Abogada de Nolasco señala como sospechosos al presidente regional César Álvarez y el actual alcalde del Santa

El asesor presidencial y exministro del Interior Wilfredo Pedraza dijo a LA PRIMERA que la Policía sigue avanzando las investigaciones preliminares para identificar y capturar a los autores intelectuales y materiales del asesinato del exconsejero regional Ezequiel Nolasco y de los otros ocho asesinatos políticos en Áncash.

| 21 abril 2014 11:04 AM | Política | 1.7k Lecturas
Abogada de Nolasco señala como sospechosos al presidente regional César Álvarez y el actual alcalde del Santa
Gobierno tiene como prioridad aclarar los asesinatos en Áncash
Policía tras los pasos de los sicarios.
1767

El asesinato del señor Nolasco es un tema central pero en paralelo se tiene que identificar la red que actuaba en la región para terminar con ese esquema, es decir, identificar y capturar al autor material del crimen de Nolasco y también a los autores intelectuales. Esa es la idea”, subrayó.

Indicó que el otro objetivo multisectorial es desarticular la supuesta organización criminal que habría dirigido estos asesinatos, las amenazas y las persecuciones contra los opositores del presidente regional de Áncash, César Álvarez.

La investigación, desde la Policía, se hace con grupos de inteligencia apoyando a la Fiscalía contra el crimen organizado. La Policía está trabajando varios casos porque el objetivo es identificar a los integrantes de esta red que se supone trabaja como una organización criminal que ha generado varios asesinatos”, afirmó.

Pedraza sostuvo que este trabajo también es coordinado entre la Fiscalía, el Poder Judicial y la Policía Nacional “que están demostrando una mayor unidad para investigar los delitos en Chimbote y Áncash e incluso para reabrir todas las denuncias”.

DESDE LIMA

“Ya no investigan las autoridades locales, sino que se investiga desde Lima mediante la Fiscalía del crimen organizado, y eso significa que el fiscal, desde Lima, asume el control de la investigación. La Policía actúa como un órgano de apoyo, y así se gana mayor neutralidad y más eficacia en la investigación”, enfatizó.

El fiscal del Crimen Organizado de Lima, Manuel Castro, a cargo del caso Nolasco, dijo que la investigación “está avanzando”, pero que no puede dar más detalles al respecto.

Linda del Valle, abogada de los Nolasco dijo que la fiscalía ya tendría identificados a los autores materiales que asesinaron al exconsejero regional.

Ya se identificó al sujeto que disparó (a Nolasco) y al que manejaba la moto para perpetrar el crimen. Estos son del norte. Aún se está identificando a los autores intelectuales. Aún se está terminando de reconocer a quiénes planificaron, participaron, ayudaron y apoyaron a estas personas para materializar el asesinato”, explicó.

PRINCIPAL SOSPECHOSO

El congresista Modesto Julca, integrante de la Comisión de Fiscalización del Parlamento, dijo a LA PRIMERA que el principal sospechoso de ser autor intelectual del asesinato de Ezequiel Nolasco y de los otros ocho asesinatos políticos es el presidente regional de Áncash, César Álvarez.

“Eso lo advirtió el mismo Nolasco meses antes de su muerte, que Álvarez lo quería matar. César Álvarez es el principal sospechoso que supuestamente habría ordenado matarlo porque Nolasco fue su opositor político y denunciaba permanentemente los abusos y actos de corrupción de Álvarez”, subrayó.

Sostuvo que Álvarez no actuaba solo en esta supuesta red mafiosa, sino que tenía como “mano derecha” a su jefe de seguridad, el expolicía José Carmen Ramos. Indicó que según las investigaciones policiales, Carmen Ramos fue el que coordinó el atentado contra Nolasco el 20 de julio del 2010, “bajo las órdenes de Álvarez”.

Según el reporte oficial del levantamiento de secreto de las telecomunicaciones, Carmen realizó 170 llamadas al teléfono nextel 827*1040 que le pertenece a Rubén Moreno Olivo, alias “Goro”, desde el 12 de julio al 22 de julio del 2010, es decir, antes, durante y después del atentado contra Nolasco en el que fue asesinado su hijastro Roberto Torres Blas.

Carmen también se comunicó en esos días con Luis Arroyo Rojas, quien era funcionario de la Subregión El Pacífico (que forma parte del gobierno regional), y éste a su vez con “Goro”.

CHUPONEADO Y SEGUIDO

Una de la hipótesis de la Policía es que Ezequiel Nolasco era “chuponeado por sus enemigos” antes de su muerte porque iba a recibir evidencias de la relación de César Álvarez con un caso de interceptación telefónica y sobre el asesinato de su hijastro.

Las fuentes policiales indican que el teléfono de número 944911256, de propiedad de Nolasco, estuvo todo el tiempo interceptado por sus enemigos quienes seguían sus movimientos y sus investigaciones.

Agregan que con esa modalidad lo ubicaron en Huacho y por eso aprovecharon el momento y lo mataron de 5 balazos (el 14 de marzo).

Javier Solís


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital