Admito mis errores

El presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, admite su responsabilidad en el conflicto en la región por el proyecto Conga. No da su brazo a torcer y cree que protestas deben seguir. Anuncia nuevo conflicto por Yanacocha.

Por Diario La Primera | 02 jul 2012 |    
Admito mis errores
Se resiste a pedir levantamiento de paro indefinido.
PRESIDENTE REGIONAL DE CAJAMARCA

Más datos

DETALLE

—¿A qué se refiere con que habrá un “desenlace sangriento” en Cajamarca luego de enterarse que Newmont ya había iniciado la construcción de uno de los cuatro reservorios?
—Que la población no está dispuesta a aceptar un proyecto en medio de un conflicto. Lo que declara Newmont es una provocación y si la población se da con eso, la Dinoes y las Fuerzas Armadas, que tienen órdenes de disparar, estarán ahí. El costo social será gravísimo, un desenlace sangriento.

NUEVO CONFLICTO

Santos adelantó que el 9 de julio los comuneros de la provincia de Santa Cruz se levantarán contra Yanacocha por abusos al tratamiento de las aguas de los ríos Pisit y Chorro Blanco. “Seguro dirán que Santos está abriendo otro frente de defensa. ”, dijo.

—¿Cree que tiene la responsabilidad de que Cajamarca esté perdiendo millones diariamente por el paro indefinido que convocó?
—La cuota de responsabilidad de las cuentas habidas y por haber no me la pueden cargar solo a mí, ni exclusivamente al gobierno regional. Aquí todos somos responsables, el Presidente de la República, los ministros, el Gobierno Regional, por apoyar sus organizaciones y a su pueblo; y también Newmont. No saco cuerpo de mi responsabilidad como presidente regional, tenemos una estrategia para reimpulsar la economía.

—¿Considera que la paralización indefinida provocará un desgaste de la lucha cajamarquina que termine favoreciendo la posición del gobierno?
—No creo, la resistencia de los campesinos tiene una tradición de 36 años de lucha en las rondas campesinas y se están organizando cada vez más. La resistencia va a continuar. Dudo que se debilite porque la población entiende cada vez más el respeto a los recursos hídricos y a su territorio. Nunca hablé de paro indefinido, ésta es una acción cívico-patriótica de resistencia permanente contra la empresa Newmont.

—¿Qué error admitiría haber cometido desde que empezaron las movilizaciones contra el proyecto minero Conga?
—Me he puesto en el lugar correcto pero si cometí errores es que debí tener mejor organizado a mi pueblo, mi partido y un frente más grande a nivel nacional porque los cambios estructurales no se pueden hacer desde una región ni con una pequeña marchita, requieren una movilización nacional de activistas, ciudadanos y militantes para que los gobiernos cumplan su palabra.

—Para usted, la reunión de los 65 alcaldes con el Ejecutivo ¿representa un aislamiento a los sectores que se oponen a Conga?
—La reunión no trató sobre Conga sino estrictamente sobre obras. Fue una reunión para la foto. Los alcaldes pueden seguir yendo cuando los convoquen. Desde que se inició el conflicto hay una situación de aislamiento al presidente regional, para dar una imagen de que soy el único intransigente.

—¿Cómo interpreta este aislamiento del que usted habla?
—Se equivocan si creen que el aislamiento político o golpe mediático me va a doblegar para que baje la cabeza. Me pueden vacar mañana, mandarme preso o lo que quiera hacer el Ejecutivo conmigo pero la esencia del problema en Cajamarca va a seguir.

—¿En este conflicto habrá consecuencias?
—Lo tengo sumamente claro. Estoy consciente que el costo político es duro, pero no soy incoherente, no cambio de discurso para la foto.

—No aceptar como mediador al sacerdote Gastón Garatea ¿cree que complicaría la situación en Cajamarca?
—Más complicada de lo que está ya no, pero todo peruano puede ofrecerse independientemente para interceder para que el presidente Humala escuche a Cajamarca.

—Se ha planteado que su mediación podría evitar un “baguazo”.
—Si los millones de peruanos podemos interceder para que nos escuchen y buscar una salida al conflicto, que lo hagan. A la parte de Newmont ya la han escuchado, eso comprueba la vinculación económica de la Confiep hacia el gobierno.


Santos insiste en provocar.

NO ME VOY A RETRACTAR, DICE PRESIDENTE REGIONAL
Seguiré preguntándole a la gente lo mismo

—¿Usted admitiría que fue un error introducir un discurso como buscando una candidatura en plena lucha cajamarquina?
—No considero que fue un error sino que es parte de una lucha social, política y económica. Soy coherente con lo que he dicho porque el presidente fue quien dijo que debíamos desatarnos de los contratos ley amarrados a la Constitución del 93. Si ahora no pueden tocar a Yanacocha es porque se debe a esos contratos ley pero las actas que tiene la empresa con el pueblo no son ley ni sirven.

—Generó mucha controversia…
—No es ningún discurso novedoso, si por eso me dicen insurgente o subversivo y que insto a la rebelión, son calificaciones políticas para no debatir el tema en esencia. (…) Cajamarca es una región y yo soy un ciudadano, qué país democrático puede asustarse de que se ponga en tela de juicio el incumplimiento de la palabra de un gobierno, la legislación minera o ambiental. No me voy a retractar, tengo derecho a la libre opinión. Seguiré preguntándole a la gente lo mismo.


Marita Samanez
Redacción

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.