Apra sembró el caos en el Vrae

El general Rafael Hoyos de Vinatea, jefe de las fuerzas militares del Valle de los Ríos Apurímac y Ene (Vrae) entre 2005 y 2006, manifestó que debe haber una sola autoridad político-militar a cargo de ese extenso y agreste territorio y no varios mandos como los establecidos por el último régimen aprista, lo que ha debilitado la lucha antisubversiva.

| 02 mayo 2012 12:05 AM | Política | 4k Lecturas
Apra sembró el caos en el Vrae
General EP (r) Rafael Hoyos de Vinatea.
ENTREVISTA. CON EL GENERAL RAFAEL HOYOS DE VINATEA
4096

—¿Cuál es su evaluación de la situación en el Vrae?
—Debemos partir del hecho de que la zona de operaciones del Vrae se ha extendido hasta la selva del Cusco, por la construcción del gasoducto de Camisea. Es un escenario diferente al del inicio de las luchas contra la subversión en esta región en 1999 y del contexto en el que me tocó comandar esta zona. Los remanentes de Sendero han extendido su accionar más hacia la selva. También debo decir que antes no había tanta burocracia para intervenir en esta zona.

—¿A qué se refiere con el tema de la burocracia?
—Antes había una sola autoridad de tipo político-militar en el Vrae, era el único que salía a declarar sobre las acciones e incidencias en esta zona. Durante el gobierno de Alan García, cuando yo ya había dejado las funciones en el Vrae, se creó el puesto del jefe político del Vrae, que da cuentas a los ministros del Interior y a la Presidencia del Consejo de Ministros, pero nunca apareció ni dijo nada sobre los avances en salud y educación en esta región. El mando militar pasó a depender del Ministerio de Defensa; y además están los gobernadores (que responden al Ministerio del Interior). Como consecuencia de esto ahora hay varias autoridades y todos, incluidos los ministros, quieren hablar y decidir. Todo esto entorpece las labores.

—Entonces ¿cuál debería ser la solución?
—Para empezar, en mi época no hubo tantas bajas porque estuvimos trabajando con inteligencia en la zona. Eso pasaba porque había un solo jefe político-militar en el Vrae, que decidía las acciones en cuanto al acercamiento hacia la población y la estrategia militar para combatir a la subversión.

—Hablemos de la estrategia. En su opinión, ¿qué debe hacerse para erradicar a la subversión?
—Hay que evaluar la nueva estrategia en base a cuatro factores: la misión, el enemigo, el territorio y las tropas disponibles. En primer lugar, antes la policía se encargaba del narcotráfico y el ejército de la subversión; ahora es de manera conjunta, porque han decretado dispositivos para que el ejército también enfrente al narcotráfico. Ahora el tema es más grande porque también está el problema del comercio ilegal de madera. En cuanto al enemigo, los remanentes senderistas conocen muy bien el terreno, se mueven muy rápido, usan vestimentas ligeras; mientras que las fuerzas del orden están en bases fijas. Los senderistas piden cupos y reciben apoyo de la población, porque conviven con ella. Sobre el terreno, debo decir que es bastante agreste, algo que para ellos es mucho mejor porque ya lo conocen.

—¿Y las tropas disponibles?
—Antes habían centros de instrucción y entrenamiento en Jauja y Ayacucho, de los que las fuerzas del orden salían bien preparadas para combatir la subversión. Ahora no hay tropas disponibles, y se utilizan a los enrolados en el Servicio Militar Voluntario (SMV), que no necesariamente están preparados para operaciones de este tipo. Por ello, hay que trazar una nueva estrategia en base a estos cuatro factores que le decía. Hay que aplicar un nuevo sistema de inteligencia. En Colombia lograron atrapar al “Mono Jojoy”, porque ya lo venían siguiendo con radares y satélites. No estamos equipados técnicamente y por eso damos manotazos de ahogado. Y hay que designar a un solo mando político-militar con carácter ministerial, como se hacía antes en zonas en emergencia.

—¿Qué piensa de la aparición con vida del suboficial PNP Luis Astuquillca, y cómo deja esto al “camarada Gabriel”, que decía que estaba muerto?
—A los subversivos les conviene crear este tipo de dudas sobre algo que al final resultó totalmente falso. Eso es parte de su estrategia, hacer creer este tipo de cosas, o hacer pensar que cuentan con tanques, por ejemplo, para minimizar sus debilidades y falencias. La fortaleza de este suboficial de la Policía, y el entrenamiento que ha recibido, le ha servido para poder sobrevivir en una situación complicada como la que ha vivido.

CHALECOS INSERVIBLES
Hay que seguir investigando

—¿Qué opina de la irregular compra de los chalecos y las raciones de calidad dudosa durante el régimen aprista?
—Pienso que es un tema que debe investigarse en profundidad. Recuerdo que cuando estaba a cargo de la zona del Vrae me llegó un informe sobre raciones de campaña para las fuerzas del orden que estaban malogradas. Inmediatamente informé a la Contraloría, devolví las raciones, y solicité una investigación del caso. Consideré que esto era una traición a la patria.

—¿También piensa que lo de los chalecos es una traición a la patria?
—No podría decir lo mismo porque tendría que conocer más las investigaciones sobre este caso, pero es muy similar a que les des balas malogradas a los soldados. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los chalecos solo deben ser usados cuando estás en la base o viajando en helicóptero, porque tampoco conviene usarlos en combate, pues pueden ser muy pesados.


Víctor Liza Jaramillo
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario