Policías torturadores aún gozan de libertad

Pese haberse comprobado que los policías de la comisaría de San Borja torturaron hasta causar la muerte del joven Gerson Falla en abril de este año, la justicia no decide su suerte y los familiares de la víctima temen que sean sentenciados con penas benignas o peor aún, que fuguen del país.

| 19 noviembre 2011 12:11 AM | Policial | 1.7k Lecturas
Policías torturadores aún gozan de libertad
Familiares de Gerson Falla exigen una sentencia ejemplar.
Padre de Gerson Falla denunció que agentes que mataron a golpes a su hijo en la comisaría de San Borja no son sentenciados a pesar de pruebas en su contra.
1746

“Nosotros hemos descubierto la verdad, a mi hijo lo torturaron policías hasta matarlo dentro de una comisaría y ahora solo pedimos que la jueza dicte sentencia”, afirmó el señor José Antonio Falla, padre de Gerson.

El 23 de setiembre el Ministerio Público formuló denuncia contra los ocho policías involucrados, cuatro de ellos por tortura agravada y al resto por abuso de autoridad. A partir de esa fecha el caso es investigado por el Primer Juzgado Supraprovincial de Lima que despacha la jueza Jeanet Yucra pero no dicta sentencia y los policías siguen libres.

El 28 de octubre la Defensoría del Pueblo solicitó información al juzgado sobre la ausencia de sentencia a los policías investigados pero, a través del secretario judicial, se disculparon afirmando que la excesiva carga procesal retarda la sentencia a los efectivos.

Los principales acusados son los suboficiales Alfredo Huamán Álvarez, Leopoldo Aguilar Camacho, Christian Sánchez Méndez y Julio Obeso Milla, quienes son sindicados como responsables directos del asesinato de Falla y están denunciados por el delito de tortura agravada.

El padre de Gerson afirmó que en las diligencias efectuadas, el efectivo Leopoldo Aguilar aceptó que le propinó un golpe con su vara, mientras que el agente Ponce Valdeavellano señaló a sus colegas Huamán Álvarez y Aguilar Camacho como quienes agredieron a su hijo cuando era trasladado de la panadería hasta la comisaría de San Borja.

“Yo le dije a Leopoldo Aguilar que deje de golpear al detenido porque ya se estaba sobrepasando”, afirmó Valdeavellano en su declaración ante el juez.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD