Paramilitares siembran el terror en Andahuasi

En el valle del Huaura, distrito de Sayán, cerca de 400 delincuentes armados acosan a los trabajadores accionistas de la empresa agrícola Andahuasi desde hace más de cuatro meses y tienen la orden de impedir el tránsito de vehículos de la azucarera hacia la capital.

| 24 setiembre 2009 12:09 AM | Policial | 2.9k Lecturas
Paramilitares siembran el terror en Andahuasi
Los hermanos Obregón, denunciados.
Ataques contra trabajadores accionistas de la azucarera Andahuasi no cesan, ante la desidia de la Policía Nacional y las autoridades.

Más datos

LOS WONG

Esta situación evidencia que la zona es controlada por el grupo que maneja Wong y Núñez, los mismos que impiden que los trabajadores de la zona puedan llevar caña a la empresa, sin embargo esta caña, desde hace 3 meses, es quemada y trasladada en los camiones de AIPSA con dirección a Paramonga.
2985

Según los trabajadores, los delincuentes han sido contratados por el grupo Wong, que adquirió irregularmente 50 millones de acciones de la azucarera, y el bloqueo al azúcar tiene la finalidad de impedir que el producto sea comercializado en Lima, para provocar el quiebre financiero de la administración actual.

Para llegar al sector Quípico hay que ir por la Panamericana Norte e ingresar por el desvío hacia Sayán. Desde ahí, hay que avanzar unos 18 kilómetros antes del sector de Humaya. De ese punto se puede ver la producción de caña de azúcar del valle, que tiene una área sembrada de 1941.346 de HA. Hay otras 432.74 HA, destinadas a la siembra de palta.

Uno de los objetivos de los paramilitares que asolan la zona sería impedir que gente ajena a los interese de quienes los habrían contratado ingresen a El Triunfo, anexo donde se encuentra el centro de operaciones de los Wong y que habrían ocupado el local de un centro de educación inicial del Estado para usarlo como centro de operaciones. El virtual estado de sitio también se vive en el sector Casuarinas, pues al ingreso de la comunidad se han apostado 30 personas armadas, que impiden adentrarse a los foráneos.

Armas del terrorismo
Una de las más graves acciones que se estarían cometiendo en la lucha por tomar el control de la azucarera Andahuasi sería la compra de armas a la agrupación terrorista Sendero Luminoso, indicaron fuentes policiales. Uno de los allegados al grupo de los Wong refirió que Eduardo Núñez Cámara, ejecutivo al servicio del grupo, adquirió cuatro armas de guerra tipo FAL (Fusil Automático Ligero) pagando por cada una la suma de 500 dólares. El armamento se encontraba en posesión de dos ex sentenciados por terrorismo, acusados de pertenecer a Sendero Luminoso, que hoy trabajarían bajo el mando de Núñez.

Se trata, dijeron los informantes, de los hermanos Carlos y Enrique Obregón Robles, de 36 y 48 años de edad. Carlos fue detenido el año 1992 por haber pertenecido al Comité de Apoyo Zonal Norte, órgano de Sendero Luminoso, y acusado de participar directamente en la emboscada de una patrulla policial en el sector de Loreto-Humaya, donde fueron ultimados 5 efectivos de la policía y 7 civiles.

Enrique Obregón, según la policía, fue detenido en 1993 por el delito de traición a la patria, incautándosele material explosivo, 2 fusiles AKM, 2 escopetas de repetición y armas de largo alcance, asimismo se le acusó de ser mando militar de Sendero Luminoso, en la zona de Chambara – Humaya y haber aniquilado a 6 personas.

Parte de un crimen
Un informe de la policía da cuenta que el 7 de agosto, a horas 01:30, en la zona de la pista nueva, el personal armado establecido en Quípico hizo uso de las armas disparando contra tres tractores de la azucarera Pomalca, pues supusieron que pertenecían a la azucarera Andahuasi. Fueron detenidos por un patrullero de control de carreteras en el peaje de Huacho y conducidos luego a la Divincri, de donde salieron en libertad a las pocas horas.

Además, el 20 de agosto pasado un grupo de ingenieros de la planta de Andahuasi llegó al valle Santa Rosa para verificar que en Pama Bonita el grupo Wong había quemado 4 hectáreas de caña de azúcar. Cuando se retiraban fueron sorprendidos por la llegada de una camioneta de color blanco, propiedad de Núñez y Wong, desde donde les dispararon, hiriendo a Segundo Saldaña Ruiz (aún grave en una clínica de Lima) y a Paul Regalado Escobar. En medio de la balacera dispararon también contra Julián Chacón, ocasionándole la muerte, con las armas adquiridas de la agrupación terrorista.

El accionar de amedrentamiento y represión contra la población del lugar, por parte de los paramilitares presuntamente financiados por el grupo Wong, no termina ahí, ya que en la zona conocida como Loreto, a la altura del kilómetro 21 de la carretera a Sayán, también se detectó la presencia de dos vigías. Adentrándose unos 800 metros, hacia el cementerio de Humaya, se puede observar que los hombres armados instalaron una tranquera, la misma que impide el ingreso a vehículos de la policía o de alguna autoridad.

El accionar de los sicarios hace suponer que tienen entrenamiento militar, ya que se desplazan en cuadrillas y constantemente realizan rondas de vigilancia.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD