Amenazan a los que quieren cambio

Un grupo de comerciantes que ya se trasladaron al Gran Mercado Mayorista de Lima en Santa Anita, denunciaron que son hostigados y hasta amenazados por algunos de sus pares, que continúan instalados en La Parada.

| 23 setiembre 2012 12:09 AM | Política | 1.9k Lecturas
Amenazan a los que quieren cambio
Mercado de Santa Anita empieza a funcionar.
A partir de la madrugada de hoy, La Parada deja oficialmente de ser el mercado mayorista de Lima. El traslado va tomando cuerpo. Aparece “El Mudo”.

Más datos

SE QUEDA MUDO

El exalcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, prefirió abstenerse de opinar sobre el traslado de los comerciantes de La Parada hacia Santa Anita, pues sostuvo que “podría decirse que tengo algún interés”. Sin embargo, se atribuyó la construcción del nuevo mercado mayorista y afirmó que los mercaderes “ya estarían instalados allí” si hubiera continuado al frente de la comuna limeña. Agregó que espera que todos los comerciantes sean trasladados a Santa Anita, con “equidad, justicia y equilibrio”.
1973

Vicente Ríos, negociante asentado en el nuevo local, dijo a LA PRIMERA que tanto él como sus compañeros se decidieron por Santa Anita porque desean tener un espacio más amplio, moderno, y, sobre todo, salubre para la venta de sus productos, tal como lo pudo comprobar nuestro diario en un recorrido en este nuevo centro de abasto.

Ríos agregó que por haberse trasladado a Santa Anita, se han ganado la antipatía de los mayoristas que aún están en La Victoria. Refirió que las amenazas se deben a intereses de terceros, de quienes dijo están instando a los comerciantes a atrincherarse en el viejo centro de abasto a como dé lugar. Indicó que estarían usando el miedo para evitar la migración de más comerciantes a Santa Anita.

Las amenazas no solo son verbales y telefónicas, sino que los mismos comerciantes del centro de abasto victoriano están repartiendo volantes donde denominan a los que se mudaron a Santa Anita “traidores, y serviles” a la Empresa Municipal de Mercado S. A. (EMMSA) y la Municipalidad de Lima.

La comuna limeña anunció que ya tiene conocimiento de las prácticas amenazantes y por ello está tomando las medidas pertinentes junto con el Ministerio Público y la Policía, para brindar las garantías necesarias a los comerciantes que han apostado por el nuevo mercado de Santa Anita.

UN TRANCE SALUDABLE
Desde el miércoles en la noche, algunos comerciantes ya habían llevado sus productos al nuevo centro de abasto. Debido al proceso de traslado, están vendiendo por el momento al menudeo; pero esto será solo por unos días, mientras los nuevos inquilinos se acomodan en sus puestos. Así iniciarán el comercio en forma mayorista.

“Ahora estamos vendiendo al menudeo, pero solo mientras hasta que otros terminen de trasladarse. La gente viene a comprar, aprovecha las ofertas y se van contentos porque se dan cuenta de la diferencia que hay en comparación con La Parada. Aquí no hay plagas, ni basura, ni delincuencia”, refirió Luis Cuya, vendedor de hortalizas en Santa Anita.

Los 800 comerciantes que ya tienen su puesto asegurado, saben del beneficio real que Santa Anita representa. Un grupo de ellos explicó que desarrollarán sus labores con mayor orden y limpieza, principalmente porque sus nuevos módulos son dos veces más amplios que los victorianos. Los alimentos estarán ahora en jabas y no en el suelo.

“Antes el producto se bajaba del camión y se apilaba en el suelo y quedaba todo aplastado. Al final, cuando llegaba a las manos del cliente, estaba todo marchito (hortalizas) y con plagas. Con eso perdíamos mucha mercancía”, afirmó el comerciante Manuel Atencio.

TODO TIENE SU FINAL
A partir de la madrugada de hoy, La Parada dejó oficialmente de ser el mercado mayorista de Lima, según lo indicado por la comuna limeña. En tal razón, los camiones de carga ya no podrán ingresar a este centro de abasto que será considerado, mientras continúe abierto, como minorista.

El plan de la Municipalidad de Lima contemplaba que entre el 19 y el 23 se inicien las operaciones en el nuevo lugar. Las mismas ya comenzaron, pero como un proceso para adecuarse al nuevo ambiente, sin embargo, al cumplirse hoy el plazo dado, las operaciones comerciales se darán al 100% y el comercio empezará a fluir.

Los comerciantes victorianos debían trasladarse al nuevo lugar para tener mejores condiciones de trabajo, y otorgar a los clientes las mayores medidas de salubridad, sin embargo desestimaron el ofrecimiento y ahora pueden perder “soga y cabra” dijo el presidente de EMMSA, Ricardo Giesecke.

En La Parada se mantienen en pie de lucha. En reunión realizada ayer, indicaron que nadie los moverá del centro de abasto.


Róger Chuquín
Redacción

Loading...


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD