Arrogante ante críticas, Alan defiende a Hernani

Dice que lo importante es que el Bosque de Pómac fue desalojado. Insinúa que quienes piden la renuncia del ministro quieren reemplazarlo. Se burla de quejas de policías que reclaman agua y comida.

Por Diario La Primera | 23 ene 2009 |    
Arrogante ante críticas, Alan defiende a Hernani
La operación ha sido llevada magníficamente, dice el presidente García en un arranque de soberbia.

Más datos

DETALLE

Yehude Simon, a su vez, dijo que no va a pedir al ministro Hernani que deje el cargo si no se ha comprobado que ha tenido alguna responsabilidad en la muerte de los dos policías.

Ante el asedio de la prensa que le pedía una explicación por la lamentable muerte de dos policías durante el desalojo del Bosque de Pómac, el presidente Alan García, sumamente confrontacional y en tono altanero, respaldó ayer al ministro del Interior, Remigio Hernani, a pesar de que diversos parlamentarios y familiares de las víctimas plantean que Hernani deje el gobierno porque consideran que esas vidas se perdieron por falta de una adecuada planificación del desalojo. García no dudó en mofarse de algunos policías que se han quejado por la falta de condiciones tan elementales como agua y comida durante la operación.

Llegó a insinuar que las críticas al ministro Hernani se deberían al interés de alguien de ocupar su cargo. “Quien quiera ser ministro entonces que lo diga públicamente”, dijo.

García, en su afán de desvirtuar las críticas por la muerte de los dos policías, llegó a calificarlas como un culebrón y una novela y a mofarse del policía que se quejó del calor de la zona (cerca de 40 grados). ¿Qué quiere, empleo de escritorio?, preguntó. A otro policía que reclamó la demora del agua dijo: “Este es un trabajo difícil, es como el Ejército”.

Después anunció que pidió al ministro del Interior y al premier Yehude Simon que los caídos sean ascendidos póstumamente y declarados héroes y agregó: “bueno pues, la policía hará lo necesario para hacerles una vivienda y hacer que sus hijos puedan ser educados adecuadamente en las instituciones de la policía”.

Como acostumbra, García lanzó además acusaciones sin pruebas de que detrás de estos lamentables sucesos hay en marcha en forma permanente “una conspiración antidemocrática, hay gente que no cree en los valores (…) ni mucho menos en la democracia (...) y quieren dictaduras”.

Afirmó que en el país hay mucho desorden social y reiteró que es partidario de que la policía actúe con mucha firmeza y con armas. Aseguró que la policía cumplió la meta y objetivos trazados en el operativo de desalojo del bosque y pidió ayuda para ubicar al asesino de los policías.

“No, de ninguna manera (sobre la renuncia de Hernani) porque repito, la meta, el objetivo de desalojar 5 mil 800 hectáreas movilizando a mil 500 policías ha sido cumplido. Si aparece un asesino y victima a dos policías es terrible, hay que sancionarlo y, si es posible, eliminarlo, pero sacar de allí que el operativo no funcionó…”, expresó.

Añadió que en todo caso tendrían que ser sancionados “los ministros del Interior que durante diez años se negaron por cobardía a proceder a ese desalojo”.

En otro momento, el mandatario optó por burlarse de una reportera que lo interpeló sobre el hecho que los policías estaban desarmados: “Dígame: había acaso un ejército armado, una invasión internacional para que haya carpas de campaña y chalecos antibalas? No lo creo, la operación ha sido llevada magníficamente. Acaso usted lo identificaría (al asesino), usted tiene ojo de zahorí, bola de cristal para mirar; dejemos de hacer politiquería y hacer como de buitre con las vidas de las personas”.

Por su parte, los ex directores de la Policía Nacional, Luis Montoya y Eduardo Pérez Rocha, coincidieron en señalar que el ministro Hernani debe dejar el cargo porque tiene responsabilidad política en el operativo en el Bosque de Pómac.

Para el parlamentario nacionalista Isaac Mekler, Hernani viene fallando continuamente y la operación policial que dejó dos policías muertos constituye la gota que derramó el vaso. “No sólo debe renunciar, hay que botarlo”, afirmó.

A este pedio se sumó también el director de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Ronald Gamarra, quien dijo que la falta de capacidad y liderazgo hacen necesario la remoción del jefe de la cartera.

Vilma Escalante
Redacción

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.