Sigue la guerra en Andahuasi

Dirigente del sindicato de trabajadores de la azucarera fue víctima de fallido atentado contra su vida, y denuncia que autoridades judiciales no quieren investigar denuncias.

Por Diario La Primera | 26 ago 2010 |    
Sigue la guerra en Andahuasi
De esta camioneta se hicieron los disparos que buscaron asesinar a Wilder Ruiz, dirigente de Andahuasi.

Más datos

PARALIZACIÓN

Para denunciar públicamente estos hechos y dar a conocer que la población de Andahuasi tiene actualmente la administración judicial de la azucarera, Ruiz Loayza adelantó que el próximo domingo 12 de setiembre iniciarán una paralización de 72 horas, para pedir también a las autoridades policiales y judiciales tomar cartas en el asunto y cumplir con sus obligaciones.

Continúa impune la guerra para arrebatarle la administración judicial al sindicato de trabajadores de la Azucarera Andahuasi. Esta vez el dirigente Wilder Ruiz Loayza narró a LA PRIMERA que fue víctima de un fallido atentado contra su vida, en el que también se puso en peligro la integridad de su esposa Rocío Vega y de Luis Yupton, quien los acompañaba cuando ocurrió el ataque.

El atentado se perpetró el pasado 29 de julio, cuando Wilder Ruiz y sus dos acompañantes se desplazaban por la carretera Huaura Sayán, a bordo de una camioneta marca Toyota de placa de rodaje PQZ-697, por el kilómetro 25 en el sector conocido como las Tres Marías, según consta en la denuncia policial que se formuló tras el ataque, y recibieron varios disparos que provenían de la camioneta ploma marca Toyota de placa OD-1853, que según Ruiz Loayza sería propiedad de la empresa de seguridad Tanks Perú.Tras el ataque inicial, que se dio a las cinco de la tarde, unos kilómetros más adelante en la misma carretera, llegando a la zona de Andahuasi, con dirección a Huacho, otro vehículo de placa PGN-267 los esperaba y al alcanzarlos giró en U para darles luego el alcance, y unos metros más adelante desaparece. Pero tras esta unidad aparece una nueva, con placa OD-1925 que los acompaña por varios cientos de metros y cuando deciden acelerar para dejarlo atrás, los ocupantes de esta última unidad empiezan a dispararle. El ataque detallado por Ruiz Loayza, y reportado a la comisaría de Sayán, podría haber quedado como un hecho delincuencia más, si es que no fuera por la serie de factores sospechosos que se dieron luego, y que hacen creer al dirigente del sindicato de la azucarera Andahuasi que hay poderosos intereses detrás de la intención de acallarlo.

En diálogo con LA PRIMERA Wilder Ruiz acusó de forma directa a Eduardo Núñez Cámara y Carlos Rovas Urtiaga de ser los autores intelectuales del fallido atentado, así como a la corporación Wong, parte de la empresa Río Pativilca de la azucarera Paramonga.

“Yo reconocí la placa de los vehículos y las anoté cuando ocurrió el atentado. Estas camionetas, en particular la de placa OD-1853, es propiedad de la empresa Tanks Security que le brinda servicios a la corporación Wong en esta zona”, relató.

También aseguró que este no es el único atentado del que han sido víctimas tanto él como los demás integrantes y empleados de la azucarera Andahuasi. “Hace poco contratamos un tráiler para que transporte los sacos de azúcar que estamos produciendo, y los lleve a la capital, pero cuando estaba en la carretera Huaura Sayán apareció la misma camioneta OD-1853 y baleó al conductor, por lo que éste perdió el control, pero la camioneta también y terminó volteada en la carretera”.

Corrupción y negociados
Tras las denuncias policiales, Ruiz Loayza asegura que espera que la Fiscalía de Huacho, que tiene jurisdicción sobre la zona de Sayán, iniciará una investigación con los datos proporcionados por la Policía, sin embargo en vez de indagar el origen de los vehículos usados para el atentado, verificar los orificios de los proyectiles, o interrogar a los sospechosos y denunciados por quienes recibieron el ataque, decidieron archivar la denuncia. “Las autoridades no hacen nada. Estamos convencidos, por eso los acuso de forma directa a Núñez, Rivas y el grupo de Wong, ellos son los autores del ataque, pero la Fiscalía prefiere no hacer nada, archiva el caso. No nos cabe duda que están comprados también”, relató.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.