Revuelta en Oyón

Un numeroso grupo de enardecidos pobladores de la provincia limeña de Oyón, que exige la destitución de su alcalde, Manuel Delgado Altez, incendió un patrullero en la madrugada de ayer y se enfrentó contra un contingente policial que resguardaba al burgomaestre, cuando éste pretendía ingresar al local municipal, a pesar de que la población había clausurado la puerta de acceso.

Por Diario La Primera | 03 oct 2008 |    
Revuelta en Oyón
(1) Población se enfrentó a la Policía. Piden que alcalde se vaya y lo obligan a firmar renuncia. (2) Chui junto a alcalde Delgado.
Población exige renuncia de alcalde aprista a quien acusan de malos manejos. Incendiaron patrullero y tomaron de rehenes a policías.

Más datos

DETALLE

La máxima representante del Ministerio Público puntualizó que un grupo de fiscales investigan los actos de violencia protagonizados por los enardecidos pobladores que ayer cercaron el municipio de la provincia limeña de Oyón, encadenándose para exigir la inmediata renuncia del alcalde acusándolo de manos manejos económicos y el incumplimiento de sus promesas electorales.

Los pobladores responsabilizan a Delgado de malos manejos en las cuentas del municipio provincial y además señalan que no ha ejecutado ninguna obra por el bien de Oyón, por lo que exigen que renuncie a su cargo. El caso se remonta varios meses atrás, según detalló el presidente regional de Lima, Nelson Chui, quien señaló que la población ya había tomado antes el local del municipio y que en aquella ocasión los regidores de Oyón se reunieron y vacaron a Delgado.

Sin embargo, dijo que el Jurado Nacional de Elecciones decidió que la vacancia no se justificaba, “y repuso al burgomaestre, contraviniendo a la población”.

Exigen su renuncia
Delgado (elegido alcalde como candidato del partido aprista) señaló haber sido secuestrado por la población, pues precisó que lo mantenían al interior del local municipal. Durante la mañana de ayer relató a una radioemisora local que la ausencia de policías le hacía temer que “ocurra una desgracia”. “Me quieren hacer firmar un acta donde acepto renunciar al cargo de alcalde. Eso es ilegal, pero lo tengo que hacer para calmar a la población, porque en estas condiciones yo no puedo hacer nada”, precisó.

Ante denuncias de la población sobre el abandono de las obras en la provincia y el incumplimiento de las ofertas hechas a pesar de contar con el dinero para ello, Delgado sostuvo que está “llano a cualquier control que me hagan de donde venga”.

“Todo esto ha sido promocionado por un grupo de ciudadanos que quiere manejar la municipalidad provincial de todas maneras”, afirmó.

Heridos y contusos
Agentes de la comisaría de Oyón revelaron que los policías que se encontraban a bordo del patrullero que luego la población incendió, acompañaban al alcalde Delgado en calidad de resguardo “y no como simpatizantes del burgomaestre como señalan algunas versiones”.

La fuente policial señaló además que durante el enfrentamiento con los moradores, varios agentes habrían resultado con heridas y contusiones leves. Descartaron además que algún poblador haya salido lesionado en el enfrentamiento.

El general Javier Uribe, jefe de la VII Dirección Territorial Policial (Dirtepol), detalló que el enfrentamiento de la población contra el alcalde es un problema que ya tiene tiempo sin solución, por lo que el coronel jefe de la división de Huacho (jurisdicción policial a la que pertenece Oyón) viajó a la zona desde el domingo para tratar de conciliar con los pobladores opositores a la gestión de Delgado.

Uribe también precisó que se hizo una convocatoria a las autoridades para llegar a un acuerdo. “Ha participado el Ministerio Público, el gobernador, el párroco y han formando una comisión de negociación. Han conversado tratando un entendimiento; sin embargo, han transcurrido dos días y no hay un desestimiento de la actitud”, agregó.

Policías como rehenes
Un agente policial que no se identificó relató a la radioemisora que varios de sus compañeros (aproximadamente diez) fueron retenidos como rehenes en el local municipal y posteriormente liberados. Dijo asimismo que la población intentó tomar el local de la comisaría en varias oportunidades.

El presidente de la región Lima, Nelson Chui, relató también que una delegación policial partió rumbo a Oyón, desde la base en Huacho, para evitar que se produzcan más hechos de violencia, y tratar de calmar la crisis que se vive en la provincia.

La Fiscal de la Nación, Gladys Echaís, se refirió a los violentos hechos protagonizados por pobladores que incendiaron un patrullero y se enfrentaron a pedradas con las fuerzas del orden exigiendo la renuncia del alcalde aprista de Oyón, señalando que no es posible tomar la justicia por sus propias manos “pretendiendo lograr algún resultado a través de la violencia”.

Omar Olivares
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.