Para no olvidar a Tamara…

Aunque la consigna era pedir paz, la indignación no podía estar al margen en el sentimiento de todos los chimbotanos, que ayer llenaron las calles de la ciudad pesquera para rendir homenaje a la pequeña Tamara Soto, pidiendo como castigo a los criminales no sólo la cadena perpetua sino la pena de muerte. Emociones encontradas marcaron la multitudinaria jornada.

Por Diario La Primera | 17 marzo 2009 |  659 
Los pedidos de paz no contuvieron las exigencias de una pena radical para los asesinos.
Cientos llenaron calles de Chimbote, en marcha de rechazo al espeluznante crimen de la niña de 8 años.

Más datos

TRASLADO

Los criminales fueron trasladados ayer al penal Cambio Puente de la ciudad de Chimbote, capital de la provincia ancashina del Santa. Se espera que la condena sea cadena perpetua. La seguridad fue extrema pues hay lógica furia en todo el pueblo chimbotano.
659  

Cientos se dieron cita en la Plaza de Armas de Chimbote para participar en la “Marcha por la vida y por la paz”, convocada por el obispo de esta ciudad, monseñor Ángel Simón Piorno. “El Obispado convocó a los pobladores, autoridades, instituciones públicas y privadas y a todos los fieles de las comunidades parroquiales a sumarse a esta iniciativa que busca rechazar la violencia y agresión contra el don más preciado de Dios: la vida”, señaló el religioso.

Leslie Caballero (18), prima de la menor; y su enamorado, Max Alexander Egúsquiza (18), reconocieron haber secuestrado a Tamara para pedir un rescate. Durante la reconstrucción, se comprobó que la joven dopó a la niña y Max la amarró a una silla y la estranguló con un cable.

La marcha buscaba además llamar la atención a la sociedad civil y ciudadanos de la urgente necesidad de trabajar por la formación integral de los niños, adolescentes y jóvenes.

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario