Algo esconde Alan García

El exprocurador anticorrupción Ronald Gamarra indicó que el presidente Alan García está tomando medidas desesperadas con la pretensión de curarse en salud, al admitir que se reunió con Manuel Elías Ponce Feijóo en el 2006, a tiempo de negar haber mantenido vínculos con el exoficial de inteligencia naval, a quien fustigó al calificarlo como “jefe o cabecilla de la banda de interceptadores”.

Por Diario La Primera | 06 jul 2011 |    
Algo esconde Alan García
Admite reunión con Ponce para curarse en salud.
Comentan confirmación de que se reunió con Manuel Elías Ponce Feijóo en el 2006.

Gamarra dijo que el presidente saliente sabe que con el transcurso de las investigaciones y las declaraciones que hagan los involucrados en el caso Business Track (BTR), se encontrará información que lo vinculen con Ponce y por eso adelanta mediante un comunicado, algo inusual en él, que sí lo conoció pero la relación no fue más allá.

“Bueno, sí (está tomando medidas desesperadas) y se está pretendiendo curar en salud. Ponce Feijóo y las otras personas procesadas (por el caso Business Track), han dado, en las últimas semanas, información que en principio no habían entregado. Entonces, creo que el presidente está tratando de curarse en salud, porque en algún momento esas personas van a dar más información que vincule a García con el caso y éste está adelantando otro contenido a la reunión que sostuvo con Ponce Feijóo”, anotó.

El gerente de Business Track y principal acusado del proceso por el caso “chuponeo” afirma que en 2006 García, entonces candidato, le pidió que espíe al candidato Ollanta Humala, y que le suministró información de inteligencia posteriormente, estando García en el gobierno, cuando el dirigente aprista le hizo un gesto de reconocimiento al ascenderlo al grado de vicealmirante, pese a estar en retiro, ascenso que García anuló tras el escándalo de los “petroaudios”.

Gamarra explicó que vendrán declaraciones contra García que evidencien su vinculación en las interceptaciones telefónicas realizadas por la empresa comandada por los marinos Ponce Feijóo y Carlos Tomasio, por lo que el mandatario “está adelantándose a todos estos hechos”. En ese afán, indicó, García pretende darle otro contenido a la reunión que sostuvo con Ponce Feijóo, para decir después que él ya ha reconocido esa reunión y recalcar que esto no tuvo el contenido que, probablemente, indiquen los implicados.

La noche del lunes el presidente Alan García se adelantó a las interrogantes de la prensa y reconoció que se reunió con el gerente general de Business Track Manuel Elías Ponce Feijóo durante media hora en la que el almirante y miembro de inteligencia le detalló cosas respecto a “un candidato que recibía dinero de un gobierno extranjero, de lo cual no llegó nunca más a exhibir ninguna prueba ni a decir nada sobre eso”.

Admitir que sí se reunió con Ponce Feijóo y que recibió esa información implica a García en una seria contradicción, señaló Gamarra, pues en abril de 2010 negó conocer información sobre el caso y los protagonistas de las interceptaciones telefónicas, por lo que esta “revelación” sería parte de “un juego de hechos que buscan como verdadero objetivo la impunidad y que deberían ser investigados por el próximo gobierno, porque ahora es bastante complicado”.


Rosa María Loayza
Redacción

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.