Alan y Keiko rechazan cogobierno en el 2016

Los ciudadanos deben rechazar las pretensiones del expresidente Alan García de conseguir un cogobierno en el 2016 con la lideresa de Fuerza Popular Keiko Fujimori porque sería muy lesivo para el país y abriría paso a la impunidad.

| 13 octubre 2014 04:10 PM | Política | 2.1k Lecturas
Alan y Keiko rechazan cogobierno en el 2016
Alan y Keiko rechazan cogobierno en el 2016

Más datos

El pacto por la impunidad implicaría que si gana García, Alberto Fujimori sería indultado, y si gana Keiko Fujimori, ella anularía las investigaciones de la Megacomisión.
2121

Así lo señalaron analistas y agregaron que si ganara García liberaría a Alberto Fujimori y frenaría las investigaciones a fujimoristas vinculados al narcotráfico y, si Keiko triunfara, ella anularía las investigaciones de la Megacomisión y liberaría a Aurelio Pastor si fuera encarcelado.

El parlamentario andino Alberto Adrianzén indicó que este “pacto por la impunidad” es un peligro que los ciudadanos deben rechazar ya que “es muy probable que García libere a Fujimori y que Keiko trunque las investigaciones a García”.

Además, busca (García) formar un frente de derecha que busca excluir de la práctica y la escena política a las fuerzas progresistas de izquierda”, agregó antes de preguntarse quién encabezaría esta posible alianza.

Aclaró que esta alianza de la derecha insinuada por el líder aprista no incluiría al fujimorismo ya que no cree que alguna de las dos fuerzas ceda su candidatura. “Se trata de que en el 2016 solo compitan las fuerzas de derecha”, añadió.

Hay que esperar cómo se desarrollan las cosas. No es cierta esa imagen de que solo van a pasar a segunda vuelta Keiko y Alan, nadie tiene una bola de cristal”, indicó.

A su vez, Carlos Rivera, coordinador del Instituto de Defensa Legal (IDL), manifestó no tener duda de que si el fujimorismo y el Apra llegan a la segunda vuelta tratarán de llegar a acuerdos para asegurar la impunidad para ambos partidos.

El fujimorismo pedirá liberar a Fujimori y el Apra sepultar los avances de investigaciones como la realizada por la Megacomisión”, dijo.

García, en su anterior gobierno, ensayó ya una alianza con la derecha y gente cercana al fujimorismo. El tener a Luis Giampietri en la plancha presidencial; a Rafael Rey, en el gabinete ministerial, demuestra que García ha gobernado con la derecha. Además la alianza parlamentaria en el Parlamento evidencia de que las dos agrupaciones tienen varios intereses comunes en temas de derechos humanos, de corrupción”, aseveró.

Resaltó que, si bien no es positivo apresurarse, “el panorama político tiende a poner a García y a Keiko como los candidatos que pasarían a la segunda vuelta”, ya que Toledo tiene problemas judiciales graves y Pedro Pablo Kuczynski, según explicó, no tiene la capacidad de arrastre que sí tiene Fujimori y García.

A ambos les conviene ese escenario para repartirse el voto obtenido por Ollanta Humala en el 2006 y tengo la impresión de que García puede sentirse con mayores habilidades, experiencia y maña para ganar ese electorado”, explicó.

Añadió que el Perú se merece otra alternativa al aprismo y el fujimorismo, “pero esta alternativa tiene que construirse en un proceso político, que no solo aparezca como un outsider, con los que ya tenemos suficiente mala experiencia como con este gobierno”.

La legisladora Rosa Mavila aseveró que García estaría “tendiendo puentes” con el fujimorismo para que lo apoyen “ahora que estamos (los congresistas) a punto de debatir los informes pendientes de la Megacomisión”.

Coincidió con Adrianzén al señalar que la derecha “pretende generar una unidad” para desaparecer a la izquierda y detalló que ni el aprismo ni el fujimorismo cederían sus candidaturas presidenciales.

Yo siento que más cercana sería la posibilidad de un pacto electoral hacia el 2016 entre el Apra y el Partido Popular Cristiano (PPC) que con el fujimorismo antes de la segunda vuelta. Tampoco se van a confrontar, el Apra y el fujimorismo irán separados pero lo suficientemente concertadas, tal vez en la segunda vuelta, como para negociar la salida de Alberto Fujimori, por ejemplo”, manifestó.

Añadió que el Apra se apresura al iniciar los lineamientos electorales hacia el 2016 y que “no está siendo consciente del tremendo retroceso que ha tenido como partido a nivel nacional”.

La espontánea votación de Lima por su candidato no implica un avance organizativo, como proyecto partidario. La derrota en Lambayeque y el norte en general demuestra que el Apra es parte de la crisis de los partidos”, señaló.

LO DICHO POR GARCÍA

El expresidente aprista dijo el sábado que colaborará con la lideresa de Fuerza Popular si ésta gana las elecciones presidenciales en el 2016. “Es una persona independiente que no depende de quién procede o si su padre o su abuelo hicieron esto. (Keiko) Ha hecho un mayor esfuerzo recorriendo todo el país organizando un partido nuevo. Esperemos que tenga éxito y si gana tendrá nuestra colaboración porque hay que ser amplio”, señaló.

Sostuvo que es una buena candidata que tiene todas las condiciones para ganar sin importar si es la hija del preso exdictador Alberto Fujimori. “A mí me parece una mujer valiosa y cada vez tiene más condiciones. Yo no descartaría que pueda ser presidenta ni me ofendería que lo fuera. El pueblo es el que tiene que decir y yo respeto lo que decida el pueblo. No diría ‘es hija de’ porque yo no tengo por costumbre hijear a las personas”, manifestó.

Rechazan cogobierno en el 2016

COMO EN EL 2016

Está repitiendo estrategia

El analista político Sandro Macassi fijo que el expresidente Alan García “está jugando a repetir la estrategia del 2006, es decir, buscando el voto fuera de su partido con la idea, esta vez, de llegar a la segunda vuelta con Keiko Fujimori.

García quiere empujar a Keiko para que llegue a segunda vuelta junto a él. Eso le conviene porque, si se enfrentara a Pedro Pablo Kuczynski o a una opción de centro izquierda o de centro, no tendrá mucha opción”, aseveró.

COINCIDEN

Los que busca es impunidad

Los congresistas Cristóbal Llatas, de Gana Perú; Mesías Guevara, de Acción Popular-Frente Amplio; y el vicepresidente del Movimiento de Afirmación Social, Olmedo Auris, indicaron que las declaraciones de García a favor de Keiko es una forma de buscar la impunidad y protección mutua.

Luis Iberico, del Partido Popular Cristiano, dijo que el líder aprista está ensayando “sus cantos de sirena” para convencer a los fujimoristas y lograr apoyo político frente a la posible acusación constitucional en su contra por los ‘narcoindultos’.

Eduardo Santana/Roberto Contreras


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital

1.09535098076