Teme nuevo ataque

Elizabeth Alanya Sánchez, víctima de la salvaje agresión que su esposo Julio César Jaimes Salirrosas le causó al arrojarle agua hirviendo en el rostro y que también le provocó quemaduras en el pecho y brazos, pidió ayer garantías para su vida, pues tras la excarcelación de su esposo, asegura que ha empezado a recibir llamadas telefónicas amenazantes y afirma que Julio César es el autor de éstas, pues continúa intimidándola diciéndole que volverá a atentar contra su vida.

Por Diario La Primera | 04 ago 2010 |    
Teme nuevo ataque
Mujer quemada con agua hirviendo por su pareja asegura que agresor la llama para amenazarla. Pide garantías para su vida.

Más datos

DETALLE

Como se recuerda Julio César Jaimes Salirrosas salió en libertad luego que el magistrado del Séptimo Juzgado Penal de Lima, Zoilo Enríquez informara que faltaba el parte del medio legista que precisara sobre las quemaduras que ocasionó a Elizabeth Alanya.

Pese a los hechos, Elizabeth Alanya, quien está internada en el Hospital Arzobispo Loayza, ha manifestado que tiene confianza de poder recuperarse. “Todavía no me he visto la cara, pero cuando esté bien espero verme nuevamente en el espejo”, indicó.

Sobre la excarcelación de Jaimes Salirrosas, Ruth Alanya, hermana de la víctima, afirmó que se puso a llorar al enterarse de que el conviviente de su hermana estaba libre. Por tal motivo, los familiares de la agredida también solicitaron garantías para sus vidas pues ellos han salido a protestar y exigir justicia desde que Julio César atentó contra la vida de Elizabeth, razón por la cual temen que Julio César pueda hacer algo contra ellos.

“Su propia madre ha dicho que está loco, por eso tememos que nos haga también algo a nosotros, a nuestros hijos”, señaló un familiar. Por otro lado, la madre del agresor declaró que su hijo consume drogas y está mal de la cabeza por lo que prefiere que permanezca encerrado en prisión.

Sólo un ajetreo
Ayer un noticiero difundió imágenes de Jaimes Salirrosas, donde con total sangre fría asegura que el ataque que hizo contra su esposa fue “sólo un ajetreo”. “Nosotros estábamos discutiendo como cualquier persona y en un momento que ella me ha querido tirar el agua, yo se la he lanzado”, dijo.

De otro lado, Zoilo Enríquez Sotelo, juez del Séptimo Juzgado Penal, declaró que él no fue quien dispuso la liberación de Julio Jaimes Salirrosas, y aclaró que sólo devolvió la solicitud de detención preventiva a la Fiscalía porque el documento no detallaba la gravedad de las quemaduras.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.