Profesora tiene dos meses desaparecida

A la penosa búsqueda por parte de los familiares de Ciro Castillo en el valle del Colca, ahora los familiares de una profesora realizan la misma tarea con la esperanza de encontrarla, a pesar de los dos meses que lleva desaparecida, en la sierra de Lima, con la sospecha que fue asesinada.

| 27 julio 2011 12:07 AM | Policial | 1.5k Lecturas
Profesora tiene dos meses desaparecida
Las labores de búsqueda se reanudaron en la zona.
Rescatistas han buscado más de seis kilómetros a la redonda y no encuentran ni una prenda de educadora. Familia sospecha de chofer de taxi que la llevó.
1551

Loida Vivas Salazar (50) viajó al pueblo de Llapay, Yauyos (Lima) el pasado 27 de mayo para llevar medicinas para su madre que sufre del mal de Parkinson. Llegó al pueblo cerca de la medianoche luego de abordar un taxi de la empresa Taboada Express, conducido por Alex Chaparro Huamaní, según el testimonio de éste, y nunca más se le volvió a ver.

El conductor dijo que sufrieron un accidente cuando llegaban al distrito de Carania y cayeron al río, sin embargo él logró salir. Al revisar el auto la policía comprobó que no tenía abolladuras.

El esposo de Loida Vivas, David Cárdenas Arauco, contó a LA PRIMERA que el chofer salió del vehículo después de caer al río y se fue a la casa de su enamorada, se cambió de ropa y en la mañana avisó a la Policía para sacar la camioneta del río.

Actualmente el esposo e hijo de Loida buscan por la zona junto a la Policía, un equipo de Salvataje y canes adiestrados. Hasta ahora llevan peinando una extensión de más de seis kilómetros y no han encontrado nada.

La familia de la educadora afirma que el chofer sigue su vida con total normalidad mientras que la Fiscalía de Yauyos a cargo del fiscal Gregorio Gutiérrez no se ha pronunciado.

Alumnos piden apoyo
Los pequeños alumnos de Loida en el colegio Señor de los Milagros, piden con lágrimas en los ojos que no dejen de buscarla y que si es posible lleven más policías para encontrarla.

Los vecinos de la profesora han hecho vigilias para demandar a las autoridades que se esfuercen por encontrarla. “No citan a nadie en la Fiscalía y la Policía tampoco investiga. No es posible que el chofer siga como si nada. El auto no tiene rastros de golpes o abolladuras y es muy sospechoso”, afirmó su esposo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD