Agustín Mantilla en el ojo de la tormenta

Luego fue protegido por el exviceministro del Interior, Agustín Mantilla. Sus vinculaciones con el Partido Aprista son mucho antes que se convirtiera en operador montesinista.

| 24 noviembre 2013 09:11 AM | Política | 4k Lecturas
Agustín Mantilla en el ojo de la tormenta
Agustín Mantilla en el ojo de la tormenta
4053

El exviceministro del Interior, Agustín Mantilla, protegió a Óscar López Meneses, cuando en abril de 1988 fue detenido por la entonces Guardia Civil junto a un grupo de jóvenes fuertemente armados que pertenecían a la Alianza Revolucionaria Estudiantil (ARE), dijo el legislador Teófilo Gamarra.

El tema es que no se llegaron a hacer las investigaciones, pero, habría que preguntarse (...) qué hacían varias personas dentro de un vehículo portando armas en circunstancias en las que ya se hablaba del Comando Rodrigo Franco, de modo que estas investigaciones quedaron en nada absolutamente y en ese entonces el viceministro del Interior era el señor Agustín Mantilla”, dijo.

Recordó que en aquel entonces Mantilla declaró ante la prensa que las instituciones pertinentes harían una investigación pero que a pesar de ello nunca se esclarecieron los hechos pese a que estuvieron fuertemente armados y hubo fuego cruzado con los policías que los capturaron.

EL DÍA DE LOS HECHOS

Según una nota periodística del diario La República del 27 de abril de 1988, los detenidos eran presuntos sediciosos que fueron intervenidos por la Guardia Civil en las inmediaciones de la Universidad San Marcos y en las cercanías de la comisaría de Chacarilla del Estanque, en ambos casos los efectivos policiales tuvieron que hacer uso de sus revólveres de reglamento debido al enfrentamiento que se produjo.

El primer grupo fue detenido a las 4 de la madrugada de la fecha en mención en las inmediaciones de la ciudad universitaria de San Marcos y entre estos estaban Carlos Enrique Morán (23), Edgar Díaz Nieto (26), Víctor Espinoza Alfaro (25), Javier Castañeda Condori (25), Nicanor Lután Dueñas (28), Carlos Peláez Alfaro (26), Zoila Esperanza Capristán Carhuapoma (25) y Américo Pérrige Roselló de 22 años

Óscar López Meneses, quien en aquel tiempo tenía 20 años de edad, fue arrestado a pocas cuadras de la comisaría de Chacarilla del Estanque junto a Alfredo Moreno Rebagliati (29), Idelson Castillo (25) y Luis Izquierdo Campos (35). Fueron detenidos, pero antes se enfrentaron a balazos a los policías del patrullero 607 de la 29va Comandancia de la Guardia Civil, hoy parte de la Policía Nacional.

Los custodios del orden les decomisaron dos revólveres marca Rossi de fabricación italiana, uno de los cuales tenía el número de registro limado. Además se les encontró 35 proyectiles de diverso calibre 38 percutados. Los individuos portaban también volantes de la Alianza Revolucionaria Estudiantil (ARE) de filiación aprista, así como petardos de dinamita”, señala la nota que además indica que luego de la detención fueron conducidos a la comisaría de la Unidad Vecinal Nº 3 y luego llevados a la DIRCOTE.

FUERON LIBERADOS

El semanario Oiga del 2 de mayo de 1988 hizo algunas indagaciones sobre el caso y en la nota publicada refieren que una fuente policial confesó que fueron liberados por órdenes del entonces general Oswaldo Díaz Salvador, Jefe de la Sétima Subregión de la Guardia Civil.

Hubo muchas llamadas telefónicas intercediendo por ellos. La llamada del general Oswaldo Díaz Salvador, jefe de la Sétima Subregión de la Guardia Civil fue la que surtió efecto. Los apristas fueron saliendo haciéndose bromas entre sí, como si nada hubiera pasado”, refiere la nota.

Asimismo el reportero de la nota logró contactarse con Víctor Espinoza Alfaro, uno de los detenidos que fue posteriormente liberado, quien aceptó haber tenido armas en su poder y dejó abierta la posibilidad que la orden para la liberación pudo haber venido del propio Ministerio del Interior.

Sí, estábamos armados, porque los apristas de San Marcos tenemos que defendernos de Sendero que ha jurado matarnos” y ante una pregunta del periodista del semanario en mención respondió: “¿Qué como salimos? pues se movieron dirigentes del partido y, tal vez, funcionarios del Ministerio del Interior”.La Primera

ANTIGUA AMISTAD

El legislador Gamarra refirió que la liberación de los involucrados en el tiroteo del 27 de abril demuestra que la relación de López Meneses y Mantilla data de muchos años, incluso antes de que éstos se conocieran en el penal San Jorge tal y como declaró a la prensa luego del reciente escándalo por el indebido resguardo policial a su casa de Batallón Libres de Trujillo, ubicada en el distrito de Surco.

Aparentemente esa amistad data de mucho antes porque de acuerdo a las informaciones periodísticas que se están encontrando en el año 88 se hacían operativos contra grupos terroristas, sin embargo, se encontró un carro de propiedad de un rector de una universidad conocida”, dijo.

El rector de la casa de estudios a la que alude Gamarra es Miguel Exebio Exebio de la Universidad San Martín en el año 1988 y propietario del automóvil de placa EQ – 5567 en donde López Meneses fue detenido en la tercera calle Galeón en la Urbanización Chacarilla del Estanque luego del tiroteo con la Policía.

A DOS CACHETES

Para Gamarra los vínculos de López Meneses con altos mandos apristas y fujimontesinistas como Mantilla y Vladimiro Montesinos, respectivamente, demostrarían que éste estaría operando para ambos miembros para desestabilizar al gobierno.

De modo que se van esclareciendo algunos indicios que se tenían y se van dando pruebas de que existen los nexos de este señor López Meneses, operador del montesinismo con algunos sectores del Apra”, dijo.

Señaló que López Meneses fue coordinador parlamentario de la bancada fujimorista en los últimos años del gobierno del hoy reo Alberto Fujimori y que existen nexos con el aprismo.

Detrás de todo este ruido y este conflicto generado en los hechos se ve que hay una dirección puramente maquiavélica que está coordinando y trabajando para estos dos sectores”, manifestó. La Primera

FUE UN MISTERIO

El miembro del movimiento Vanguardia Aprista, Hugo Sánchez, reconoció que el grupo de detenidos en abril de 1988 en las inmediaciones de la Universidad San Marcos eran militantes apristas que solían enfrentarse a miembros de Sendero Luminoso, pero dijo desconocer cuál fue la razón de la detención del grupo detenido en Chacarilla en el que estaba López Meneses.

Lo que veo contradictorio es lo siguiente: en el año 1988 era viceministro Agustín Mantilla y si se supone que detienen a grupos cercanos al Apra tendrían algo de protección y en este caso la Policía los agarra y al final simplemente sale una nota de prensa y no encuentran mayor cosa. Nunca enseñan las armas, no sé sabe y ese es un misterio”, dijo.

Refirió que ninguno de los detenidos fueron procesados por la Fiscalía y reiteró que nunca se esclareció qué hacían ellos en Chacarilla. Según refirió existe la posibilidad que López Meneses haya estado involucrado a los grupos de poder que en aquel entonces buscaban obtener la rectoría en la Universidad San Martín de Porres.

“En la guerra entre los grupos de poder que había en la San Martín usaban este frente de la Alianza Revolucionaria Estudiantil (ARE), pero el ARE no existía en la Universidad San Martín. ARE existía en San Marcos, Villarreal, la UNI; pero ellos usaban este frente de fachada que combatía a los opositores de Chang. Ellos utilizaban estos frentes para sus intereses, no era un frente oficial del partido, pero, lo usaban para combatir a sus opositores y había gente que financiaba, gente que manejaba armas”, dijo.

¿QUIÉN ERA ESPINOZA ALFARO?

“Espinoza Alfaro es un ‘capo’ dentro de la organización universitaria aprista; pertenecía, como todos los que fueron detenidos ese jueves 21, a la Alianza Revolucionaria (ARE), la organización más violentista del APRA, la fuerza de choque que usa el partido para imponerse en la elecciones estudiantiles. Expertos en artes marciales, saben manejar armas de fuego. De esta cantera provienen los primeros reclutas de los paramilitares al servicio de Mantilla y actualmente bajo control de Alberto Kitasono, secretario nacional de organización del APRA”, refiere la nota del semanario Oiga del 2 de mayo de 1988.

PRÁCTICAS PARAMILITARES

Según la nota periodística de la revista Oiga, el hallazgo de un revólver con el número de serie borrado, que portaba uno de los jóvenes apristas capturado en Chacarilla del Estanque, hace recordar el caso de los primeros paramilitares que la policía detuvo la noche del 18 de agosto de 1985 tras un intento de homicidio al exdiputado Peter Uculmana Suárez.

Estos paramilitares detenidos por la Policía de Investigaciones del Perú (PIP) de Lince de aquel entonces fueron identificados como Moisés Palacios Yamunaqué y Luis Alberto Aoun Chong, ambos estudiantes universitarios.

Palacios, a quien se le decomisó un revólver Smith Wesson, calibre 38, cañón corto, Nº 3158 confesó ante la Policía. “Efectivamente, el arma de fuego revólver marca SW calibre 38, cañón corto número 3158, me pertenece por habérmelo entregado el señor viceministro del Interior, Agustín Mantilla Campos, y al parecer es de su propiedad”, dijo.

Días después de esta declaración la dirección de criminalística de la PIP emitió un comunicado en el que se refiere al revólver en mención e indica, “presenta el número 3158, no se encuentra registrado en esta DICAME”.

Luis Alberto Aoun, a quien la PIP le decomisó la pistola marca “Bersa”, Nº 726776 también declaró que el arma en cuestión había sido entregada por Agustín Mantilla.

“La pistola marca ‘Bersa’ Nº 726776, con una cacerina y 14 cartuchos, que se me presenta, me fue entregada el mes de noviembre por el doctor Agustín Mantilla Campos, actual viceministro del Interior”, dice la revista.

Según la DICAMEC, esta arma no estaba registrada a nombre de Mantilla sino de una empresa Sicra, refiere la nota.

Ramiro Angulo


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital

Deje un comentario