Abogado de Alberto Fujimori lanza amenaza a jefe del Inpe

“El señor Pérez Guadalupe sabe que no siempre va a ser jefe o presidente del Inpe”. “Algún día los que hoy son los juzgadores, serán objeto de proceso en la historia, señores”, dice abogado William Castillo.

| 22 noviembre 2013 09:11 AM | Política | 4.4k Lecturas
Abogado de Alberto Fujimori lanza amenaza a jefe del Inpe
Abogado de Alberto Fujimori lanza amenaza a jefe del Inpe
4499

El sentenciado Alberto Fujimori, a través de su abogado, William Castillo, amenazó al jefe del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe), José Pérez Guadalupe, ante la firme decisión de este de hacer que el preso cumpla la norma penitenciaria.

Lo que sí debemos recordar todos los funcionarios es que los cargos políticos no son eternos. La gente que ha tenido poder sabe que el poder es efímero. El señor Luis Pérez Guadalupe sabe que no siempre va a ser jefe o presidente del Inpe”, advirtió, además de afirmar que “algún día los que hoy son los juzgadores, serán objeto de proceso en la historia, señores”.

Castillo expresó que no le afecta lo dicho por Pérez Guadalupe, quien advirtió que el preso Alberto Fujimori será trasladado de inmediato a otro penal del país, a la siguiente infracción de las normas penitenciarias. “A mí no me afecta lo que diga el señor Pérez Guadalupe”, apuntó desafiante.

Luego volvió a amenazarlo, con palabras ambiguas, al estilo del 90: “Debe pensar que el cargo político no debe cegarlo, porque debe primar, fundamentalmente, la vida de un adulto mayor. La vida y el trato de una persona que tiene más de 75 años y males a cuestas, donde lo lleven. ¿Quieren llevarlo Challapalca? Llévenlo donde deseen… Algún día los que hoy son los juzgadores, serán objeto de proceso en la historia, señores”.

La secretaria ejecutiva de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Rocío Silva Santisteban, estimó que la actitud de Fujimori, de amenazar a Pérez Guadalupe, por intermedio de su abogado, demuestra que “es parte de su conducta de desacato autoritario que desarrolla, al no poder cumplir sus objetivos”.

Ha tratado de hacer algún tipo de insinuación como si tuviera un tipo de poder interno”, subrayó.

Silva Santisteban dijo estar segura que esta mala acción tendrá que ser considerada por las juezas del tribunal que lo juzga “porque esta es una actitud arrogante que no está vinculada para nada con la resocialización del delincuente”.

ESTÁN ACOSTUMBRADOS

El vicepresidente de la Comisión de Justicia del Parlamento, Heriberto Benítez, manifestó que el intento de coacción al jefe del Inpe ratifica las prácticas a las que están acostumbrados los fujimoristas, de amenazar y chantajear a las autoridades.

Benítez alertó que ello confirma que los fujimoristas presumen que en el 2016 llegarán al poder “y se van a librar de todos aquellos que de alguna manera los investigan, los sancionan o no les dan la razón”.

Con esto se comprueba que el mensaje fujimorista de amenaza y chantaje sigue vigente. Ese mensaje no solo es para el jefe del Inpe, sino que incluye también a los jueces, los fiscales y los procuradores”, apuntó.

“Es como decir: todo da vueltas, yo llegaré al poder y ustedes caerán al vacío. Es la clásica amenaza de los delincuentes. Siempre los gángsters o los hampones, amenazan de esa manera a los jueces, a los testigos, a funcionarios, a cualquiera. Si conocen a algún testigo o a algún agraviado, siempre van y los amenazan para que no los inculpen. Esa es una típica estrategia de los delincuentes, los mafiosos”, recalcó el parlamentario.

“INACEPTABLES”

Mientras el congresista nacionalista Josué Gutiérrez calificó de “inaceptables” las amenazas a Pérez Guadalupe y coincidió con Benítez en que son parte de un método que funciona y se practica en el hampa, lo que, anotó, “no debe pasar”.

“Este tipo de expresiones de un abogado, como el amigo del señor López Meneses, es muy triste. Y hay que rechazarlas, bajo todo punto de vista. Los funcionarios tenemos una función que cumplir; y en el cargo ellos están obligados a cumplir su función y no pueden proferir amenazas de ese tipo”, especificó.

Gutiérrez exhortó entonces al organismo de Ética del Colegio de Abogados de Lima a que proceda de oficio y abra un proceso disciplinario a William Castillo y recordó que este ya fue expectorado del Poder Judicial, pero todavía sigue ejerciendo la profesión de abogado y “sigue haciendo mucho daño a la jurisprudencia”. La Primera

RECHAZA EXIGENCIA DE QUE LE REPONGAN LÍNEA

Sala pone en su sitio a Fujimori

La Cuarta Sala Penal Liquidadora, presidida por Aissa Mendoza, aclaró a William Castillo, abogado del sentenciado Alberto Fujimori, que la Sala no ha dispuesto que se pida un informe al Inpe sobre el retiro del teléfono público a su defendido por incumplir reiteradamente con las normas penitenciarias.

No obstante, tomó nota del reclamo de Fujimori y se comprometió a consultar sobre su situación al Inpe, y verificar si se afecta su derecho a la defensa, como alega el reo.

“La Sala ha dispuesto que en relación al recorte del derecho de defensa que ustedes están alegando, es que se ponga en conocimiento para que adopte las medidas del caso. Esto es, que se le permita (como su abogado) hacer las conferencias correspondientes con su patrocinado”, explicó.

Ante ello, Castillo interpuso un recurso de apelación contra esta resolución que consideró “atentatoria contra el régimen penitenciario que sigue un procesado”. El mismo fue inmediatamente declarado improcedente por la Sala.

Pero el abogado de Fujimori volvió a insistir y presentó otro recurso, esta vez de queja contra la denegatoria, ante la instancia judicial superior.

En respuesta la presidenta de la Sala declaró también improcedente este último recurso de Castillo, al indicar que no está previsto el recurso de queja en esta incidencia, de conformidad con el artículo 297 del Código de Procedimientos Penales.

Inmediatamente Alberto Fujimori respondió: “Yo me estoy considerando que estoy siendo procesado, enjuiciado en una situación irregular, porque la defensa con que cuento es incompleta. Y eso viola principios constitucionales y universales. Dejo sentado esta posición mía. Muchas gracias”, anotó, insistiendo en victimizarse.

La jueza Mendoza le contestó escuetamente lo siguiente: “la Sala resolvió al respecto. Puede retirarse”. Tocó la campanilla y levantó la audiencia.

HABLAR CON LA PRENSA

Previamente Fujimori había insistido en que se le repusiese la comunicación telefónica, pese a su actitud contumaz en desacatar las normas penitenciarias, al usar dicho accesorio para conceder sendas entrevistas no autorizadas a RPP y, luego, a Frecuencia Latina.

“Estoy solicitando a la mesa, muy respetuosamente, se me reponga la comunicación para poder declarar a la prensa y hacer aclaraciones que, seguramente, ellos (los medios) van a cuestionar. Por favor, porque si no estoy en un estado de indefensión”, se quejó.

A lo que la Sala Judicial le respondió contundentemente: “no es competencia de la Sala el reponerle o no la comunicación”. La Primera

DESARROLLO DE LA AUDIENCIA

Exdictador lo negó todo

La nueva audiencia del juicio a Fujimori por el caso “diarios chicha”, realizada en la sede de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes), en Ate, se inició con la presentación de otro recurso de su abogado Castillo, en el que –una vez más- sustenta que la Sala Superior “no es competente” para procesar a su cliente por este tema.

Durante la audiencia, y en respuesta a las preguntas de la fiscal, Milagros Mora, Fujimori reiteró su negativa a haber dispuesto el desvío de fondos para que esos medios insulten y desprestigien a los opositores.

El exdictador reconoció además ante la fiscal la existencia de un comando de campaña de reelección paralelo, en el 2000, al tiempo de negar que haya dado alguna orden para que las Fuerzas Armadas participen activamente en esta campaña.

“Lo que funcionaba en el SIN probablemente era un comando de reelección paralelo… y del eventual golpe de Estado, una vez terminada la elección. Y la campaña electoral, como ya lo he manifestado, la he conducido personalmente”, puntualizó.

Al ser consultado sobre el presupuesto del exSIN, el sentenciado por crímenes contra la humanidad dijo que este subió en 1993 a 40 millones de soles, aunque luego dijo desconocer su acelerado incremento, a partir de ese momento.

Asimismo, negó una y otra vez haber coordinado con su exasesor Montesinos los titulares y los contenidos de las informaciones difamatorias de la prensa chicha. “Ninguna coordinación. Y le repito, de haber ocurrido, lo habría mandado al tacho”, expresó pese a las pruebas que lo incriminan.

Sin embargo, al pedírsele una evaluación de sus ministros de Defensa e Interior, defendió ardorosamente la supuesta inocencia de sus sentenciados excolaboradores en estas carteras, Juan Briones Dávila y José Villanueva Ruesta, respectivamente.

“Algunos encarcelados injustamente, como el general Briones… No hubo mayor irregularidad, con el general Villanueva, no tenía absolutamente nada que ver”, afirmó.

El Ministerio Público ha solicitado una pena de ocho años de prisión para el expresidente -condenado ya a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad-, y el pago de una reparación civil de tres millones de soles.

El tribunal suspendió la sesión hasta el próximo 28 de noviembre, en la que la defensa de Fujimori deberá cumplir con su interrogatorio. Asimismo, se citó a declarar, en calidad de testigos, a los exsecretarios de Montesinos, Mario Ruiz Agüero y Wilber Ramos Díaz, así como al excomandante general de la Fuerza Aérea, Elesván Bello.

Javier Soto / Roberto Contreras


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital