Acuerdan reabrir La Oroya

El presidente regional de Junín, Vladimir Cerrón, anunció en Palacio de Gobierno que llegó a un acuerdo con el presidente Ollanta Humala, para garantizar la reapertura en un mes de la empresa Doe Run y salvaguardar la estabilidad laboral de los trabajadores de la empresa Doe Run, así como el pago de sus salarios.

| 25 abril 2012 12:04 AM | Política | 2k Lecturas
Acuerdan reabrir La Oroya
Jefe de Estado se reunió con autoridades regionales de Junín y acordaron la reapertura de centro metalúrgico.
Anuncia presidente regional de Junín tras diálogo con el mandatario Ollanta Humala sobre el tema. Trabajadores seguirán cobrando sueldos.
2078

Remarcó que el gobierno se ha comprometido a mantener la unidad de la empresa Doe Run y la mina Cobriza, garantizar la estabilidad laboral de los trabajadores, sus sueldos y los pactos colectivos (convenios y derechos laborales suscritos), remediar los daños causados al ambiente de La Oroya (Junín) y lograr la reapertura del complejo metalúrgico.

“La liquidación de la empresa es un término técnico, ya que lo que está haciendo el Estado en el fondo es una reestructuración, es decir se garantiza en un plazo de 30 días una reapertura del complejo metalúrgico. Además, los trabajadores van a seguir trabajando y cobrando sus haberes. Esta medida será amparada por la mina Cobriza, porque sigue funcionando”, sostuvo.

COMUNICADO
Cerrón indicó que el Gobierno Regional de Junín publicará hoy un comunicado con los puntos citados, con el respaldo de la mayoría de los acreedores, entre los cuales los principales forman parte del Estado.

En este comunicado estarán todos los puntos mencionados. También se ha estipulado un plazo de tiempo para que Doe Run presente un plan de reestructuración o sea nombrado un nuevo operador.

“Independientemente de ese lapso, el Estado va a garantizar, como mayor acreedor, que no haya restricción de salarios, ni haya despido de trabajadores”, precisó.

La máxima autoridad de Junín refirió que los trabajadores de Doe Run no deberían temer la reestructuración, porque el Estado garantizará los derechos y estabilidad laborales. “Me parece que deberían dejar las protestas porque ellos estaban temerosos de que se liquide absolutamente y pierdan el vínculo laboral”, apuntó.

“Nosotros hemos llegado a un acuerdo (con el presidente), para que el Estado sea el principal aliado de los trabajadores. Nosotros estaremos pendientes para que se cumplan los plazos establecidos y se cumplan los compromisos que hoy se han dado sobre la mesa”, manifestó.

DERECHOS LABORALES
El presidente regional de Junín sostuvo que el Estado se ha comprometido a elegir, en caso Doe Run no presente el plan de reestructuración, a un operador que respete los derechos laborales de los trabajadores de Doe Run y cumpla con hacerse cargo de la empresa.

“El plazo de un mes es para nombrar a un operador, pero en caso de que no se presente una empresa privada para operar Doe Run, el Estado garantizará los derechos laborales. La reapertura, en ese caso, llevará unos meses que no han sido precisados todavía. Eso depende de todos los acreedores”, dijo.

Cerrón señaló que el mayor acreedor es el Estado con la posesión de más del 40% de las acreencias y que la matriz de Doe Run cuenta con aproximadamente el 30%. “Aquí hay varios acreedores. El mayor acreedor es la Sunat, luego le siguen el Ministerio de Energía y Minas y el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minas (Osinergmin)”, apuntó.

“Los ministros de Trabajo (José Villena), Ambiente (Manuel Pulgar-Vidal) y de Energía y Minas (Jorge Merino) están convocando a los dirigentes sindicales de La Oroya, para explicar los puntos del diálogo”, subrayó.

El alcalde de La Oroya, Javier García Pérez, expresó que la empresa Doe Run tiene la prioridad para asumir la administración del complejo metalúrgico. “Si dentro del plazo establecido, Doe Run no presenta su plan de reestructuración, el Estado nombrará a un nuevo operador”, dijo.

En la cita con el jefe de Estado estuvieron presentes, además de Cerrón, cuatro alcaldes provinciales de Junín.

Por el lado del Ejecutivo, asistieron el presidente del Consejo de Ministros, Óscar Valdés; y los ministros Pulgar-Vidal, Merino y Villena.



140 EMPRESAS
Rosario Patiño, asesora del despacho ministerial de Energía y Minas, dijo que la Junta de Acreedores analiza la designación de un liquidador “de una lista de 140 empresas que ya se está depurando para que ninguna tenga conflicto de intereses”, y recordó que la reestructuración y el reinicio de operaciones aún es posible, siempre que se cumpla con las normas medioambientales.

“Recordemos que el acreedor vinculado a Doe Run, al igual que los trabajadores, sustentó su voto a favor de la liquidación en que esta decisión permitía que se podía revertir el acuerdo en cualquier momento, siempre que estuvieran dadas las condiciones y se pueda llevar adelante la reestructuración. Eso es algo que no deben perder de vista los trabajadores”, puntualizó.

TRABAJADORES
Sobre la preocupación manifestada por los trabajadores por sus empleos y remuneraciones, remarcó que “si bien el complejo de La Oroya está parado, la mina Cobriza sigue operando y está solventando las planillas, con lo cual los trabajadores van a seguir cobrando”, reveló.

La asesora ministerial pidió que no se trate de vincular al presidente Ollanta Humala “en una condición que es absolutamente de la Junta Liquidadora, donde el Estado ha dado su voz de alerta para que se cuide el tema ambiente y se respete el trabajo de los trabajadores que no tienen la culpa de la inestabilidad de la empresa”.

El secretario general de la Federación Minera, Luis Castillo, expresó su oposición al acuerdo entre el gobierno y las autoridades de Junín y lo calificó como un engaño, debido a que “la liquidación es poner en manos de una empresa la quiebra de Doe Run”. “El operador es un liquidador. Vamos a informarnos más acerca del acuerdo y si perjudica a los trabajadores, convocaremos a un paro regional”, concluyó.

REESTRUCTURACIÓN
Garantiza derechos
Rosario Patiño, asesora del despacho ministerial de Energía y Minas, aseguró que la Junta de Acreedores de Doe Run Perú garantiza los derechos de los trabajadores del Complejo Metalúrgico de La Oroya, durante el proceso de liquidación en marcha de la empresa.

La asesora ministerial recordó que la liquidación en marcha es un proceso que se puede revertir, siempre y cuando existan las condiciones que permitan llevar adelante la reestructuración de la empresa Doe Run. “Desde que se aprobó esta liquidación en marcha hemos venido trabajando en primer lugar para definir una empresa que sea idónea y capaz de poder llevar adelante este proceso y aprobar el convenio de liquidación que debe suscribirse entre los acreedores”, explicó.

Aseguró que este asunto se está trabajando con “mucha responsabilidad” sobre todo teniendo en cuenta a los trabajadores. “Sabemos que La Oroya es una ciudad que vive de Doe Run, pero que también tiene que cuidar y proteger el tema ambiental. Es uno de los principios que el Ministerio de Energía y Minas, como acreedor principal en la junta, está tratando de cumplir y llevar adelante firmemente”, subrayó.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario