Arrancó campaña aprista

El apresuramiento e informalidad con que se desarrolla la descentralización popular, última creación del presidente Alan García, despierta profundas interrogantes de especialistas en el tema, que temen que los núcleos ejecutores, que recibirán dinero del presupuesto no invertido por municipios y gobiernos regionales, se conviertan en una gigantesca red de clientelismo político y beneficio partidario para garantizar un buen papel del aprismo en las elecciones del 2010 y del 2011.

| 31 julio 2009 12:07 AM | Política | 1.6k Lecturas
Arrancó campaña aprista
García saca el pañuelo campañero.
Con núcleos ejecutores, denunciados como instrumentos de clientelismo electoral. “Descentralización popular” canalizará millonarias sumas rumbo al 2010.

Más datos

REACCIONES

César Villanueva
Es preocupante la designación de Carlos Arana, dirigente aprista y director del Fondo Nacional de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes) para que administre los núcleos ejecutores que presentó el presidente Alan García para la realización de obras públicas, porque no se conocen los mecanismos de control, sostuvo César Villanueva Arévalo, coordinador de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR).

Daniel Abugattás
Para todos queda totalmente claro que lo que se pretende acá es utilizar políticamente los recursos del Estado (…) Llegar a una descentralización popular no burocrática en favor de los humildes es una frase terriblemente demagógica. Tengo la impresión que con eso de hablar gastando, el presidente dijo que el diálogo va a ser a través del gasto y del apoyo directo a la población. Es un populismo terrible.

Hugo Gonzales
No considero viables las propuestas de García Pérez sobre una ‘descentralización popular’ y los núcleos de ejecución a cargo de la población del interior del país. La ejecución de obras a través de núcleos de este tipo ya ha sido experimentada por el Fondo Nacional de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes) y en la década del 90, durante el régimen de Alberto Fujimori, pero no se logró resultados satisfactorios.

Hugo Ordóñez
El anuncio presidencial sobre la entrega de recursos a la población para la construcción de pequeñas obras es una medida populista con la que se busca hacer clientelaje político con miras a las próximas elecciones regionales, locales y generales. Lo más seguro es que se pretenda favorecer a grupos vinculados al gobierno aprista, pues con los trabajos a través de estos núcleos no se gastará ni 15% de los presupuestos.

1687

Después de la juramentación de los 100 representantes de igual número de núcleos ejecutores en Palacio de Gobierno, que forman parte de un plan piloto en la capital, la desconfianza es mayor aún.

En principio, nadie sabe a quién representan las personas que juramentaron el miércoles ni cómo fueron elegidas, pues su designación no ha sido coordinada con los alcaldes de Lima y el Callao, señaló a LA PRIMERA el representante de la organización Propuesta Ciudadana, Javier Azpur.

Añadió que la presentación de la denominada descentralización popular en Palacio, con la asistencia del jefe del Fondo Nacional de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes), Carlos Arana, proyecta un mensaje preocupante pues indica que esta designación irregular responde al interés de formar una red vinculada al gobierno central.

Retroceso
Azpur dijo además que con este programa se resucita a Foncodes como un ente ejecutor de presupuesto, provocando un retroceso del proceso de descentralización, pues dicho organismo se hallaba en camino de transferir funciones a los diferentes gobiernos regionales.

“Con la descentralización popular nuevamente este organismo tendrá a su cargo la administración de un presupuesto, de acuerdo a lo que anunció el presidente Alan García”, expresó. Tal como señaló el presidente en su discurso, se orientarán a este programa un total de 4,600 millones de soles, que no serán utilizados por los municipios y gobiernos regionales del país en el presente año.

El representante de Propuesta Ciudadana explicó que la fórmula de involucrar al pueblo en la priorización, ejecución y evaluación de las obras que requiere sería positiva, si el gobierno cumpliera con canalizar la descentralización a través de los gobiernos locales, con proyectos que estén programados dentro del presupuesto participativo de los municipios y que se trabajen con las organizaciones comunales existentes.

Maniobra
También el ex congresista Javier Diez Canseco denunció que el uso de los núcleos ejecutores, anunciados por el presidente García en su discurso de Fiestas Patrias y presentados el último miércoles en Palacio, constituyen una gigantesca maniobra urdida por el partido de gobierno para apuntalar al aprismo en las elecciones del 2010 y atender también la demanda laboral de las juventudes partidarias que no han podido ser beneficiadas hasta ahora por el presidente.

“El proyecto ha sido trabajado clandestinamente por Arana, quien ha formado y organizado los núcleos presentados el miércoles”, manifestó Diez Canseco, al advertir que se está utilizando a los núcleos, una creación del Foncodes del ex dictador Fujimori, como un mecanismo de clientelaje político, tal como fue denunciado en el año 1998 por el Banco Mundial.

Desestabiliza municipios
El presidente de la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE), César Acuña Peralta, sostuvo que la ejecución de obras en el ámbito local con recursos ediles, de acuerdo a ley, corresponde efectuarla a las municipalidades y no mediante mecanismos improvisados como el anunciado por García, que desestabiliza a los gobiernos locales.

Acuña Peralta calificó de centralista el mecanismo denominado por el jefe de Estado “descentralización popular”, mediante el cual se plantea entregar recursos no gastados por los gobiernos regionales y algunos locales, para que funcionarios del gobierno central decidan realizar obras ante la cercanía del proceso electoral municipal del 2010.

Por su parte el alcalde de Villa El Salvador, Jaime Zea, expresó preocupación por una serie de incongruencias que plantea la descentralización popular del gobierno. Dijo por ejemplo que los alcaldes no tienen facultades para realizar transferencias de los recursos de inversión que no usan, como sugiere el programa de los núcleos ejecutores populares y juveniles. Para hacerlo se tendría que modificar la Ley Orgánica de Municipalidades.

Para el economista David Tejada, García retoma las estrategias fujimoristas al usar los núcleos ejecutores para realizar pequeñas obras movilizadas políticamente, pasando por encima de los gobiernos municipales y regionales. García, al igual que Fujimori, utiliza Foncodes para tener presencia en los sectores populares y preparar las condiciones de la futura campaña electoral.

El analista Carlos Reyna afirmó que la intención del presidente García es emular la política que comenzó a aplicar Fujimori en 1992, que combinó autoritarismo con clientelismo, con esta entrega directa de dinero a comunidades, a jóvenes.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario