Loco de la catedral ya está en Castro Castro

Gerson Urrutia Machuca, el hombre de 31 años que sembró el pánico el pasado fin de semana al entrar disparando al aire en la Catedral de Lima, fue trasladado anoche de la carceleta del Poder Judicial al penal Miguel Castro Castro, por orden judicial.

| 20 marzo 2013 12:03 AM | Policial | 1.7k Lecturas
Loco de la catedral ya está en Castro Castro
Poder Judicial determinó el traslado de Gerson Urrutia a penal, pese a que especialistas consideraron que debía estar en un hospital por su esquizofrenia.
1705

La justicia actuó así pese a las recomendaciones de diversos especialistas en derecho, que advirtieron que debido a la esquizofrenia que padece Urrutia, que ahora es conocido como “el loco de la Catedral”, debía ser trasladado a un hospital especializado en esa enfermedad y no a un penal.

Al respecto, el abogado de Urrutia, José Toledo, dijo que su patrocinado debía ser derivado al penal de San Jorge por no tener antecedentes penales. Agregó que tenía licencia para portar armas, y que el diagnóstico del examen psicopatológico determinó que presentaba trastorno esquizofrénico. También argumentó que Urrutia Machuca “estaba sin medicamentos, por esta razón tuvo un desequilibrio emocional”.

En tanto, el hermano del detenido, Andrés Urrutia, dijo que Gerson comenzó a presentar una crisis de conducta cuando tuvo un fracaso financiero, por endeudarse “en demasía con los bancos”. Además pidió a la justicia “que sea flexible” porque su hermano “es un enfermo mental que necesita atención psicológica”

HABRÍA DEJADO TRATAMIENTO
El médico psiquiatra Yuri Cutipe Cárdenas, especialista del Instituto Nacional de Salud Mental “Honorio Delgado”, afirmó que Urrutia habría abandonado el tratamiento psiquiátrico al que se sometía.

El especialista indicó que según los exámenes realizados al “loco de la Catedral”, la esquizofrenia que padece no es peligrosa, pero si abandona el tratamiento puede agravarse. “(La esquizofrenia) es una enfermedad crónica, con altas posibilidades de reagudizarse si se abandona el tratamiento”, detalló.

También sostuvo que un paciente con esquizofrenia rara vez es peligroso, y generalmente no provoca daños físicos a otras personas. “No hay que confundir a los esquizofrénicos con los psicópatas. Eso está muy lejos de la realidad, las personas con esquizofrenia pueden convivir con otras personas”, añadió el experto.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD