Lima se “colombianizó”

Los asesinatos a sangre fría en plena vía pública se han convertido en historias lastimosamente habituales en Lima. Tras el nuevo crimen que conmocionó la ciudad, de un peruano y un colombiano en Surco, la idea de que vivimos en una sociedad “colombianizada” se refuerza.

Por Diario La Primera | 25 jul 2008 |    
Asesinatos en plena calle siguen. Peruano murió junto a colombiano que estuvo preso.
Ante muerte de un colombiano y un peruano, acribillados en Surco, especialistas analizan efecto en Lima del Plan Colombia

Más datos

DETALLE

Veinte toneladas de insumos químicos, entre  ácido sulfúrico, óxido de calcio y hoja de coca seca, para elaborar PBC, decomisó la Dirandro en Ayacucho, Huánuco, Pucallpa y Lima, evitando preparar 12 toneladas de estupefacientes.

Ante tal situación, el experto en narcotráfico, Ricardo Soberón, sostiene que estas bandas utilizan el sicariato como la mejor manera para cerrar un negocio ilegal, como el narcotráfico, donde se manejan millonarias cantidades de dinero. Para el ex director general de la Policía, Eduardo Pérez Rocha, es evidente que las grandes organizaciones de narcotraficantes ingresan a competir al Perú porque aquí se produce más droga y los sembríos de coca se han incrementado luego que el Plan Colombia debilitara a los narcos en el país cafetero.

Efectos de la lucha en otro país, aunado a la débil respuesta de nuestras autoridades, como lo señala el ex jefe de la Dirincri, general Remigio Hernani, quien advirtió que si la Policía no refuerza su labor de investigación para arrinconar al crimen organizado, la violencia en el Perú alcanzaría los niveles de Brasil o México .

¿Ajuste de cuentas?
A las 9 y 20 de la noche del miércoles, en Surco, un encapuchado disparó a matar contra el colombiano Diego Jaramillo Cardona (34) y el peruano Juan Pablo Galiardi del Águila (23) cuando salían de su vivienda en la manzana 4 lote 28 en la cuadra 3 de la calle Ayabaca. El peruano fue asesinado al interior del auto Mitsubishi plateado de placa CGY-249 cuando esperaba a Jaramillo, quien perdió la vida de un certero balazo en el rostro cuando salía del inmueble. Se oyeron cinco disparos y vieron al asesino correr por el pasaje Loma de las Verónicas. Ahí lo esperaba un auto.

En el lugar, personal de Homicidios de la Dirincri hallaron un casquillo de bala calibre 9 milímetros marca Águila, de fabricación mexicana. A Jaramillo le hallaron 1,700 dólares. Pese a los asesinatos, el director general PNP, Octavio Salazar, aseguró que la Policía no viene perdiendo la guerra contra los narcotraficantes.

‘Colocho’ estuvo preso
La versión del ajuste de cuentas entre narcos tomó más fuerza. Jaramillo, ‘Colocho’, que solía usar ropa de marca y pasear a su labrador, estuvo preso por tráfico ilícito de drogas en el penal Sarita Colonia. Según el jefe de la Dirección Antidrogas (Dirandro), general Miguel Hidalgo, en el 2003 se le detuvo con 1200 cápsulas de PBC.

Al parecer sus vínculos no desaparecieron. Vecinos contaron que se reunía con jóvenes a bordo de motos en el parque De la Evangelización. Sobre Galiardi, se supo que llegó de Chanchamayo hace dos meses a residir con Jaramillo. Su padre, Eduardo, rechazó los vínculos con narcos. El joven, recibió balas en la cabeza, pecho y cuello, al querer fugar.

Gianfranco Gonzales F.
Redacción


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.