Aplauden la decisión de echar a policías corruptos

La advertencia lanzada por el ministro del Interior, Óscar Valdés, de que los policías que cometan faltas serán investigados y, en caso de comprobarse dichas irregularidades, pasados al retiro “sin contemplación”, fue muy bien recibida por diversas personalidades consultadas por LA PRIMERA.

 

| 06 setiembre 2011 12:09 AM | Política | 4.3k Lecturas
Aplauden la decisión de echar a policías corruptos
Los malos policías deben irse a sus casas.
Pleno acuerdo con anuncio de dar de baja a malos policías.

Más datos

POLICIÓMETRO

En julio de 2006 (al inicio del gobierno aprista) la aprobación de la labor de la PNP era de 58.7%, en tanto que, en junio de 2010 (cuarto año del gobierno de Alan García), la aprobación era tan solo de 21%.

4371

Al respecto, el extitular del sector Remigio Hernani, la especialista del Instituto de Defensa Legal (IDL) Nancy Mejía, y el congresista Fernando Andrade (Alianza Parlamentaria) saludaron el anuncio al tiempo de señalar que es necesario conocer lo que realmente ocurre al interior de la institución policial, tanto a nivel de oficiales como de subalternos.

AFINAR ESTRATEGIA
Hernani comentó que lo dicho por el ministro Valdés debe transmitirse en hechos concretos y reales que permitan hacer frente a los niveles de corrupción existentes para poder separar la paja del trigo.

“El anuncio es excelente, pero tiene que traducirse en hechos reales porque si bien es cierto que existe corrupción, la mayoría de lo policías son gente honesta que quiere a su institución, por lo que hay que separar, como se dice en criollo, la paja del trigo”, anotó.

En diálogo con LA PRIMERA, el exministro señaló que el gobierno, a través del Ministerio del Interior, debe afinar sus estrategias para estructurar, a través de sus órganos como Control Interno e Inspectoría, un plan efectivo para enfrentar la corrupción en la Policía.

Estas estrategias, agregó, deben apuntar por ejemplo a controlar las irregularidades en el control de rancho que se brinda tanto en la Escuela de la Policía como en algunas unidades policiales donde el Estado ofrece ese beneficio.

Hernani refirió que otro punto que debe atacarse es el de las irregularidades en el expendio del combustible para los vehículos policiales, en el que están comprometidos parte de los oficiales y subalternos.

También indicó que un foco de corrupción es el referido al de las adquisiciones de la institución, que involucra a los altos mandos, sobre todo en la compra de uniformes, víveres y otros productos donde se ha institucionalizado el cobro del 10 o el 15% a los proveedores.

CONFIANZA CIUDADANA
Por su parte, Nancy Mejía, del IDL, sostuvo que reconocer que existe corrupción policial, aunque hay muchos policías honestos, es un gran paso para enfrentar este flagelo donde las coimas en el tránsito y diversos actos irregulares como el tráfico de la gasolina de los patrulleros o el alquiler de las armas de reglamento son pan de cada día.

Mejía hizo alusión a un documento de IDL el cual señala que la prevención y lucha contra la corrupción policial es clave para arribar con éxito a cualquier política pública de seguridad ciudadana, debido a que siempre se pide la confianza ciudadana en la policía.

Según IDL, el liderazgo del mandatario Ollanta Humala debe buscar fundamentalmente recuperar la confianza ciudadana en la Policía Nacional, la cual se debe sustentar, no en campañas publicitarias, sino en eficacia y honestidad, esta última lograda al combatir la corrupción policial en todos sus niveles: desde el policía que controla el tránsito hasta el general encargado de las licitaciones.

De otro lado, el congresista Fernando Andrade, miembro de la Comisión Especial Multipartidaria de Seguridad Ciudadana, destacó que la medida responda al anuncio del jefe de Estado de ponerse al frente de la lucha contra la inseguridad y la delincuencia.

Agregó que no hay duda que la decisión ministerial responda al emplazamiento del mandatario de que en el plazo de sesenta días le entregue resultados concretos respecto a la reorganización de la Policía, desde los altos mandos hasta los de más bajo escalafón.

El legislador también llamó la atención al Poder Judicial para tener mayor cuidado cuando dispone la reincorporación de policías que han incurrido en inconductas funcionales y en muchos casos en graves delitos como robos, extorsión e incluso tráfico ilícito de drogas.

Agregó que muchas veces los jueces incluso disponen que estos malos policías sean ascendidos con honores en sus cargos. “Deberían analizar con más detenimiento los casos para no perjudicar a la institución policial”, acotó.

En seguridad tampoco hizo nada
El legado corrupto de García
1. Según IDL, durante el régimen de Alan García la corrupción ha sido un problema transversal en toda la institución policial, abarcando desde las máximas instancias de la institución hasta los últimos suboficiales en el escalafón policial.

2. La incapacidad para realizar compras transparentes ha sido una constante. Tres de los cinco ministros de la cartera: Pilar Mazzetti, Luis Alva y Octavio Salazar, han sido cuestionados por escándalos.

3. A la corrupción de las altas esferas de la policía, también existe en el personal policial que diariamente se relaciona con los ciudadanos: las coimas a los policías de tránsito y la existente dentro de las comisarías, donde piden “colaborar” con los efectivos policiales.

4. La corrupción se produce muchas veces en la concesión de ascensos, los cuales se dan entonces en base a favoritismos personales antes que al mérito profesional.


Helio Ramos
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario