Acha y Apaza fuera por 120 días

El Parlamento suspendió ayer por 120 días de legislatura a los congresistas Walter Acha Romaní y Emiliano Apaza Condori por faltas a la ética y desestimó aplicar una sanción similar a Rubén Coa Aguilar por falta de pruebas.

Por Diario La Primera | 11 setiembre 2012 |  2.3k 
Acha y Apaza fuera por 120 días
Walter Acha fue suspendido y denunciado ante Subcomisión de Acusaciones Constitucionales.
El Parlamento desestimó sancionar a Rubén Coa Aguilar y rechazó informe de comisión que planteaba suspenderlo.

Más datos

DEBATE

Al cierre de esta edición, el Pleno debatía el informe de la Comisión de Ética que recomienda suspender por 120 días al parlamentario Néstor Valqui Matos por haber continuado ligado, junto con su esposa Edy Estrada Atencio, al local Night Club Discotek Calusa, después de su elección como congresista y pese a que ya había sido rehabilitado de la sentencia por proxenetismo que el Poder Judicial le impuso.
2360  

El Pleno sancionó con una suspensión de 120 días de legislatura a Acha Romaní por haber tenido presuntamente relaciones sexuales con su asesora de prensa Idelia Calderón Ramos.

La votación se realizó de manera reservada, debido a la existencia de aspectos relacionados con los derechos íntimos de terceras personas, según afirmó el presidente del Congreso, Víctor Isla.

Sin embargo, el Parlamento desestimó el pedido de denunciar a Acha Romaní ante la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales por la inexistencia de indicios de que consintió o permitió prácticas abortivas.

El legislador Yonhy Lescano dijo que el acuerdo se tomó por mayoría e indicó que la sesión se efectuó en forma reservada a solicitud de Acha Romaní, quien argumentó que ese tema afecta a su familia.

COA ES ABSUELTO
Por otro lado, el Pleno desestimó la recomendación de suspender 30 días al parlamentario Coa, y determinó que no hay pruebas de que, en estado de ebriedad, agredió a dos periodistas en una discoteca del Cusco, el año pasado.

En la votación 59 legisladores votaron en contra de la sanción, porque consideraron que la Comisión de Ética no presentó pruebas suficientes. Otros 21 congresistas votaron a favor del informe y 28 se abstuvieron.

Coa dijo en su defensa que el informe de Ética era subjetivo y desproporcionado, ya que le atribuye hechos no probados. Precisó que acudió a una peña criolla con familiares y negó haber protagonizado un escándalo.

Los legisladores Fredy Otárola, Hernán De La Torre y Martín Rivas coincidieron en indicar que la acusación carecía de fundamento, porque no consignó el resultado de un dosaje etílico para probar el presunto estado de ebriedad del congresista y consideraron que las denuncias se basan en acusaciones sin pruebas formuladas por dos ciudadanos.

A su turno, el congresista Javier Bedoya expresó que la acusación contra Coa no tiene fundamento porque los hechos son de carácter personal y no constituyen materia para ser sancionados. “Esa acusación debe archivarse”, dijo.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Ética, Humberto Lay, reafirmó que Coa cometió una falta ética por haber caído en contradicciones. “Al principio, el congresista aceptó que acudió a la discoteca y pidió disculpas, pero después negó los hechos”, remarcó.

SUSPENDEN A APAZA
Horas después, el Parlamento sancionó con una suspensión de 120 días a Apaza Condori por no haber consignado una sentencia condenatoria impuesta en su contra en la Declaración Jurada de Vida ante al Jurado Nacional de Elecciones.

El Pleno también formuló una denuncia contra Apaza Condori ante la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales por existir indicios de un presunto delito contra la fe pública en la modalidad de falsedad ideológica, “al haber faltado a la verdad en su hoja de vida”.

El jurista Javier Valle Riestra asumió la defensa de Apaza Condori y remarcó que una sentencia suspendida no existe en el marco de la Constitución y las leyes. “Según el artículo 33, los ciudadanos pierden sus derechos por una resolución judicial de interdicción, que Apaza no recibió; o con una pena privativa no suspendida que no es el caso; o por una sentencia con inhabilitación de derechos políticos, que tampoco recibió el parlamentario”, indicó.

“La suspensión de un fallo significa la inexistencia de ese fallo y por ende el congresista Apaza no cometió ninguna falta al no consignarlo en su hoja de vida ante al Jurado Nacional de Elecciones. Este Congreso que representa la democracia, debe dar ejemplo de respeto a las leyes ante el Poder Judicial y desestimar cualquier sanción en su contra”, recalcó.

A su turno, el parlamentario Alberto Beingolea reconoció que la sanción es una decisión política que se apoya en la moralidad y remarcó que Apaza Condori mintió al omitir en su hoja de vida que recibió una sentencia. “No puede ser congresista quien engañó al Jurado Nacional de Elecciones y ahora desprestigia al Parlamento”, refirió.

El legislador Rivas acusó a la Comisión de Ética de querer establecer una nueva norma y darle rango de ley al suspender a Apaza Condori. “Sancionar al parlamentario Apaza sería aplicar una nueva ley y no podemos aplicar la retroactividad, porque ésta solo favorece y no perjudica”, enfatizó.

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario