Abandonar diálogo para paralizar es provocación

El abandono del diálogo para promover una paralización, en pleno estado de emergencia en Cajamarca, es una provocación que no contribuye en nada a la paz social en esa región, señaló el vocero de la bancada de Gana Perú, Jaime Delgado.

Por Diario La Primera | 06 ago 2012 |    
Abandonar diálogo para paralizar es provocación
Responde a Gregorio Santos.
VOCERO DE BANCADA DE GANA PERÚ, JAIME DELGADO

Delgado sostuvo que la anunciada medida de fuerza de los opositores al proyecto minero Conga, dificulta más la posibilidad de solucionar este conflicto social.

En ese sentido, cuestionó que Santos utilice la prórroga del estado de emergencia en las tres provincias cajamarquinas de Celendín, Hualgayoc y Cajamarca para cerrar las puertas al proceso de diálogo propuesto por los sacerdotes Miguel Cabrejos y Gastón Garatea, en circunstancias que el deber de un líder es apostar por la paz y el desarrollo de su ciudadanía.

Tras invocar al presidente de la región de Cajamarca, Gregorio Santos, a la reflexión, insistió en que se debe tener en cuenta que el Ejecutivo está haciendo lo necesario para solucionar los conflictos sociales mediante el diálogo y en el marco del estado de derecho, por lo que -dijo- lo responsable es apuntar a ese mismo objetivo por el bien del país.

MINISTRO DE DEFENSA
A su turno, el ministro de Defensa, Pedro Cateriano, dijo confiar en que el diálogo pueda ser retomado en el algún momento, pese a la renovación del estado de emergencia, ya que “expresar una opinión política o polemizar no tiene sentido”, en las actuales circunstancias.

“Hay que dar todo el apoyo a los facilitadores, tanto el monseñor Cabrejos como el sacerdote Garatea, los que vienen cumpliendo su labor”, remarcó.

En ese sentido, insistió que tanto el Ejecutivo como, particularmente el primer ministro, Juan Jiménez, han hecho una exhortación al diálogo en Cajamarca, respecto al proyecto minero Conga.

LA CONFIEP
Por su parte, la Confiep exhortó a todos los sectores políticos y sociales realizar un pronunciamiento firme sobre la reanudación del diálogo en Cajamarca.

Su vicepresidente, Alfonso García Miró, expresó que todo el país debe demandar unánimemente que el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, asuma una actitud de “sinceridad” y tome una decisión que no perjudique más a la población de esta región.

En opinión de García Miró resulta inadmisible que la autoridad de Cajamarca cancele las futuras reuniones programadas con los facilitadores del diálogo, monseñor Miguel Cabrejos y el padre Gastón Garatea, como consecuencia automática de la prórroga del estado de emergencia en tres provincias de esa región.

Sostuvo que para la Confiep, la prórroga del estado de emergencia “es un medida lógica” para garantizar el diálogo en un clima de paz y seguridad.

“El señor Gregorio Santos hasta el momento ha demostrado que no tiene la intención de dialogar, ni respetar el derecho de la mayoría de peruanos, de vivir en paz y con desarrollo”, anotó.

Indicó que el país no debe tolerar que una autoridad regional democráticamente electa, ponga en riesgo el desarrollo del país por “ambiciones políticas”.

En todo caso, refirió que los peruanos están cansados que cada cierto tiempo esta autoridad regional pretenda frustrar el diálogo y ubicar al país en el péndulo de la violencia.

LA PRIMERA intentó infructuosamente comunicarse con el presidente de la región Cajamarca, Gregorio Santos, a fin de recabar la respuesta a las posiciones gubernamentales y al pedido del ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, para que reflexione y retome el camino del diálogo.

Pero fue el dirigente del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca, Idelso Hernández, quien acusó al gobierno de haber “pateado el tablero” del diálogo, al prorrogar por treinta días adicionales, el estado de emergencia en esa región.


Javier Soto
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.