Ministra Cabanillas bota a policías ebrios

La ministra del Interior, Mercedes Cabanillas, decidió sumariamente ayer la separación del capitán PNP Pedro Moisés Deza Loyaga (42) y la suboficial de tercera Dora Gil Muñoz (24), una pareja de amantes que, tras una noche de juerga, protagonizó un accidente automovilístico con un saldo de tres heridos y tres taxis dañados.

Por Diario La Primera | 25 feb 2009 |    
Ministra Cabanillas bota a policías ebrios
(1) Heridos en accidente esperan que ministra cumpla con indemnización, tras mano dura a malos policías. (2) Así quedó el vehículo de la pareja de amantes juergueros.
Capitán PNP y suboficial eran amantes. Salieron de juerga y, borrachos, provocan triple choque que dejó dos taxistas heridos.

Más datos

DETALLE

¿Y las ‘Gatas’ Fénix?

De otro lado, en una semana complicada para la nueva ministra, Mercedes Cabanillas ordenó la suspensión, sin goce de haber, de las cuatro policías del Escuadrón Fénix, que aparecieron semidesnudas en un video en Internet. No especificó la cantidad de días. “Eso no se puede permitir en una institución como la Policía y menos dentro del centro del trabajo. Si nosotros permitimos esto, estamos relajando la disciplina que tenemos que recuperar. Habrá sanción, después vendrá el pataleo”, señaló. Todo indica que esta grabación se hizo en el cuartel Fénix, en el complejo del Puente del Ejército, en el Cercado.

Cabanillas reconoció el carácter vergonzoso del incidente y el hecho que los policías estaban ebrios. “Son hechos que dañan moralmente la imagen de la Policía; se indemnizará a los afectados y para los culpables habrá una separación definitiva”, dijo Cabanillas, quien indicó que según el dosaje etílico, el capitán presentaba 1.18 g/lts. de alcohol en la sangre y la suboficial 1.01 g/lts., y a partir de 0.5 g/lts. una persona se encuentra en estado de ebriedad.

Cabanillas dijo que el caso será investigado por la Inspectoría de la PNP y por el Ministerio Público. “Han cometido faltas graves al reglamento policial. Una por ser causantes de un accidente en estado de ebriedad y otra por tener una relación extramatrimonial dentro de la institución policial”, señaló.

El automóvil de la pareja de policías embistió a tres taxis y el accidente dejó tres heridos, incluída la suboficial Dora Gil Muñoz, quien sufrió la fractura de dos costillas. Ambos agentes policiales se encontraban en estado de ebriedad en el momento del choque, tras una noche de juerga que acabó con su separación definitiva de la institución policial.

Según agentes de la comisaría de Monterrico, el capitán Deza, quien pertenece a la Unidad de Servicios de Operaciones Especiales de Vitarte, pidió permiso a las 8 de la noche del lunes para salir de urgencia. Horas después, Dora Gil salía de la comisaría de Ate, argumentando que iría a dormir a su casa. Habían quedado en encontrarse para salir a divertirse.

A las 5:40 de la mañana, el Volkswagen rojo de placa AQ-3224 que conducía Deza chocó contra tres station wagon en la cuadra 42 de la Av. Javier Prado, cerca del centro comercial Jockey Plaza. El oficial señaló que “pestañeó” y por ello embistió a los tres vehículos de placas SGI-870, SOU-813 y TQ-5523, dejando heridos a dos de los choferes, David Chávez Hidalgo y Jorge Velásquez Pichiwa. Todos acabaron en la comisaría de Monterrico, donde se hizo presente la esposa del capitán Deza, quien no se identificó, para pedirle explicaciones por su infidelidad.

Un capitán prepotente
Pese a que aún no pueden movilizarse por las fuertes lesiones sufridas en las piernas, los heridos relataron cómo el auto del policía impactó contra la fila de taxis estacionados. Según Chávez, “fue tan fuerte el impacto, que nosotros estábamos parados frente a nuestros autos y acabó por aplastarnos. Sólo queremos recuperarnos, pero el policía tiene que pagar por los daños que nos hizo. En cambio, no nos quiere hacer caso y se muestra prepotente”.

El único taxista ileso fue Óscar Hinostroza, quien señaló que el policía no pudo fugar porque su auto quedó empotrado en uno de los taxis. “Quiso reaccionar, pero nos arrastró”, contó, mientras Faustino Chávez, padre de David, reclamaba por una indemnización y porque se cumplan las palabras de la ministra Cabanillas.

Gianfranco Gonzales F.
Redacción


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.