Mayor FAP integraba comisión de inventario

Hoy se cumple un mes de la muerte del mayor de la Fuerza Aérea, Jorge Olivera Santa Cruz, dentro de una base militar, sin que hayan sido encontrados los responsables de un hecho que, todo indica, sería un asesinato y no el suicidio que los jefes de la Fuerza Aérea y la Policía afirmaron que ocurrió.

| 23 abril 2012 12:04 AM | Policial | 2.1k Lecturas
Mayor FAP integraba comisión de inventario
Esposa del mayor Jorge Olivera exige conocer la verdad.
Hoy se realizará una misa y se tiene prevista una vigilia y protesta en base militar. Esposa de difunto oficial pide investigación y protesta por silencio de la FAP.

Más datos

PERICIA

Para el antropólogo forense José Pablo Baraybar, se debería realizar pruebas complementarias para saber por qué en los resultados de la necropsia se indican “signos indirectos de asfixia y cianosis”.
2168

La idea del homicidio cobra más fuerza, tras saberse que Olivera Santa Cruz integraba una comisión de inventario en el Servicio de Mantenimiento (Seman) de la FAP y habría descubierto malos manejos dentro de la institución relacionados al contrabando de electrodomésticos.

Compañeros de armas del oficial fallecido, que prefirieron mantener su identidad en secreto, confirmaron que éste había descubierto a los cabecillas de una organización delincuencial, y que estos lo silenciaron para que no denunciara a los responsables.

Elizabeth Gonzáles, esposa del mayor, dijo a LA PRIMERA que le indigna el comportamiento de la FAP y sus directores, que no dicen nada al respecto, al igual que los policías de Homicidios, cuyos agentes le entregaron el viernes pasado la Laptop de su esposo tras revisar su contenido.

“Mi indignación es porque el comandante general de la FAP Pedro Seabra no se pronuncia. Debía acudir a la comisión del Congreso para informar sobre la muerte de mi esposo, pero dos horas antes canceló la cita. La Policía tampoco no me dice nada”, afirmó la señora Gonzáles.

Otro detalle que mencionó la viuda del oficial es que el día de los hechos, un suboficial de apellido Mori, estuvo de servicio cuando no le correspondía, indicando que hizo el cambio con su compañero. Sin embargo Mori dijo que no escuchó nada y que pudo confundir el disparo con un juego pirotécnico.

Además alegó que por su trabajo dentro de la institución, no sabe diferenciar el estruendo de un disparo de arma de fuego con el de un cohetón.

Elizabeth Gonzáles indicó que le han recomendado conseguir un detector de metales para tratar de ubicar la bala con que mataron a su esposo. El problema es que la FAP no lo tiene y la Policía tampoco. “Estamos buscando ayuda para conseguir un detector, mientras, mi hijo Mateo ya tiene cuatro meses y medio sin su papá que lo adoraba. Él no se suicidó”, subrayó.


Alejandro Arteaga
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD