No le hacen fiesta y se mata

La ola de suicidio aumenta por culpa de la depresión, sea con base justificada o no. La adolescente Ruth C.L.D., quien cumplía quince años se suicidó porque padres no contaban con condiciones económicas para hacerle su fiesta. El hecho ocurrió en el distrito de Acolla, en Jauja, donde la menor fue hallada por su padre en su habitación. Ruth se encontraba convulsionando tras haber ingerido un potente agroquímico. El padre de la menor, al encontrarse con la terrible escena, trasladó a su hija hacia el hospital Domingo Olavegoya en Jauja. Lamentablemente la quinceañera falleció en el camino.

Por Diario La Primera | 17 set 2008 |    
No le hacen fiesta y se mata
Aumenta ola de suicidios.
Quinceañera en Jauja. Y en Lima, madre intentó matarse y envenenar a sus cuatro hijos.

“Ruth se sentía avergonzada por no tener una fiesta como sus amigas, por eso tampoco asistía a clases”, declaró una de sus compañeras del colegio.

Madre asesina
Otro caso de depresión que no acabó en muerte pero sí pudo ser una tragedia aún mayor. En Lima, una humilde madre intentó matarse y además envenenó a sus hijos, en el distrito de San Martín de Porres. Doris Elizabeth Cornejo Lozano (39), quien es docente en el Colegio Fe y Alegría de Condevilla envenenó a sus niñas con un jugo de fresa que contenía raticida, para luego suicidarse.

Familiares encontraron convulsionando a la familia y rápidamente las condujeron a la clínica San Vicente, donde pudieron salvarles la vida a las tres.

Doris y sus dos menores hijas se encuentran fuera de peligro, ya que las dieron de alta, mientras que la madre sigue en observación y recibirá tratamiento psicológico.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.