo los principales responsables como son Alberto Fujimori y sus ministros”, dijo María Ysabel Cedano, directora de Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer-Demus.

ENGAÑOS

Esperanza Huayama, presidenta de la Asociación de Mujeres de Huancabamba, quien también fue víctima de las esterilizaciones, refirió que hace un año llegó a sus comunidades un fiscal que ofreció dotarlas de servicios de salud y particularmente de ayuda sicológica, pero eso nunca se concretó por lo que fue “un engaño más”.

Dijo que las mujeres sometidas a esas prácticas quedaron muy debilitadas y, como ella, con fuertes dolores de cabeza, de cintura y con problemas psicols, “yo tenía cuatro meses de gestación y no respetaron mi situación, mataron a mi criatura, cuando íbamos a un centro de salud nos daban paracetamol y punto”.

ADEMÁS

Josefa Ramirez responsable de la organización de mujeres de Piura dijo que al principio las perjudicadas no querían hablar de lo sucedido, pero después decidieron unirse y luchar para alcanzar justicia pese a las intromisiones políticas, principalmente del APRA.

Denis Merino

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital