Obrero muere por derrumbe

Iván Chiroque Cruz (37) falleció ayer a consecuencia del derrumbe que se produjo en la construcción de un baño subterráneo en la zona del emporio de Gamarra. Las causas del accidente aún no se definen, pero se estima según la versión de Guillermo De Vivanco, presidente del Consorcio Inversiones que ejecuta este proyecto que ocurrió porque el submuro que debió ser encofrado ayer, presionó por sobrepeso y cedió, atrapando al obrero que perdió la vida, y a otros tres trabajadores más que fueron rescatados con vida.

Por Diario La Primera | 21 jul 2010 |    
Obrero muere por derrumbe
Otro muerto en La Victoria, esta vez el alcalde no dio la cara.
Presunta negligencia en Gamarra acabó con la vida de trabajador que laboraba en construcción de baños públicos.

Más datos

DETALLE

La Federación de Trabajadores en Construcción Civil (FTCCP) reiteró ayer a las autoridades su demanda para que se apruebe el proyecto de Ley que Proteja la Vida de los Trabajadores en Obra, iniciativa que fue presentada al Congreso el 2008. Indicaron también que el accidente se habría originado por irregularidades en las medidas de seguridad.

El accidente se registró en el cruce de los jirones Hipólito Unanue y Gamarra. El principal riesgo tras el derrumbe fue que los bloques de cemento dañen las tuberías del lugar e inunden el fondo de la obra, lo que finalmente ocurrió y habría sido la causa del deceso de Chiroque.

Tras la noticia del derrumbe el Instituto Nacional de Defensa Civil responsabilizó a la Municipalidad de La Victoria por el deceso, pues esta comuna impulsó la edificación que el resto de vecinos rechazaba. A la vez descartaron que el derrumbe pueda afectar a las edificaciones aledañas.

Para el dirigente de los empresarios de Gamarra Diógenes Alva la construcción, que contemplaba usar un área de 200 metros cuadrados para la edificación de baños que luego iban a ser alquilados se hizo sin permiso de los vecinos y entre “gallos y media noche”.

Alva también indicó que tras denunciar constantemente que la obra debía ser paralizada, pues ponía en peligro la vida de los usuarios de la zona, fue denunciado por exigir al municipio la paralización total de la construcción. Se supo que a diario unas 15 personas trabajaban en dicha construcción. Aún está en investigación si la obra contaba con los requisitos de seguridad, aunque se supo que sí tenía licencia. Además trascendió que LK Kitsutani, encargada de ejecutar la obra, había sido sancionada hace pocos días por irregularidades en una obra que llevaba en Gamarra.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.