¡Alan Garcí­a sedujo y humilló a mi esposa!

El abogado aprista Ví­ctor Raúl Sotelo Tamayo denunció que luego de acosar, seducir y enamorar a su joven esposa, sabiendo que era mujer casada y con dos niños, Alan Garcí­a, ¡de la manera más inaudita, ruin y cobarde!, la acusó a ella de buscarlo y llamarlo por teléfono.

| 06 noviembre 2007 12:11 AM | Política | 24.8k Lecturas
¡Alan Garcí­a sedujo y humilló a mi esposa!
Cuando Garcí­a aún no intervení­a en la vida de esta feliz pareja que posa en una plaza de Argentina.
Ví­ctor Raúl Sotelo está dispuesto a ir hasta el final en la demanda contra el lí­der del APRA Alan Garcí­a, a quien responsabiliza por haber destruido su hogar.
24876

Así­ consta en la demanda que presentó contra el Primer Mandatario y en la que Sotelo deja constancia de que el demandado, una vez que se hizo pública la denuncia, culpó a la señora Dal Pont de Sotelo de ser ella quien le hací­a las llamadas telefónicas a su celular personal.

¡Es importante manifestar Sr. Juez, que mi esposa fue a su vez humillada por el demandado Alan Gabriel Garcí­a PÉrez, quien ante la decidida denuncia pública que el recurrente hiciera sobre la canallada del demandado de destruir mi hogar familiar, decidió culpar a mi joven esposa (!¦) conforme me lo manifestó su secretario personal!, dice Sotelo Tamayo en su demanda.

Relata que el secretario de Alan Garcí­a lo llamó a su celular el domingo 16 de octubre de 2005, a primeras horas de la mañana, para manifestarle que por orden de Alan Garcí­a habí­a llamado a su esposa para comunicarle que Garcí­a ya no deseaba tener ningún tipo de contacto con la señora Dal Pont.

Los diálogos
LA PRIMERA tuvo acceso a dos fragmentos de audios que registran conversaciones entre el abogado Ví­ctor Raúl Sotelo y el secretario personal de Alan Garcí­a, quien en una primera conversación se muestra sorprendido cuando Sotelo le comenta que Alan Garcí­a enamoraba a su esposa.

Sin embargo, hay una segunda conversación en la que el secretario personal de Alan Garcí­a acepta que sí­ hubo comunicaciones telefónicas entre el entonces ex presidente y la señora Dayana Dal Pont de Sotelo, pero desliza que habrí­a sido ella quien le llamaba porque estaba atravesando un momento difí­cil.

A continuación la trascripción de dos fragmentos de las conversaciones en las que Sotelo reclama hablar con Alan Garcí­a, pero su secretario le dice que no se encuentra con Él y llega a advertirle a Sotelo que no haga cosas de las que despuÉs se puede arrepentir.

(Primera llamada telefónica)

!“Sec. de AGP:
Aló.

!“VRS: Con el doctor Lucho Nava.

!“Sec. de AGP: ¿De parte?

!“VRS: Del doctor Raúl Sotelo

!“Sec. de AGP: Ah. Hola, cómo estás, Raúl, sí­...

!“VRS: Lucho!¦ este... querí­a hablar con el doctor Garcí­a.

!“Sec. de AGP: Yo no estoy en la oficina.

!“VRS: Mira, querí­a hablar unos problemas que son bien delicados y querí­a hablarlos personalmente con Él. El hombre ha estado llamando a mi esposa, hermano. Son cosas bien delicadas. Es una chica de 25 años, es una chica joven, hermano, y la ha estado llamando por telÉfono, comunicándose.

!“Sec. de AGP: ¿Y crees que Él va a estar llamando, no crees que serán chismes de alguien?

!“VRS: No, ya me dijo mi señora y tengo problemas con ella, la cosa es bien delicada, bien delicada, el hombre la ha invitado.

(Segunda llamada telefónica)

!“VRS: Aló, Lucho, soy Ví­ctor Raúl Sotelo.

!“Sec. de AGP: Hola, cómo estás, quÉ dices... Oye, sabes, me dijo (Alan Garcí­a) si alguna vez recibí­ una llamada de ella fue porque estaba desesperada, tení­a un problema. Inclusive me dijo (Alan Garcí­a) le pedí­ a Mónica... que la llamara y la ayudara.

!“VRS: ¿QuiÉn llamó?, ¿mi señora llamó?

!“Sec. de AGP: Mi hermano, yo no sÉ todo pues, pero parece ser que la cosa es que el presidente la llamó a Mónica para que hablara con tu esposa.

!“VRS: ¿Por quÉ, quÉ habí­a pasado?

!“Sec. de AGP: Parece ser que la vio desesperada, que le iba a pasar algo a esta chica.

!“VRS: Yo ahorita me he separado de ella!¦ me he separado hoy dí­a, me comprendes. Y eso hermano, me indigna a mí­, me decepciona totalmente.

!“Sec. de AGP: Tómalo con tino, hermano, porque yo ya he hablado con Él!¦ no tomes a la loca las cosas, que te puedes arrepentir!¦

Conducta de Mandatario
contradice su discursoí‰ticamente es una conducta reprochable la mostrada por Alan Garcí­a, porque quien aspira a conducir los destinos del paí­s no puede estar promoviendo ruptura de hogares, pues la familia es la cÉlula básica de la sociedad, sostuvo ayer el congresista Cayo Galindo en relación a la demanda por acoso contra el Jefe del Estado.

¡El primer ciudadano del paí­s debe propender a la consolidación de la familia, de la unidad familiar, y no estar siendo un elemento de ruptura de la unión familiar. Y si Garcí­a ha promovido la ruptura de un hogar, eso es Éticamente reprochable, aunque no sea un delito!, advirtió.

El parlamentario nacionalista comentó que ¡si Garcí­a pretendí­a gobernar el paí­s en nombre de toda la sociedad, por lo menos con sus actos estaba siendo contradictorio respecto a su discurso!.

A su vez, el legislador Yonhy Lescano coincidió en que Éticamente es reprochable que un presidente se vea involucrado en hechos de esta naturaleza, pues tiene que tener una conducta intachable por ser un personaje público y para poder exigir o censurar conductas de los demás.

Ambos coincidieron, en todo caso, que el ciudadano Sotelo está en todo su derecho de plantear una acción de tipo indemnizatoria, pero que el resultado dependerá de si los medios probatorios son suficientes o no y si el criterio del órgano jurisdiccional es amplio.

Luis Revoredo
Redacción

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD