Sentencia contradictoria

Jueces liberaron a Liliana Castro por falta de pruebas fehacientes, pero condenaron a 30 años de prisión a Eva Bracamonte bajo las mismas circunstancias. Ahora Suprema verá el caso. Padre de Eva criticó duramente a Ariel, afirmando que “ahora estará feliz”.

Por Diario La Primera | 16 octubre 2012 |  2.9k 
Sentencia contradictoria
Con los mismos argumentos con que absolvieron a Liliana Castro condenaron a Eva Bracamonte.

Más datos

SETENCIA

Los jueces superiores decidieron no leer los considerandos de la sentencia para Eva Bracamonte, teniendo en cuenta su estado de salud, a lo cual su abogado y la misma procesada estuvieron de acuerdo y recibieron la sentencia por escrito.
2974  

Sin pruebas contundentes y basados en supuestos y declaraciones de una mujer inexistente desde Colombia, el Poder Judicial condenó a treinta años de prisión a Eva Bracamonte por la muerte de su madre, la empresaria Miriam Fefer, pero absolvió bajo los mismos fundamentos a Liliana Castro, actuando de manera injusta y contradictoria, dejando ahora la responsabilidad a la Corte Suprema de hacer justicia. Lo ilógico de la sentencia para ambas procesadas es que si se absolvió a Liliana Castro por no existir “elementos probatorios fehacientes” que la vinculen con el crimen y con el asesino confeso Alejandro Trujillo, del mismo modo tampoco existen pruebas que culpen a la hija mayor de la empresaria.

A lo largo de los siete meses que duró el juicio oral, la defensa de Eva y Liliana demostró que estas no tenían vinculación alguna con el asesino confeso Alejandro Trujillo, no existían pruebas fehacientes de haber actuado por lucro, de haber pagado por el asesinato o de haberse comunicado con el criminal.

Si los jueces imparten justicia de acuerdo a lo actuado por el Ministerio Público y este a su vez consideró que ambas planearon el crimen, surgen algunas preguntas: ¿Cómo es que la Sala libera a una y condena a otra?, A los 18 años, sin antecedentes y con solvencia económica ¿puede una joven planear un crimen por lucro y contratar a un asesino?, ¿dónde, cuánto y cómo se hizo el pago por el crimen?, ¿solo por bajar al primer piso de su vivienda la noche del crimen, puede ser acusada de abrir los seguros para permitir el ingreso del asesino?

Al respecto, el abogado penalista Julio Rodríguez consideró que la Sala debió absolver a ambas, al no quedar esclarecido el móvil del parricidio.

“Si corto el nexo establecido entre Eva y Liliana, evidentemente también Eva debería salir libre porque no existe sustento alguno para establecer dónde estaría el móvil que ella tendría para haber matado a su madre”, expresó.

Asimismo, indicó que se ha establecido de manera débil que Eva Bracamonte mandó asesinar a su madre con la finalidad de mantener el patrimonio que ya le había dejado su abuelo.

Respecto a la absolución de Castro Manarelli, la Sala encontró acreditada la existencia de una relación sentimental entre ambas acusadas y que Liliana obtuvo un beneficio económico, pero no obra un elemento probatorio fehaciente que pruebe la participación de Liliana Castro en la perpetración del crimen. Además indicaron, en la sentencia, que la relación entre ambas como único indicio no constituye un elemento de prueba capaz de desvirtuar la presunción de inocencia que la ampara.

RECURSO DE NULIDAD
La audiencia empezó a la 1 y 15 de la tarde y concluyó hora y media después con la absolución de los cargos a Liliana Castro y la condena a 30 y 35 años de prisión para Eva Bracamonte y Alejandro Trujillo Ospina, respectivamente. Al término de la diligencia judicial, Eva afirmó ante la Sala que presentaba el recurso de nulidad, por lo que la Corte Suprema deberá ver el caso.

Su abogado, Luis Lamas Puccio, afirmó que esperarán conocer el íntegro de la sentencia para poder fundamentar su petición de libertad ante la instancia superior. Señaló que la Sala partía de la premisa que su patrocinada se benefició con la muerte de su madre, pero no se encontró nexo con Trujillo Ospina. “Habría que ver cuáles han sido los razonamientos en la sentencia y cómo los indicios se convierten en pruebas, ya que los mismos fundamentos para liberar a Liliana no se usaron para liberar a Eva”, afirmó Lamas Puccio.

ARIEL ESTARÁ FELIZ
Marco Antonio Bracamonte, padre de los hermanos Eva y Ariel Bracamonte Fefer, presenció la lectura de sentencia y a la salida se mostró dolido por la condena a su hija, pero saludó a los familiares de Liliana Castro por su liberación. A su salida del penal de Lurigancho volvió a criticar la actitud de su hijo menor y esperó que cambie de actitud. “Solo me queda decirle que espero que esto lo haga feliz. Es muy penosa esta actitud de él (Ariel), pero espero que cambie porque no se puede estar alegre con la desgracia de su hermana y peor si se tiene tantas dudas de su culpabilidad”, afirmó. Respecto a la absolución de Liliana Castro, saludó su liberación y consideró que es un cincuenta por ciento de lo que esperaban, por lo que solo faltaba la liberación de su hija en la Corte Suprema. “La absolución de Liliana va a ser un buen soporte para sustentar la libertad de Eva Lorena”, sentenció Marco Antonio Bracamonte.

LIBRE PERO TRISTE
Si bien Liliana Castro fue absuelta en el proceso por el asesinato de la empresaria Myriam Fefer, su hermana gemela Tatiana Castro afirmó que “no me siento feliz” sino “desesperadamente molesta”.

“Eva es inocente y merece tanta libertad como mi hermana (Liliana Castro). Vamos a luchar y vamos a ir hasta el final para que ella obtenga su tan merecida libertad. No tiene un móvil, no tienen una prueba en contra de ella. Es muy extraño el proceder de esa Sala”, manifestó minutos después de conocer la sentencia. En tanto Ariel Bracamonte dijo “sentirse en paz conmigo mismo” y remarcó que la Sala actuó con total transparencia al impartir justicia luego de varios años de investigación.


Alejandro Arteaga
Redacción
Referencia
Propia

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario