Una guerra sin fin

En circunstancias que son materia de investigación, un extranjero fue baleado a dos cuadras de su casa por un sicario a bordo de una moto, modalidad usada por asesinos por encargo, generalmente por el narcotráfico, por lo que todo apunta a que fue un nuevo “ajuste de cuentas”. A diferencia de otras veces, la víctima recibió 4 balazos, pero milagrosamente no murió.

| 25 setiembre 2009 12:09 AM | Policial | 500 Lecturas
Una guerra sin fin
Lima sigue llenándose de sangre y sicarios motorizados.
Asesino en moto balea a guyanés. Recibió cuatro disparos, pero se salva de milagro.

Más datos

DETALLE

Según los informes policiales, McPherson era conocido en su entorno como “Kennedy” y la policía averigua el motivo de su permanencia en el Perú. Las primeras investigaciones presumen que sería un ajuste de cuentas por un lío de drogas.
500

El atentado ocurrió la madrugada de ayer en la cuadra 2 de la calle Don Francisco, de la urbanización Santa Rosa, Surco, cuando Christopher Paul McPherson (45), oriundo de Guyana Francesa, caminaba junto con otros dos amigos, Richard Ansan Sackey y George Peter, rumbo a su departamento ubicado a pocos metros. Según testigos, una camioneta y un sujeto a bordo de una moto les cerraron el paso, el conductor de la moto se acercó a McPherson y le acertó cuatro balazos en el cuerpo, dejándolo gravemente herido.

“Los señores iban caminando tranquilos, cuando, de repente, aparecieron una camioneta y una moto. El tipo de la moto le disparó cuatro veces”, señaló el vigilante de la zona. La víctima fue trasladada al hospital Casimiro Ulloa, donde los médicos lo operaron y le salvaron la vida. Se recupera en Cuidados Intensivos.

Hasta el hospital llegó un compatriota suyo, quien evitó dar declaraciones. Posteriormente, sus dos compañeros de departamento optaron por abandonar la vivienda con todas sus pertenencias.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD