A Víctor Caso Lay le espera la cárcel

El excontralor de la mafia fujimontesinista Víctor Caso Lay podría recibir una sentencia de cuatro años de prisión por incumplimiento del deber, y dos años más por abuso de autoridad; y sería inhabilitado por tres años para ejercer un cargo público. Además deberá pagar una reparación civil de 100 mil nuevos soles al Estado. El Ministerio Público, representado por el doctor Iván Quispe Mancilla, pidió ayer esta condena.

| 03 diciembre 2013 09:12 AM | Política | 1.7k Lecturas
A Víctor Caso Lay le espera la cárcel
Lo que le espera al contralor de la mafia
Seguirá su juicio el viernes y ese día juez definirá día en que le dictarán sentencia. Está en la carceleta del Poder Judicial.
1767

Caso Lay, quien fue extraditado de El Salvador, rindió ayer su instructiva ante el juez supremo instructor, Segundo Morales Parraguez.

El excontralor, quien permanecerá en la carceleta del Poder Judicial, continuará su instructiva este viernes a las once de la mañana y este día el juez definirá la fecha en que se dicte su sentencia. La defensa de Caso Lay está compuesta por los doctores Rafael Castillo Ísmodes y Erick Caso Giraldo.

Caso Lay es acusado de haber mostrado desinterés en su condición de contralor general de la República, desde 1993 hasta el 28 de junio de 2000, para investigar las denuncias sobre el enriquecimiento ilícito de Vladimiro Montesinos y fiscalizar el presupuesto del Servicio de Inteligencia Nacional, favoreciendo de esta forma los actos de corrupción en dicha institución.

El historiador Antonio Zapata afirmó que Caso Lay usó la Contraloría en la década de los noventa para favorecer a la mafia fujimontesinista y así encubrir actos de corrupción y para perseguir a los opositores a la dictadura de Alberto Fujimori.

Manifestó que el excontralor “se hizo de la vista gorda” y no realizó ningún tipo de investigación, fiscalización o control a los recursos del Servicio de Inteligencia que administraba Montesinos.

Nunca movió un dedo para fiscalizar las operaciones del Grupo Colina y otros similares. No se dijo nada sobre los recursos del Servicio de Inteligencia usados para las actividades de infiltración en partidos políticos y sindicatos. Tampoco controló el financiamiento de campañas electorales como el pago a Hurtado Miller y a los que se hacían a Carlos Raffo”, dijo.

Agregó que la Contraloría de los noventa, dirigida por Caso Lay, sirvió para darle legalidad a un conjunto de operaciones corruptas que estaban en curso. “Por ejemplo, la Contraloría legalizó las fraudulentas compras de armamento chatarra que adquirieron las Fuerzas Armadas”, enfatizó.

Zapata indicó que mientras Caso Lay protegía a los corruptos, usó la Contraloría para fiscalizar y hostigar a la oposición democrática a Fujimori, instalada en algunas instituciones públicas.

Así, las dos terceras partes de la Contraloría, con Caso Lay, estuvo dedicada a hostigar a los gobiernos locales en manos de la oposición. Así, la Contraloría fue empleada como escudo para proteger a los corruptos y, paralelamente, como lanza para hostigar a los adversarios del régimen”, indicó.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital