Se suicida por ser gordita

El sobrepeso y las constantes burlas de sus amigos influyeron para que la escolar Francesca María Coronado Damián (16) tomara la dramática decisión de quitarse la vida bebiendo gaseosa con un potente raticida.

Por Diario La Primera | 30 oct 2009 |    
Francesca era víctima de crueles burlas que le hacían sus amigos ya que sufría de sobrepeso. Ella, con su metro y 59 centímetros de estatura, pesaba 80 kilos. En su barrio y colegio de Villamaría del Triunfo sus amigos la llamaban “La gordita” además de otros adjetivos, sin pensar que eso dañaba su autoestima, haciéndola caer en un estado de depresión.

La tarde del miércoles, la adolescente llegó –supuestamente- tranquila a su casa, pero minutos más tarde se encerró en su habitación con una botella de gaseosa y un raticida. La madre de la joven encontró el cuerpo sin vida de su menor hija sobre el suelo.

Antes de tomar la fatal decisión, Francesca Coronado Damián dejo una carta en la cual pedía disculpas y detallaba los motivos que la llevaron a tomar esa drástica decisión. En ella contaba que estaba cansada de ser víctima de crueles burlas por ser “gordita” y que eso la tenía con la autoestima por los suelos.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.